EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Juan 6, 16-21

Evangelio del día – Lectio Divina Juan 6, 16-21

Lectio Divina por P. Alejandor Gómez Grajales de Colombia

Invocación:

Señor, pedimos de ti una lluvia de Espíritu Santo sobre nosotros que nos empape y nos despierte del sueño del pecado. Espíritu Santo ven a renovarnos, ven a iluminarnos; Espíritu Santo, ven.
Lectura:

Evangelio: Juan 6,16-21
Al oscurecer, los discípulos de Jesús bajaron al lago, embarcaron y empezaron a atravesar hacia Cafarnaún. Era ya noche cerrada, y todavía Jesús no los había alcanzado; soplaba un viento fuerte, y el lago se iba encrespando. Habían remado unos cinco o seis kilómetros, cuando vieron a Jesús que se acercaba a la barca, caminando sobre el lago, y se asustaron. Pero Él les dijo:

– “Soy yo, no temáis”

Querían recogerlo a bordo, pero la barca tocó tierra en seguida, en el sitio a donde iban.

Palabra del Señor.

Meditación:

El texto comienza con el oscurecer, con el llegar la noche, la tiniebla. Después de la tiniebla viene la tormenta y la confusión, el miedo. Pero en medio del miedo aparece Jesús, y con Él aparece la paz, la calma, con Él se llega al destino. Pero ni el miedo, ni la oscuridad, ni la tormenta impidieron que los discípulos cruzaran el mar.
En tu vida muchas veces llegan oscuridades, tempestades, miedos, inseguridades. Este texto te invita a no temer, a no rehuir esas situaciones sino a cruzarlas como Jesús que atraviesa la Cruz para traer la Resurrección. Pero tampoco vivas tus dificultades sólo, apóyate en tus hermanos en la fe, súbete a la barca de la Iglesia, sobre todo pon tu mirada en Jesús, Él está allí, contigo, en medio de toda tormenta, de toda noche, siempre diciéndote que no tengas miedo.
Oración:

Señor Jesús, Señor Resucitado, me cuesta verte, me cuesta reconocerte presente en mi historia, es difícil ver a través de tantas oscuridades mías. Pero, Señor, confío, confío en Ti, confío en tu Resurrección, confío en tu Palabra que hoy me invita a dejar el miedo. En ti Señor dejo esta situación que estoy viviendo. Te agradezco por mis hermanos en la fe que me ayudan, te agradezco por la Iglesia en la que voy navegando.
Contemplación:

Te invito a quedarte mirando la barca en la que vas… ¿Quiénes van contigo? ¿Qué miedos guardas aún en tu corazón? ¿Hacia dónde va tu barca?
Acción:

Te propongo hoy buscar un momento para sentarte y hacer una lista de tus miedos y para escribir a qué lugar quieres llegar, hacia dónde quieres que vaya la barca de tu vida. Hecho esto te invito a enfrentar esos miedos, a no rehuirlos sino a atravesarlos poniendo la mirada en el Resucitado.

Sobre Alejandro Gómez Grajales

Rivsar

Evangelio del día – Lectio Divina Juan 3, 16-21

Lectio Divina por P. Antonio Arocha de Venezuela Buenos días, les comparto con ustedes hoy …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cinco =

*