Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Marcos 7, 14-23

Evangelio del día – Lectio Divina Marcos 7, 14-23

Lectio Divina por Jeremías Gabriel de Argentina

 

Invocación
Padre bueno envía tu Espíritu Santo para otorgarme la sabiduría y entendimiento de la lectura de hoy, ilumina mis pensamientos y haz que fluyan las palabras de mi boca. Amén.

Lectura

Marcos (7,14-23):

En aquel tiempo, llamó Jesús de nuevo a la gente y les dijo: «Escuchad y entended todos: Nada que entre de fuera puede hacer al hombre impuro; lo que sale de dentro es lo que hace impuro al hombre. El que tenga oídos para oír, que oiga.»
Cuando dejó a la gente y entró en casa, le pidieron sus discípulos que les explicara la parábola. Él les dijo: «¿Tan torpes sois también vosotros? ¿No comprendéis? Nada que entre de fuera puede hacer impuro al hombre, porque no entra en el corazón, sino en el vientre, y se echa en la letrina.»
Con esto declaraba puros todos los alimentos. Y siguió: «Lo que sale de dentro, eso sí mancha al hombre. Porque de dentro, del corazón del hombre, salen los malos propósitos, las fornicaciones, robos, homicidios, adulterios, codicias, injusticias, fraudes, desenfreno, envidia, difamación, orgullo, frivolidad. Todas esas maldades salen de dentro y hacen al hombre impuro.»

Palabra del Señor

Meditación
¿Eres humilde como los discípulos? Que a pesar de seguir a Cristo no llegaban a entender muchas de sus palabras pero bajan la cabeza y pedían que estás les fueran explicadas para poder comprenderlas.
Todos tenemos nuestras impurezas ¿Las reconoces? Pues éste evangelio nos invita a no ser necios con nosotros mismos y reconocer nuestras impurezas para ponerlas en oración y pedirle a nuestro Padre que nos vuelva puros de corazón

Oración
Padre bueno, Padre misericordioso, no nos permitas hacer oídos sordos a tu palabra, danos la compresión y sabiduría para poder reconocer nuestras impurezas, no dejes que nuestros pecados nos opriman y no nos dejen oír tu palabra. Danos el don de la humildad y así no ser necios para no ocultar de nuestra vista nuestro pecado. Y danos la valentía de poder enmendar nuestras impurezas en las acciones de cada día y nuestro pecado con la confesión. Amén.

Contemplación
•»Nada que entre de fuera puede hacer al hombre impuro; lo que sale de dentro es lo que hace impuro al hombre.»
•»Lo que sale de dentro, eso sí mancha al hombre. Porque de dentro, del corazón del hombre, salen los malos propósitos.»

Acción
En esta acción los invito a hacer una reflexión interna, cuestionarte ¿Cuáles son tus impurezas? ¿Qué es aquello que te mancha? Una vez las tengas claras, orar y pedir al Padre que te ayude a cambiar de a poco, con cada gesto o acción del día.

Sobre Jeremias Sanchez

Rivsar

Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 11, 20-24

Lectio Divina por Josué Abraham Alvarez de México Invocación. Padre por ese amor que nos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × tres =