EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Inicio / Lectio Divina con Valores / Valor de la Inclusión
Lectio-Divina-Inclusion-e1350643040905

Valor de la Inclusión

Valor de la Inclusión

Por Alejandra Chavarría

TEXTO BÍBLICO:

Lucas 14, 12-14

14,12: Al que lo había invitado le dijo:
   —Cuando ofrezcas una comida o una cena, no invites a tus amigos o hermanos o parientes o a los vecinos ricos; porque ellos a su vez te invitarán y quedarás pagado.
  14,13: Cuando des un banquete, invita a pobres, mancos, cojos y ciegos. 14,14: Dichoso tú, porque ellos no pueden pagarte; pero te pagarán cuando resuciten los justos.
Descarga gratuitamente la Lectio Divina dandole click en “EBOOK PDF” y/o “DOWNLOAD” y/o “AUDIO MP3” o en “Download”  
INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

Iniciamos nuestro ejercicio invocando al Espíritu Santo

Ven Espíritu consolador llénanos con tu presencia, abriendo nuestra mente y corazón para poder navegar en las profundidades de la palabra y así poder comprender este mensaje de Amor que nos regala el Señor, para que podamos hacer vida en nuestras vidas la palabra del Señor. Amen

LECTURA ¿Qué dice el texto?

TEXTO BÍBLICO: Lucas 14,  12- 14

–          12 Cuando des una comida o una cena, no invites a tus amigos, ni a tus hermanos, ni a tus vecinos ricos; porque ellos, a su vez, te invitaran, y así quedaras ya recompensado. 13 Al contrario, cuando  tú des un banquete, invita a los pobres. los inválidos, los cojos y los ciegos; 14 y serás feliz. Pues ellos no te pueden pagar, pero tu tendrás tu recompensa el día de los en que los justos resuciten.

BIBLIA DE NUESTRO PUEBLO
–          Estos tres versículos del Evangelio de Lucas constituyen un consejo de Jesús para invitar o hacer parte a los excluidos; es una enseñanza que estaba dando acerca de varios asuntos, todos ellos enlazados con la mesa y la comida (Lc 14, 7-11). Esta organización de las palabras de Jesús alrededor de una determinada idea, como mesa o comida, ayuda a percibir el método usado por los primeros cristianos para guardar en la memoria las palabras de Jesús. En el primer versículo (v 12) habla al organizador anfitrión de un banquete y sobre “los invitados”; Hay diversos tipos de invitación: aquellas invitaciones interesadas en beneficio propio e invitaciones desinteresadas en beneficio de otros. Jesús dice: “Cuando des una comida o una cena, no llames a tus amigos, ni a tus hermanos, ni a tus parientes, ni a tus vecinos ricos; no sea que ellos te inviten a su vez y tengas ya tu recompensa”. La costumbre normal de la gente era ésta: para almorzar o cenar invitaban a amigos, hermanos y parientes. Pero nadie se sentaba alrededor de la mesa con personas desconocidas. ¡Comían sólo con gente conocida! Esta era una costumbre entre los judíos (y sigue siendo una costumbre que usamos hasta hoy). La costumbre era, que cuando se invitaba alguien a comer, este respondía como un gesto de agradecimiento invitando de la misma forma a una comida y de esta forma queda “recompensado”. Jesús trae novedad en su forma de enseñar y de hacer las cosas, y el segundo versículo del texto (v. 13) encontramos como él tiene una forma diferente de pensar y dice: “invita a los pobres,  los inválidos, los cojos y los ciegos”, invitando en forma desinteresada como nadie solía hacer, Jesús manda romper el círculo cerrado y pide que invitemos a los excluidos: a los pobres, a los lisiados, a los cojos y a los ciegos. No era la costumbre y nadie hace esto, ni siquiera hoy, así rompiendo los esquemas de la costumbre y la tradición de aquellos tiempos y que aun vivimos en nuestras sociedades; encontramos una afirmación que nos hace Jesús en el tercer versículo de nuestro texto (v. 14): “y serás feliz” ¡Felicidad extraña, diferente! ya que los llamados “excluidos” no podrán pagar como lo dictan los convencionalismos sociales de la época y concluye con una promesa sobre la recompensa de hacer “las cosas diferentes” ¡tu tendrás tu recompensa el día de los en que los justos resuciten!.Preguntas:

  1. ¿En torno a que asunto gira el consejo que nos da Jesús?
  2. ¿A quién dice la costumbre que se debe de invitar para almorzar o cenar?
  3. ¿Qué verbo encontramos en reiteradas ocasiones en el texto?
  4. ¿Con qué gesto se responde convencionalmente a una invitación a comer?
  5. ¿Qué novedad nos propone Jesús?
  6. ¿Qué encontraremos al cumplir este consejo que se nos propone? ¿Cuándo  la encontraremos?

MEDITACIÓN ¿Qué me/nos dice el texto?

En este consejo que nos hace Jesús nos insiste: “¡Convida a esas personas!” ¿Por qué? Porqué en la invitación desinteresada, dirigida a personas excluidas y marginadas, existe una fuente de felicidad: “y serás feliz, pues ellos no te pueden pagar”. Es la felicidad que nace del hecho de haber hecho un gesto de total gratuidad, una felicidad diferente que solo proviene de un gesto de amor que quiere el bien del otro y para el otro, sin esperar nada en cambio, no podemos separar el amor a Dios y el amor al prójimo: Es la felicidad de aquel que haces las cosas gratuitamente, sin querer ninguna retribución. Jesús dice que esta felicidad es semilla de la felicidad que Dios dará en la resurrección. Resurrección no sólo al final de la historia, sino ya desde ahora. Actuar así es ya una resurrección. La condición de muchos excluidos, abandonados e ignorados va en contra de las enseñanzas de Jesús y de nuestra misión como Católicos, vivimos en un mundo de constantes avances tecnológicos que nos hacen ser seres individualistas y desinteresados por los demás, vemos a los jóvenes aislados en su mundo, cuando caminan por las calles con sus audífonos, con sus celulares…haciéndonos ciegos ante las realidades de muchos y faltando a nuestro deber de ser “defensores de la vida y del reino” situándonos en el camino de la muerte y haciendo caso omiso a las enseñanzas de Jesús. Es imperativo un verdadero cumplimiento de la ley brindada por Dios, ya que la vida solo se desarrolla plenamente en la comunión fraterna y justa, porque Dios en Cristo, no redime solamente a la persona individual, si no a todos por igual y nos apremia el demostrar nuestra fe Católica al incluir a esos marginados y excluidos y hacernos uno en la persona de Cristo, buscando el bien común como lo propone Jesús,  los jóvenes siempre buscamos “la novedad” en la vida, y la encontramos y se plenitud con las enseñanzas e invitaciones de Jesús a hacer todas las cosas nuevas.Preguntas para reflexión:

  1. Invitación interesada e invitación desinteresada: ¿cuál de las dos acontece más en mi vida?
  2. ¿Quiénes son los marginados de nuestra sociedad hoy? Hacer una lista de aquellos que consideramos al margen.
  3. Si hicieses sólo invitaciones desinteresadas, ¿esto te traería dificultades? ¿Cuáles?
  4. ¿Me considero defensor de la vida y del reino?
  5. ¿Cómo incluyo a los marginados o excluidos?
  6. ¿Qué me motiva cuando hago algo por los demás?

ORACIÓN ¿Qué le contesto al Señor?

¡Hagan justicia al débil y huérfano!

¡Hagan justicia al pobre y necesitado!

¡Libren a los débiles y pobres,

Y defiéndalos de los malvados!

(Salmo 82, 3-4)


Jesús: haznos verdaderos soldados de tu reino, defensores de la vida, luchando con tu palabra como espada ante las injusticias, buscando siempre hacer el bien, cumpliendo tu palabra para poder encontrar la plena felicidad.

Señor que incluyendo a todos podamos demostrar que somos cristianos.

Amen

CONTEMPLACIÓN ¿Cómo me apropio del texto?

Al contrario, cuando  tú des un banquete, invita a los pobres. Los inválidos, los cojos y los ciegos; y serás feliz”.

¿Creo verdaderamente que al cumplir este consejo de Jesús mi vida encontrará plena felicidad?

Busca darle vueltas a esta idea central en el texto para hacerla tuya, propia, vivirla como pide Jesús.

ACCIÓN ¿Cómo me apropio del texto?

¿Qué acciones concretas puedo hacer para incluir a los demás?Recomendación personal:Hacer un sondeo dentro de mi comunidad e identificar una persona de las que llamamos “excluidos” y realizar este ejercicio de lectio divina con él o ella. 

Recomendación grupal:

Identificar los jóvenes de grupo o movimiento juvenil que estén pasando por alguna dificultad y hacerle una ayuda específica y acompañarle como comunidad.

Como grupo identificar a personas fuera de la comunidad, y presentarles el Evangelio, la Buena Noticia de Jesús, acercándose a ellas, y compartiendo la vida y la fe. Nuestra actitud misionera nos debe cuestionar seriamente sobre nuestro futuro y el de la Iglesia. Muchos más están llamados.

Sobre admcristo

Rivsar

Lectio-Divina-Amistad-e1349969049484

Valor de la Amistad

Lectio Divina: Valor de la Amistad Por Elton Rey Usquiano Renteria. TEXTO BÍBLICO: Juan 15, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 10 =

*