Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Marcos 16, 15-20

Evangelio del día – Lectio Divina Marcos 16, 15-20

Lectio Divina por Francisco Pérez de Costa Rica

Invocación al Espíritu Santo

Ven Espíritu de amor a nuestras vidas. Abre nuestro entendimiento y nuestros corazones para recibir con gozo y alegría el mensaje que tienes para nosotros en tu Palabra. Amén.

Lectura: ¿qué dice el texto?

Del Evangelio según San Marcos 16:15-20

“Y les dijo: «Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la creación. El que crea y sea bautizado, se salvará; el que no crea, se condenará. Estas son las señales que acompañarán a los que crean: en mi nombre expulsarán demonios, hablarán en lenguas nuevas,
agarrarán serpientes en sus manos y aunque beban veneno no les hará daño; impondrán las manos sobre los enfermos y se pondrán bien.»
Con esto, el Señor Jesús, después de hablarles, fue elevado al cielo y se sentó a la diestra de Dios.
Ellos salieron a predicar por todas partes, colaborando el Señor con ellos y confirmando la Palabra con las señales que la acompañaban.

Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor, Jesús.

Meditación: ¿qué me dice el texto?

Nos encontramos en el Monte de los Olivos, en el mismo lugar donde cuarenta días antes, Jesús era entregado por uno de sus discípulos y donde todos los demás le abandonaron. Pero las cosas han cambiado y ya no son los mismos apóstoles de antes, la Resurrección los ha cambiado. Y Jesús se da cuenta de esto, por eso, les da una nueva misión: predicar el evangelio a todos los hombres, suscitar la fe, transmitir la salvación mediante el bautismo: he aquí la misión de los apóstoles después de la Resurrección.

Jesús nos llama a predicar el evangelio con un ardor de caridad que nos oblige a transmitir a los demás la verdad que hemos encontrado; nos dará la fuerza para ser tanto de palabra como de obra un ferviente testimonio del evangelio.

Hoy es un día de conversión. No esperemos más, convirtámonos en esos apóstoles resucitados y pidamos esa fe y ese amor que nos convierta también a nosotros en luz y fuego en medio de la oscuridad del mundo.

Oración: ¿qué le respondo al Señor?

Señor, toma mi vida, pongo en tus manos lo que soy para que lo transformes en una ofrenda para ti. Llévame donde sea necesario que esté y pon en mi boca aquellas palabras de aliento y soporte para quien las necesite. Transforma mi vida en un modelo de misión y amor al prójimo como tú lo eres. Amén.

Contemplación: ¿cuál fue la frase que más me llamó la atención o resonó en mí?

Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la creación.

Acción: ¿a qué me comprometo?

Quiero ser un misionero en mi lugar de trabajo, de estudio, en medio de mi familia y amigos, predicando siempre con el amor de Jesús en mi vida.

Sobre Francisco Pérez

Rivsar

Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 11, 20-24

Lectio Divina por Josué Abraham Alvarez de México Invocación. Padre por ese amor que nos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − 7 =