EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Juan 15, 9-17

Evangelio del día – Lectio Divina Juan 15, 9-17

Lectio Divina por María Laura Sánchez de Argentina

INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO
Ven Espíritu Santo y llena los corazones de tus fieles, que tenemos sed de Ti. Enciende nuestras vidas con el fuego de Tu amor. Derrama tus dones sobre nosotros para poder ser verdadero testimonio de tu Evangelio en todos los que nos rodean.

Del Evangelio según San Juan 15, 9-17

《Así como el Padre me ha amado a mí, también yo los he amado a ustedes. Permanezcan en mi amor. Si obedecen mis mandamientos, permanecerán en mi amor, así como yo he obedecido los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. Les he dicho esto para que tengan mi alegría y así su alegría sea completa. Y este es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros, como yo los he amado. Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos. Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando. Ya no los llamo siervos, porque el siervo no está al tanto de lo que hace su amo; los he llamado amigos, porque todo lo que a mi Padre le oí decir se lo he dado a conocer a ustedes. No me escogieron ustedes a mí, sino que yo los escogí a ustedes y los comisioné para que vayan y den fruto, un fruto que perdure. Así el Padre les dará todo lo que le pidan en mi nombre. Este es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros. 》

1- LECTURA: ¿Qué dice el texto?
La liturgia de hoy nos propone un texto que se encuentra entre los llamados “discursos de despedida”. En él, Jesús nos muestra que para ser un verdadero discípulo es necesario cumplir con 2 condiciones: “permanecer en Él” y “amarse entre los hermanos como Jesús los ha amado”.
Antes de pasar de este mundo al Padre, Jesús quiere dejar a sus discípulos la enseñanza más importante y fundamental. Nos invita a permanecer en su amor, a no perder esa vida interior, la morada que tiene en el corazón de cada uno de los que creemos en Él.
Y ese amor es tan grande que es Él mismo quien nos ha elegido, Él es quien nos amó primero, así como el Padre lo amó… no fuimos nosotros.
También Jesús nos muestra la medida de este amor sin medidas: “nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos”. Una relación de amistad libre, marcada por la gratuidad, la generosidad, la confianza mutua y el amor fraterno.

2- MEDITACIÓN: ¿Que me dice a mí?
Cuando comprendemos y profundizamos nuestra relación con Dios en el Amor, es inevitable darnos cuenta de las repercusiones que genera en nosotros mismos y en los que nos rodean. La relación que tenemos con nuestros hermanos es fiel reflejo de nuestra relación con el mismo Jesús. Este gozo, esta alegría de vivir junto a Él se desborda y desparrama como una fuente de agua que hace crecer vida a su alrededor.
El modo en que Jesús nos amó es visible en su entrega, la entrega de su vida misma por amor a nosotros. Necesitamos aprender de Él ese modo de amar. Y ¿Cómo podemos hacerlo? Permaneciendo a solas con Él, en oración con Aquel que sabemos nos ama.
– ¿Conozco personas cercanas a mí que hayan dado la vida por amor a los demás?
– ¿En qué medida estoy yo dispuesto a dar la vida por los demás?
– ¿Como vivo mi relación con mis hermanos?

3- ORACIÓN: ¿Qué le respondo a Dios?
Señor mío, te pido que me des un corazón manso y humilde, dispuesto a permanecer en Ti y en Tu amor. No permitas que me aleje de tu amistad y dame la humildad para poder ver Tu rostro en el rostro de mi hermano, mucho más a aquel que me cuesta perdonar. Te pido ser capaz de amar hasta dar la vida, así como Tú lo has hecho.

4- CONTEMPLACIÓN: ¿Cómo interiorizo la Palabra de Dios?
“No me escogieron ustedes a mí, sino que yo los escogí a ustedes y los comisioné para que vayan y den fruto, un fruto que perdure. Así el Padre les dará todo lo que pidan en mi nombre”.

5- ACCIÓN: ¿A qué me comprometo?
– En este día, Señor, me comprometo a hacer una buena acción con aquel hermano que me cuesta tratar.
– En este día te ofreceré mis actividades cotidianas para glorificarte y permanecer todo el día junto a Ti. Amén.

Sobre María Laura Sánchez Mauroyriñis

Rivsar

Padre Hector Colombia

Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 11, 5-13

Lectio Divina por el Padre Padre Héctor Fabio Ramírez y la misionera Diela Vergara de Colombia …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + 11 =

*