EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Marcos 8, 1-10

Evangelio del día – Lectio Divina Marcos 8, 1-10

Lectio Divina por José Gonzalo Rodríguez de México

Buenos Días Hermanos aquí les comparto la Lectio Divina y la reflexión del evangelio espero sea de su agrado

Invocación
Oh Espíritu Santo, amor del Padre y del Hijo inspírame siempre, lo que debo pensar. Lo que debo decir, como debo decirlo. Lo que debo callar, como debo actuar. Lo que debo hacer para la gloria de Dios, bien de las almas y de la propia santificación. Espíritu Santo dame agudeza para entender, capacidad para retener, método y facultad para aprender. Sutileza para interpretar. Gracia y eficacia para hablar. Dame acierto al empezar, dirección al progresar y perfección al acabar. Amen

Evangelio según San Marcos 8,1-10.

En esos días, volvió a reunirse una gran multitud, y como no tenían qué comer, Jesús llamó a sus discípulos y les dijo:
“Me da pena esta multitud, porque hace tres días que están conmigo y no tienen qué comer.
Si los mando en ayunas a sus casas, van a desfallecer en el camino, y algunos han venido de lejos”.
Los discípulos le preguntaron: “¿Cómo se podría conseguir pan en este lugar desierto para darles de comer?”.
Él les dijo: “¿Cuántos panes tienen ustedes?”. Ellos respondieron: “Siete”.
Entonces él ordenó a la multitud que se sentara en el suelo, después tomó los siete panes, dio gracias, los partió y los fue entregando a sus discípulos para que los distribuyeran. Ellos los repartieron entre la multitud.
Tenían, además, unos cuantos pescados pequeños, y después de pronunciar la bendición sobre ellos, mandó que también los repartieran.
Comieron hasta saciarse y todavía se recogieron siete canastas con lo que había sobrado.
Eran unas cuatro mil personas. Luego Jesús los despidió.
En seguida subió a la barca con sus discípulos y fue a la región de Dalmanuta.
Palabra del Señor.

Meditación

El texto del Evangelio nos habla de que Jesús se encontraba con los apóstoles y una multitud en el desierto, Jesús al conversar con los apóstoles les comenta que Él no quisiera enviar a la multitud sin comer puesto que ya llevaban días y no habían consumido alimento alguno. Los apóstoles le hicieron una pregunta que resulta muy normal para nosotros “¿Cómo se podría conseguir pan en este lugar desierto para darles de comer? Él quería alimentarlos pero los apóstoles no sabían qué hacer, puesto que no tenían los recursos necesarios para llevar a cabo el deseo de Jesús.
Jesús sabe que los apóstoles por si mismos no pueden dar de comer a la multitud y decide hacerles una pregunta en la cual radica su enseñanza ¿Cuántos panes tienen ustedes?, Pudiera traducirse en ¿Con que cuentan ustedes? Jesús también sabe que ellos solamente tienen unos panes y peces, pero Él no quiere hacer las acciones solo, Él desea que pongamos lo que nosotros podamos, nuestro granito de arena o ese talento que poseemos, el hacer nuestro esfuerzo aunque parezca que es difícil o imposible desea que lo hagamos y confiemos en Él.
¿Cuantas veces, ante las dificultades de la vida diaria, queremos resolver los problemas por nosotros mismos y hacemos a Dios a un lado de estos?

Oración
Señor, te pido que pongas en mi corazón el deseo de buscarte en cada momento de mi vida. Que seas tú el motor de mis acciones y que siempre ponga en ti la confianza para hacer mis tareas diarias por difíciles que sean, guíame e ilumíname no permitas amado Padre que camine en mi vida sin Ti.
Amén.

Contemplación
Danos Señor la fuerza para servir y no ser servidos

Acción
Te invito a que busques dentro de ti ese granito de arena o talento el cual puedas brindar a tu comunidad, familia, amigos, Iglesia.

Sobre José Gonzálo Rodríguez

Rivsar

Jeremías Gabriel - 1

Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 17, 22-27

Lectio Divina por Jeremías Gabriel Sánchez de Argentina Invocación Oye Espíritu Santo la voz de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce + dos =

*