Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 6, 1-5

Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 6, 1-5

Lectio Divina por Ronald Moreno de Venezuela

0- Invocación al espíritu santo

Oh Espíritu Santo,
Amor del Padre, y del Hijo,

Inspírame siempre
lo que debo pensar,
lo que debo decir,
cómo debo decirlo,
lo que debo callar,
cómo debo actuar,
lo que debo hacer,
para gloria de Dios,
bien de las almas
y mi propia Santificación.

Espíritu Santo,
Dame agudeza para entender,
capacidad para retener,
método y facultad para aprender,
sutileza para interpretar,
gracia y eficacia para hablar.

Dame acierto al empezar
dirección al progresar
y perfección al acabar.
Amén.

1-LECTURA: San Lucas (6, 1-5):

Un sábado, en que Jesús atravesaba unos sembrados, sus discípulos arrancaban espigas y, frotándolas entre las manos, las comían.
Algunos fariseos les dijeron: «¿Por qué ustedes hacen lo que no está permitido en sábado?».
Jesús les respondió: «¿Ni siquiera han leído lo que hizo David cuando él y sus compañeros tuvieron hambre,
cómo entró en la Casa de Dios y, tomando los panes de la ofrenda, que sólo pueden comer los sacerdotes, comió él y dio de comer a sus compañeros?».
Después les dijo: «El hijo del hombre es dueño del sábado».

Palabra del Señor 🙏🏻

1- ¿Qué dice el texto?

La causa del conflicto. En un día de sábado, los discípulos pasan por las plantaciones y se abren camino arrancando espigas. Los fariseos invocan la Biblia para decir que esto es trasgresión de la ley del sábado: «¿Por que hacéis lo que no es lícito el sábado?»
Jesús responde recordando que el mismo David hizo también cosas prohibidas, pues tiró los panes sagrados del templo y los dio de comer a los soldados que tenían hambre. Jesús conocía la Biblia y la invocaba para mostrar que los argumentos de los demás no tenían fundamento. En Mateo, la respuesta de Jesús es más completa. No sólo invoca la historia de David, sino que suscita también la legislación que permite que los sacerdotes trabajen el sábado y cita la frase del profeta Oseas: “Misericordia quiero y no sacrificio”.
Y Jesús termina con esta frase: ¡El Hijo del Hombre es Señor del sábado!

2- Meditación: ¿Qué me dice el texto?

Que así como Jesús fue atacado, en nuestra vida pastoral no estamos exento de que me pase lo mismo. Más bien a ejemplo de Jesús dar testimonio de lo aprendido y sobre todo mostrando su Amor y Misericordia.

3-Oración: ¿Qué le respondo a Dios?

Señor Jesús permite ser dócil a tu voz, a tus mandatos, a ser misericordioso con tu lo eres, y no vivir de Sacrificios en vanos. Fortalece mi Amor por la Lectura de la Palabra, para que pueda comprender con Sabiduría y obediencia tus designios en mi vida.

4- CONTEMPLACIÓN: ¿Cómo interiorizo tu mensaje Señor?

Colocando en un nota de papel en cualquier lado la frase:
El Hijo del Hombre es Señor del Sábado
Misericordia quiero y no Sacrificio

5- ACCIÓN: ¿Cómo llevo a la vida esta Palabra?

Primero que nada, haciéndome una revisión personal en dos aspecto muy fundamentales.

1. ¿Voy a misa por obligación, para evitar el pecado o para estar con Dios?
2. ¿Qué representa la Biblia para mí?

Jesús viene a mostrarnos la otra cara de la moneda, más allá de tradiciones y leyes, nos viene a mostrar misericordia y su Amor.

Sobre Ronald Moreno

Rivsar

Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 7, 1-10

Lectio Divina por Adrián García de República Dominicana Invocación al Espíritu Santo Ven Espíritu Santo. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 4 =

× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí