EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 15, 21-28

Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 15, 21-28

Lectio Divina por José Gonzálo Rodríguez de México

Invocación
Oh Espíritu Santo, amor del Padre y de Hijo inspírame siempre, lo que debo pensar, lo que debo decir, como debo decirlo. Lo que debo callar, como debo actuar. Lo que debo de hacer para la gloria de Dios, bien de las almas y mi propia satisfacción. Espíritu Santo, dame agudeza para entender, capacidad para retener, método y facultad para aprender. Sutileza para interpretar. Gracia y eficacia para hablar. Dame acierto al empezar, dirección al progresar y perfección al acabar. Amen
Lectura del santo Evangelio según san Mateo (15,21-28):
En aquel tiempo, Jesús se marchó y se retiró al país de Tiro y Sidón. Entonces una mujer cananea, saliendo de uno de aquellos lugares, se puso a gritarle: «Ten compasión de mí, Señor, Hijo de David. Mi hija tiene un demonio muy malo.»
Él no le respondió nada. Entonces los discípulos se le acercaron a decirle: «Atiéndela, que viene detrás gritando.»
Él les contestó: «Sólo me han enviado a las ovejas descarriadas de Israel.»
Ella los alcanzó y se postró ante él, y le pidió: «Señor, socórreme.»
Él le contestó: «No está bien echar a los perros el pan de los hijos.»
Pero ella repuso: «Tienes razón, Señor; pero también los perros se comen las migajas que caen de la mesa de los amos.»
Jesús le respondió: «Mujer, qué grande es tu fe: que se cumpla lo que deseas.» En aquel momento quedó curada su hija.

Palabra del Señor.
Lectura (¿Qué dice el texto?)
El texto nos habla como una mujer extranjera va en busca de Jesús puesto que se encontraba en problemas (su hija tenía un demonio), ante esto ella aun con la negativa de Jesús de ponerle atención decide insistir con Fe para convencerle y que cumpla el deseo tan anhelado.
Meditación (¿Qué nos dice Dios en el texto?)
En ocasiones realizamos nuestras oraciones buscando que Dios nos responda como tal persona que trabaja para nosotros cumple un mandato. Al no conseguir éxito en las cosas que pedimos, nos alejamos de Dios. Cuando Dios espera que nosotros seamos humildes y que le busquemos pura, desinteresadamente, insistentemente y con Fe para que nuestra relación con Él sea estrecha como de Padre a hijo.
En este texto bíblico podemos resaltar a la mujer que busca a Jesús, a sabiendas que por el hecho de ser mujer y ser extranjera sería rechazada insiste para llegar con Él. Jesús tiene la humildad para escucharle y al darse cuenta de la Fe tan grande que tiene la mujer decide cumplirle su deseo.
Oración (¿Qué le decimos a Dios?)
Señor ayúdanos a ser buenos hijos tuyos, danos la fe para seguir adelante en esta vida. Danos señor el deseo de buscarte incansablemente, así como la mujer extranjera te buscó aun sintiéndose indigna; buscando tu misericordioso corazón para cumplir su tan puro y anhelado deseo de la salud de su hija. Permítenos señor siempre buscarte sin dejar que nada se interponga en el camino hacia ti.
Te lo pedimos Señor!
Contemplación (¿Cómo interiorizamos la palabra de Dios?)
Señor danos un corazón lleno de Fe
Acción (¿A qué me comprometo con Dios?)
De hoy en adelante me comprometo Señor a buscarte en todos mis semejantes, así como en toda creación perfecta que has hecho.

Sobre Cristonaut@s FRP

Rivsar

Padre Hector Colombia

Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 11, 5-13

Lectio Divina por el Padre Padre Héctor Fabio Ramírez y la misionera Diela Vergara de Colombia …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × dos =

*