EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Inicio / Lectio Divina Dominical / Lectio Divina Dominical I de Adviento Ciclo B
Marcos 13, 33-37 - 3

Lectio Divina Dominical I de Adviento Ciclo B

«Que, al llegar de repente, no los sorprenda dormidos»

Hno. Ricardo Grzona, frp

Para descargar gratuitamente los documentos y/o audio o mp3, click en “E-BOOK PDF” y/o “AUDIO MP3” o en Download

PRIMERA LECTURA: Isaías 63,16b; 64,2b-7
SALMO RESPONSORIAL: Salmo 79
SEGUNDA LECTURA: 1 Corintios 1, 3-9

Invocación al Espíritu Santo:

Ven Espíritu Santo,
Ven a nuestra vida, a nuestros corazones, a nuestras conciencias.
Mueve nuestra inteligencia y nuestra voluntad para entender lo que el Padre quiere decirnos a través de su Hijo Jesús, el Cristo.
Que tu Palabra llegue a toda nuestra vida y se haga vida en nosotros.

Amén

TEXTO BÍBLICO: Marcos 13, 33-37

 13,33: ¡Estén atentos y despiertos, porque no conocen el día ni la hora!
  13,34: Será como un hombre que se va de su casa y se la encarga a sus sirvientes, distribuye las tareas, y al portero le encarga que vigile.
  13,35: Así pues, del mismo modo ustedes, estén prevenidos porque no saben cuándo va a llegar el dueño de casa, si al anochecer o a media noche o al canto del gallo o de mañana;13,36: que, al llegar de repente, no los sorprenda dormidos.
  13,37: Lo que les digo a ustedes se lo digo a todos: ¡Estén prevenidos!

BIBLIA DE NUESTRO PUEBLO

1.- LECTURA: ¿Qué dice el texto?

Estudio Bíblico.

Comienza un nuevo ciclo litúrgico, el B. Y empezamos a prepararnos con el Adviento, que nos recuerda la venida del Señor; tanto en su primera, preparándonos para la Natividad de Jesús, como para la Segunda Venida, en que llegará en su gloria y esplendor. El texto lo dice claramente “que al llegar de repente, no los sorprenda dormidos”

Atentos y vigilantes. Es la actitud que nos presenta el texto de Marcos, para iniciar nuestro Adviento con su reflexión.

Jesús está invitando a no ser distraídos, y a tener una esperanza activa, es decir en un movimiento interno (de quien pone todo de su parte para velar y estar atento) y externo (de mantenerse despierto esperando el momento en que Jesús regrese).

Jesús dice que ha dado varias tareas, y la comunidad a la que escribe Marcos, está evidentemente enraizada en Cristo, pero debe tener cada uno su tarea específica. Trabajar hasta que llegue el momento, en que el patrón vuelva. Es curioso que aquí se define, en el versículo 35 cómo dividían las horas los judíos en períodos aproximados de tres horas cada uno (Anochecer, media noche, canto del gallo o mañana). Por eso, dice que hay que estar atentos, esperando para que cuando el Amo de la casa regrese, encuentre a todos haciendo su labor.

Estar prevenidos, es una gran advertencia. Jesús dijo muchos discursos, pero en pocas veces lo encontramos tan fuertemente marcados por una llamada de atención como esta. Marcos, el discípulo de Pedro, que ha escuchado todo del maestro ayudará a puntualizar estas ideas. Tal vez Pedro mismo recordaría toda su vida, cómo estuvo desatento y negó al maestro. Por eso, para que nadie sufra internamente como él, estas palabras de Jesús quedaron grabadas para siempre. No dejarse vencer por la tentación

Reconstruimos el texto:

  1. ¿Cómo comienza este relato? ¿Qué dice Jesús sobre el día y la hora final? ¿Quién la conoce?
  2. ¿Qué ejemplos pone Jesús para dar su mensaje? ¿A qué se parece este momento?
  3. ¿Cuál es la recomendación que pone el Señor en comparación con los servidores? ¿Hay alguna hora específica?
  4. Aunque no lo dice este texto ¿qué pasaría si los encontrara dormidos a los sirvientes?
  5. ¿Cuál es la recomendación final de este texto?

2.- MEDITACIÓN: ¿Qué me o nos dice Dios en el texto?

Hagámonos unas preguntas para profundizar más en esta Palabra de Salvación

  1. ¿Qué significa estar atento? ¿A la espera?
  2. Cuando uno está esperando que venga alguien a visitarlo, tiene la casa lista, preparada, hace trámites, limpia, enciende las luces. ¿Esto puedo aplicarlo a la esperanza activa de la llegada del Señor?
  3. Habrá un juicio de mis acciones ¿Me preparo diariamente en lo que hago?
  4. ¿Qué significa estar prevenido? ¿Prevenido contra qué? ¿Prevenido de qué? ¿A qué se refiere Jesús el maestro?
  5. Cuando Jesús habla de vigilancia ¿Qué tiene que ver esto con mi vida? ¿Qué debo vigilar? ¿Serán mis acciones, pensamientos, consentimientos internos y realizaciones?
  6. ¿Cómo me dispongo a vivir este tiempo de Adviento?
  7. Es el momento en que el Señor llama tu atención sobre tus ausencias para ser un buen cristiano ¿Qué piensas que te está diciendo el Señor, hoy a ti con estas palabras.
  8. La Sagrada Escritura no es para leerla solamente, sino para ir tomando las enseñanzas. ¿Cuál es la enseñanza que me deja hoy?
  9. ¿Podría hacer una síntesis para mi vida sobre este texto? La invitación es clara.

3.- ORACIÓN: ¿Qué le digo o decimos a Dios?

Orar, es responderle al Señor que nos habla primero. Estamos queriendo escuchar su Palabra Salvadora. Esta Palabra es muy distinta a lo que el mundo nos ofrece y es el momento de decirle algo al Señor:

Te propongo que tomemos como oración la Segunda Lectura de la Primera carta a los Corintios:

1,3: Gracia y paz a ustedes de parte de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.
  1,4: Siempre doy gracias a mi Dios por ustedes, por la gracia que Dios les ha dado en Cristo Jesús. 1,5: En efecto, por él han recibido todas las riquezas, las de la palabra y las del conocimiento.
  1,6: El testimonio sobre Cristo se ha confirmado en ustedes, 1,7: por eso mientras aguardan la manifestación de nuestro Señor Jesu[cristo], no les falta ningún don espiritual.
  1,8: Él los mantendrá firmes hasta el final para que en el día de nuestro Señor Jesucristo sean irreprochables. 1,9: Porque Dios es fiel y Él los llamó a la comunión con su Hijo, Jesucristo Señor nuestro.

Hacemos un momento de silencio para responder al Señor y demos gracias porque nos llena de alegría.

Añadimos nuestras intenciones de oración.

Amén.

Que tu oración sea un frecuente dar gracias porque el  Señor te anticipa cómo será el juicio y vamos a pedirle que puedas vivir de tal manera, que te acepte en su Reino. Pídele la gracia de que el seguimiento te lleve a anunciarlo.

4.- CONTEMPLACIÓN: ¿Como interiorizo o interiorizamos la Palabra de Dios?

Para el momento de la contemplación podemos repetir varias veces este versículo del Evangelio para que vaya entrando a nuestra vida, a nuestro corazón.

«Que, al llegar de repente, no los sorprenda dormidos»
(Versículo 36)

Y de esta forma nos ponemos en contemplación, repitiendo y agradeciendo a Jesús que venga.

5.- ACCION: ¿A qué me o nos comprometemos con Dios?

Debe haber un cambio notable en mi vida. Si no cambio, entonces, pues no soy un verdadero cristiano.

Si estoy solo, vuelvo a leer detenidamente las lecturas. Pondré atención especial en hacer una obra que demuestre que sí estoy a la espera de la venida de Jesús.

En el grupo, vamos a dialogar sobre todo aquello que nos impide llegar a creer de verdad en Jesús que volverá. Cuántas son las teorías al respecto. Cuánto más debemos nosotros insistir en esto. Y para poder demostrar que sí el Señor vuelve, vamos a realizar una misión para el Adviento. Puede ser visitar otra parroquia, llevar la fe de Cristo a los demás. Que nuestra entrega sea alegre, portadora de una Buena Noticia que nos cambia y nos hace cada vez mejores personas.

Sobre Cristonaut@s FRP

Rivsar

Juan 6, 37-40 -1

Lectio Divina Dominical XXXI del Tiempo Ordinario Ciclo A

«El que contempla al Hijo y cree en él tenga vida eterna» Hno. Ricardo Grzona, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × uno =

*