Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 12, 1-8

Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 12, 1-8

Lectio Divina por Leidy Johana León de Colombia

0.- Invocación

Ven Espíritu Santo tú que eres luz y sabiduría permíteme iluminar cada parte de mi mente, corazón y espíritu con tu Palabra para aplicarla a mi vida con sabiduría según la voluntad de nuestro padre celestial. Amén.

Lectura del santo Evangelio según san Mateo 12, 1-8

En aquel tiempo cruzaba Jesús un sábado por los sembrados. Y sus discípulos sintieron hambre y se pusieron a arrancar espigas y a comerlas. Al verlo los fariseos, le dijeron: «Mira, tus discípulos hacen lo que no es lícito hacer en sábado.» Pero él les dijo: «¿No habéis leído lo que hizo David cuando sintió hambre él y los que le acompañaban, cómo entró en la Casa de Dios y comieron los panes de la Presencia, que no le era lícito comer a él, ni a sus compañeros, sino sólo a los sacerdotes? ¿Tampoco habéis leído en la Ley que en día de sábado los sacerdotes, en el Templo, quebrantan el sábado sin incurrir en culpa? Pues yo os digo que hay aquí algo mayor que el Templo. Si hubieseis comprendido lo que significa Misericordia quiero y no sacrificio, no condenaríais a los que no tienen culpa. Porque el Hijo del hombre es Señor del sábado.»
Palabra del Señor.

1.- Lectura ¿Qué dice el texto?

El Evangelio del día de hoy trata de las controversias que tenía Jesús con fariseos sobre la religión en esa época, debido a costumbres que practicaban como guardar el sábado teniendo en cuenta la exclusión que se realizaba con algunos hermanos para el ingreso al templo enfocando a la misericordia e igualdad que tenían todos por ser hijos de un mismo padre con la frase “Porque el hijo del hombre es señor del sábado”.

2.- Meditación ¿Qué me dice el texto?

Jesús me invita a interiorizar de qué manera vivo que “el Hijo del hombre es Señor del sábado”. Si solamente me encargo de vivir una religiosidad o realmente estoy en una relación espiritual con Él. ¿Cómo estoy comportándome con mi hermano? ¿Realmente estoy siendo misericordioso o solo me encargo de sacrificarlo por las diferencias que existen: raciales, de preferencia de sexual, o porque no tiene un mismo pensamiento y proceder igual al mío? Jesús sigue recordándome que existe algo más grande que todos nosotros y Él solo quiere misericordia y amor para cada uno estando presente en cuerpo y sangre en la santa Eucaristía para alimentar nuestro espíritu. Esa fue su más grande prueba y ejemplo de sacrificio y misericordia para el mundo.

3.- Oración: ¿Qué le respondo a Dios a partir del texto?

Permíteme señor Jesús seguir tus pasos dando misericordia y amor a mis hermanos sin condenarlos para así no vivir una religiosidad sino una vida espiritual contigo. Amén.

4.- Contemplación: ¿Cómo interiorizo el texto?

“Si hubieseis comprendido lo que significa Misericordia quiero y no sacrificio, no condenaríais a los que no tienen culpa.”

Esta frase me invita a interiorizar la misericordia que tengo con mis hermanos brindando amor, perdón y apoyando al que lo necesita sin juzgar sus actitudes y manera de pensar.

5.- Acción: ¿Cómo lo aplico en mi vida?

Aceptando a mí hermano con las diferencias que tiene; amando y perdonando su comportamiento tratando de hacer la Voluntad de Dios y lo que Jesucristo me dice por medio de este Evangelio.

Sobre Leidy León Gonzalez

Rivsar

Lectio Divina del día – Whatsapp Mateo 9, 35 – 10,1.5-8

Lectio Divina por Laura Rivera de Argentina 0.- Invocamos al Espíritu Santo de Dios Ven, Espíritu …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × cinco =

× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí

Para mas información, comunícate con nosotros al

teléfono y/o whatsapp: +1 786.620.1056 o escríbenos a emailme@fundacionpane.org