Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divinas Lucas 11, 29-32

Evangelio del día – Lectio Divinas Lucas 11, 29-32

Lectio Divina por Ollin Malinalli Diaz desde USA

Invocación al Espíritu Santo 🕊

Espíritu Santo, ¡Espíritu generoso!
concédeme el gozo de la salvación.
Dame sabiduría y entendimiento
como le diste al Rey Salomón,
para que pueda resolver las situaciones o conflictos,
que la dinámica de la vida misma nos pueda presentar
y saber discernir entre el bien y el mal.
Amén.

Del Evangelio según San Lucas 11: 29-32

Habiéndose reunido la gente, comenzó a decir: “Esta generación es una generación malvada; pide un signo, pero no se le dará otro signo que el signo de Jonás. Porque así como Jonás fue signo para los ninivitas, así lo será el Hijo del hombre para esta generación.
La Reina del Sur se levantará en el juicio con los hombres de esta generación, y la condenará: porque ella vino del último rincón de la tierra a oír la sabiduría de Salomón, y aquí hay uno que es más sabio que Salomón; Los ninivitas se levantarán en el juicio juntamente con esta generación, y la condenarán; porque ellos se arrepintieron al oír la predicación de Jonás, sin embargo aquí hay uno más grande que Jonás”.
Palabra del Señor.

Lectura: ¿Qué dice el texto?

El Evangelio comienza hablándole a todo ser que forma parte en esta gran línea de sucesión desde la creación, es decir una generación, pero específicamente a este grupo que se reúne para saber de él, y de su Dios. Jesús poniendo al descubierto primero sus malas intenciones, al llamarlos generación malvada, porque en ellos existe la duda o el conflicto para saber distinguir, lo que está bien y lo que está mal, lo verdadero de lo falso, seguir su voluntad o hacer la propia, y nos da ejemplos de personas dentro de nuestra historia de salvación, como lo es Jonás, el pueblo de Nínive, avanzando en generación para llevarnos a la Reina del Sur, y Salomón. Y termina diciendo pero aún hoy hay uno más grande que Jonás.

Meditación: ¿Qué me dice Dios en el texto?

¿Qué relación existe entre ellos? o ¿Qué es lo que nos quiere decir Jesús?, cuando dice, “no se le dará otro signo que el signo de Jonás”, recordemos que Jonás pasó por 3 etapas desde el llamado, al arrepentimiento y terminando en la acción con entendimiento o revelación, de ahí que se da la salvación de todo un pueblo, los ninivitas, ¿Qué le dijo Dios en ese entonces a Jonás? y ¿Qué nos dice ahora? «Ven, sígueme»; «Quédate conmigo y vigila» «Ve y diles, El primero es el llamado al discipulado; el segundo, una convocatoria de acompañamiento y compañerismo; el tercero, un empuje, para salir y anunciar al mundo de guerra e injusticia el deseo de Dios por la paz y la justicia.

Si Dios quiere paz y justicia, ¿Qué nos quiere decir con “ la Reina del sur así como los ninivitas se levantarán en el juicio juntamente con esta generación, y la condenarán”? Si juicio es la facultad del alma que permite distinguir entre el bien y el mal o entre lo verdadero de lo falso, y condenar es desaprobar una conducta, acción o doctrina; aquí nos está hablando de misericordia, la misericordia de Dios para salvarnos, como lo hizo con el pueblo de Nínive, como lo reconoció y lo alabo en la reina del sur, como lo profetizó Jonás, como lo demostró la sabiduría dada por Dios a Salomón, porque para Dios no hay exclusión sino inclusión a través de la conversión de espíritu, en cuerpo y alma por la gracia de Dios para el bien de sus hijos.

Oración: ¿Qué le respondo a Dios?

Misericordia Señor, misericordia, por no atender a tu llamado al momento oportuno,
Por el celo a compartir tu Palabra con todo aquel que considero indigno y no justo, porque me muestras que no se da en singular sino en plural y que elegidos somos todos, más que uno.
Misericordia Señor para volver a ti, porque tú das abrigo a mi dolor y me provees de lo que necesito, porque tu luz abre paso a la oscuridad, esa luz que ansía mi destino.
Misericordia Señor porque ante la burla de quien no comprende, tu no dejas de estar conmigo.
Amén.

Contemplación: ¿Cómo interiorizo la Palabra de Dios?
Sin embargo aquí hay uno más grande que Jonás.

Acción: ¿A qué me comprometo con Dios?

A seguir tu llamado, a buscar lo que más me conduce al fin para el cual he sido creado. A poner mi proyecto en marcha a buscar la manera de llevarlo a cabo, ya sea siendo comunidad a la escucha como los ninivitas, u otra reconociéndote a ti en el otro como la Reina del Sur, enseñando como Salomón, o simplemente aceptando mi presente como Jonás, en cualquier lugar y con quien me encuentre, compartir y acompañar, realizar tu voluntad.

Sobre Ollin Malinalli Díaz

Rivsar

Evangelio del día – Lectio Divina Juan 14, 7-14

Lectio Divina de Carolina Rodríguez De Colombia 👼🏻 Invocamos al Espíritu Santo Ven Espíritu Santo, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 − 1 =