Entradas con la etiqueta ‘Cristonautas’

Lectio Divina for Sunday – XVII Ordinary Time Cycle A

    «Did you understand this?»
    Hno Ricardo Grzona, frptranslated by Adele Austin
   

.

Para descargar gratuitamente los documentos y/o audio o mp3, click en  “E-BOOK PDF” y/o “AUDIO MP3″ o en Download

FIRST READING: 1 Kings 3,5, 7-12

RESPONSORIAL PSALM: Psalm 118

SECOND READING: Romans 8, 28-30

.

Invocation to the Holy Spirit

Come Holy Spirit,

Come to our lives, to our hearts, to our consciences.

Move our intelligence and our will to understand what the Father wants to tell us through his Son, our Lord Jesus, the Christ.

May your Word reach us all our life and create new life within us.

Amen

BIBLICAL TEXT: Matthew 13, 44-52

13.44: The kingdom of heaven is like a treasure buried in a field, which a person finds and hides again, and out of joy goes and sells all that he has and buys that field.

13.45: Again, the kingdom of heaven is like a merchant searching for fine pearls. 13.46: When he finds a pearl of great price, he goes and sells all that he has and buys it.

13.47: Again, the kingdom of heaven is like a net thrown into the sea, which collects fish of every kind. 13.48. When it is full they haul it ashore and sit down to put what is good into buckets. What is bad they throw away. 13.49 Thus it will be at the end of the age. The angels will go out and separate the wicked from the righteous: 13.50 and throw them into the fiery furnace, where there will be wailing and grinding of teeth.

13.51“Do you understand all these things?” They answered, “Yes.” 13.52: And he replied, “Then every scribe who has been instructed in the kingdom of heaven is like the head of a household who brings from his storeroom both the new and the old.”

(CHRISTIAN COMMUNITY BIBLE)

READING

What does the text say?

Bible Study.

Matthew continues with the parables of the Kingdom. The first one is very interesting, and it has one verse only. However, there is a great wealth to explore. In Jesus’ day, the Holy Land was an area of frequent passage between the great powers. It was very common for people who had some treasures to find a place to bury and hide them. So it is quite possible that Jesus speaks of experiences known in the agricultural world of his time.

The worker of this land, is preparing the field for growing, and would be removing the stones, or passing the plow. Suddenly he finds a treasure hidden in the field. He decides to return to bury, and he knows where it is, and Jesus uses three verbs to tell what this man does: Go, Sell and Buy. Perhaps it’s the center of everything. The verb “go” means leaving everything you are doing. It is because he found something that is more important. Sell: that is, he stripped himself of everything he has because he needs the money because he knows where there is a treasure. In what seems like a moment, his dispossession included in house, furniture, maybe his animals… (the text does not say, but his family might think he was out of his mind). He needs all that money and he submits it all to the field owner, and buys that field. (It is obvious he emptied himself of everything, knowing the value that was in the field, but the text says nothing about honesty between the man who buys and the previous owner, which is to show, is that when you find something of value, one is to shed everything else to acquire it). Now you have something worth more.

The example of the merchant of fine pearls is very similar, because if he finds a pearl of great value, he is able to discard all, for it is worth much more than what he has. And it repeats the three verbs: Go, sell all you have and buy.

The parable that follows, is for fishermen, something very important.  It reminds them that they were doing the same, they returned to the net with fish, there are some that can be served for food and others that cannot, then returning to that net, they separate and save the ones that can be used, and discard the ones that are useless.

The Kingdom of Heaven is different from human expectations The Kingdom is an encounter, and each one must choose for himself, and for it, one must leave many things, if not everything. The Fascination of this powerful encounter leads us to a situation of joy. The Kingdom produces joy, and so, for many it is a scandal to “sell” and discard everything that impedes one from obtaining The Kingdom for himself.

The parable of the net is similar to that of the weeds we saw last week. It keeps the good, the bad is discarded. A net captures mollusks, which although edible were considered bad, having no spine. These represent individuals “without nerve” who have not made a clear and consistent choice for the Gospel of the Kingdom, they are to be excluded from the Kingdom along with the wicked.

Jesus, the teacher is concerned that his teaching be well understood, and the final message is rather clear, those who come under the First Covenant of God with his people, may also be enriched by the New Covenant.

We reconstruct the text:

  1. What is the parable Jesus tells at the beginning of the text? What are the verbs used?
  2. What is the parable that follows?
  3. Why are the two characters in the parables happy and full joy?
  4. What changes have been produced in the lives of these people?
  5. What do you see in the parable of what the net?
  6. What are these parables teaching?
  7. How does a person under the First Covenant who accepts The New look?

.

MEDITATION

What does the text is telling us? 

Let us ask a few questions to delve deeper into the Word of Salvation:

  1. How often in my life can I point out when I felt very close to the treasury, just like the Lord of the parable?
  2. What is it that prevents me from acquiring this treasure?
  3. Thinking of the three verbs in the parables as the positions: Va, Sell, Buy; how do I understand what position my life is in right now?
  4. Where should I go?
  5. What should I let go from my life in order to acquire the treasure?
  6. What feeling will result in me when I truly detached from all that prevents me from acquiring the treasure that is the kingdom of heaven? Do I desire that joy with me? Then what is my hope?
  7. Do I realize that in the parable on the net Jesus explains very clearly that there are only two ways? What am I? Have I chose the kingdom, or the discarded?

.

PRAYER

What do I/We say to the Lord?

Prayer is to answer to the Lord who speaks to us first. We want to hear his Word of Salvation. This Word is very different from what the world offers us, and now it is time to speak to the Lord:

Thank you Lord for your Word of Salvation

Thank you because you invite us to find the hidden treasure.

We know that to acquire the treasure, will give us much joy,

but for that, we must let go of many things that keep us from living in fullness as Christians.

Lord, give us the capacity to understand what are the attitudes, things and feelings that do not permit the treasure of the Kingdom to be with us.

Grant us the courage to let go of all of these, Lord, it costs us,

because we are clinging to so many things, so many attitudes of pride,

which do not allow us to acquire the treasure.

Forgive us Lord, when we cling to things that produce nothing but attachments.

Lord, the treasure and the pearl, represent joy.

We want to be happy, we want to acquire fullness.

Give us courage to live so we find these treasures, and to be consistent in our lives

Amen

.

CONTEMPLATION

How do we internalize the text?

This is the moment of contemplation. We can repeat the following verse from the Gospel several times. Let it enter our life, our heart.

Did they understand it? (Verse 51)

And this is the way we place ourselves in contemplation, repeating and acknowledging Jesus who comes

.

ACTION

What is my commintment?

There should be a noticeable change in my life. If there is no change, it is because I am not a true Christian.

IF I AM ALONE:  I reread the text, making the questions harder. I analyze the three verbs and I intend to fulfill them. I will leave… Where?  I will get rid of things, attitudes, lifestyles that prevent me from purchasing the Treasury. I must get to the perfect joy, experience it, when I leave everything to follow the Lord and live in His Kingdom. As a concrete action, I will devote a special time to go to serve people who truly in need.

IN A GROUP: Represent the three parables, emphasizing the joy you get when you get the treasure or the pearl. Also reflect on the the joy of being elected for the Kingdom. But as it is always necessary to show that joy, do a mission of joy at places where people need to remember joy. They may be hospitals or homes where you will perform services that will create a community of joy.

 

Lectio Divina Dominical XVII del Tiempo Ordinario Ciclo A

    «¿Comprendieron todo esto?»
    Hno Ricardo Grzona, frp
   

.

Para descargar gratuitamente los documentos y/o audio o mp3, click en  “E-BOOK PDF” y/o “AUDIO MP3″ o en Download

PRIMERA LECTURA: 1Reyes 3, 5.7-12

SALMO RESPONSORIAL: Salmo 118

SEGUNDA LECTURA: Romanos 8, 28-30

.

Invocación al Espíritu Santo:

Ven Espíritu Santo,

Ven a nuestra vida, a nuestros corazones, a nuestras conciencias.

Mueve nuestra inteligencia y nuestra voluntad para entender lo que el Padre quiere decirnos a través de su Hijo Jesús, el Cristo.

Que tu Palabra llegue a toda nuestra vida y se haga vida en nosotros.

Amén

TEXTO BIBLICO: Mateo 13, 44-52

13,44: El reino de los cielos se parece a un tesoro escondido en un campo: lo descubre un hombre, lo vuelve a esconder y, lleno de alegría, va, vende todas sus posesiones para comprar aquel campo.
13,45: El reino de los cielos se parece a un comerciante de perlas finas: 13,46: al descubrir una de gran valor, va, vende todas sus posesiones y la compra.
13,47: El reino de los cielos se parece a una red echada al mar, que atrapa peces de toda especie. 13,48: Cuando se llena, los pescadores la sacan a la orilla, y sentándose, reúnen los buenos en cestas y los que no valen los tiran. 13,49: Así sucederá al fin del mundo: separarán a los malos de los buenos 13,50: y los echarán al horno de fuego. Allí será el llanto y el crujir de dientes.
13,51: ¿Lo han entendido todo?
Le responden que sí, 13,52: y él les dijo:
—Pues bien, un letrado que se ha hecho discípulo del reino de los cielos se parece al dueño de una casa que saca de su tesoro cosas nuevas y viejas.

(BIBLIA DE NUESTRO PUEBLO)

LECTURA

¿Qué dice el texto?

Estudio Bíblico.

Mateo continua con las parábolas del Reino. La primera de ellas es muy interesante, y tiene un versículo solamente. Pero una gran riqueza para explorar. En tiempos de Jesús, era muy común que la gente que poseía algunos tesoros, por ser esa zona un lugar de paso frecuente entre las grandes potencias, las escondiera enterrándolas. Por lo que es muy posible que Jesús hable de experiencias conocidas dentro de el mundo agrícola de su momento.

El trabajador de esta tierra, se encuentra preparándola para el sembradío, estaría quitando las piedras, o pasando el arado.  De repente encuentra un tesoro que está escondido en ese campo. Entonces decide volverlo a enterrar, él sabe dónde está y Jesús usa tres verbos que este hombre hace: Va, Vende y Compra. Tal vez es lo central de todo. El verbo “va” quiere decir que deja todo lo que está haciendo. Pues encontró algo que es más importante. Vende: es decir, se despoja de todo lo que tiene pues necesita el dinero porque sabe dónde hay un tesoro. Este despojo, incluirá en un momento, casa, muebles, tal vez sus animales…. (el texto no lo dice, pero sus familiares podrían pensar que estaría mal de la cabeza). Necesita todo ese dinero y se presenta ante dueño del campo, y compra el campo. (Es obvio que se despojó de todo, pues sabía el valor que había en ese campo, aunque no se habla de la honestidad que tuvo con el dueño del mismo, lo que quiere mostrar, es que cuando se encuentra algo de valor, uno es capaz de desprenderse de todo lo demás para adquirirlo). Ahora tiene algo que vale más.

El ejemplo del comerciante de perlas finas es muy parecido, pues si éste encuentra una perla de gran valor, es capaz de deprenderse de todo, para conseguir ésta que vale mucho más que lo que tiene. Y los tres verbos se repiten: Va, vende todo lo que tiene y la compra.

La siguiente parábola, es para los pescadores, algo muy importante. Recordarles lo que ellos mismos hacían, cuando regresaban con la red con peces, hay algunos que sirven para la alimentación y otros no, entonces al regresar con esa red, separan a los que sirven y los guardan y a los que no sirven los descartan.

El Reino de los cielos es distinto a las expectativas humanas. El Reino se encuentra y hay que decidirse por él y para eso dejar muchas cosas, si no es que todas las cosas. La Fascinación del encuentro de algo de valor nos lleva a una alegría por el hallazgo. El Reino produce alegría, y por eso, para muchos es un escándalo ese “vender” y desprenderse de todo lo que impide tener para sí el Reino.

La parábola de la red, es parecida a la de la cizaña que veíamos la semana pasada. Se guarda lo bueno, se descarta lo malo. En una red también caen moluscos, que aunque son comestibles eran considerados peces malos, por no tener espina dorsal. Representan a los individuos “sin nervio” que por no haber llevado una opción clara y coherente con el Evangelio, serán excluídos del Reino junto con los malvados.

Jesús, el maestro se preocupa de que su enseñanza sea bien comprendida, y finalmente deja algo en claro, que aquellos que vienen de la Primera Alianza de Dios con su pueblo, podrán ser también enriquecidos con la Nueva Alianza.

Reconstruimos el texto:

  1. ¿Con qué parábola comienza Jesús este texto? ¿Cuáles son los verbos que usa?
  2. ¿En qué se parece la siguiente parábola?
  3. ¿Por qué los dos personajes de las parábolas estaban contentos y con alegría?
  4. ¿Qué cambios en la vida de estas personas se pudieron haber producido?
  5. ¿La parábola de la red a cuál se parece?
  6. ¿Cuál es la enseñanza de estas parábolas?
  7. ¿En qué se parece una persona que conociendo la primera Alianza acepta la nueva Alianza?

.

MEDITACIÓN

¿Qué me dice el Señor a mí en el texto? 

Hagámonos unas preguntas para profundizar más en esta Palabra de Salvación:

  1. ¿En cuántos momentos de mi vida podría señalar que me he sentido muy cerca del tesoro, como el Señor de la Parábola?
  2. ¿Qué es lo que me impide adquirir ese tesoro?
  3. De los tres verbos puestos en las dos parábolas; Va, Vende, Compra. ¿Cómo podría yo entenderlos en mi vida?
  4. ¿Hacia dónde debería ir?
  5. ¿Qué es lo que debería deshacerme en mi vida para poder adquirir el tesoro?
  6. ¿Qué sentimiento se producirá en mí cuando verdaderamente me desprenda de todo lo que me impide adquirir el tesoro que es el reino de los cielos? ¿Deseo esa alegría para mí? ¿Qué espero entonces?
  7. ¿Me doy cuenta que en la parábola de red Jesús explica muy bien que sólo hay dos caminos? ¿Cuál seré yo? ¿El seleccionado para el reino, o el descartado?

.

ORACIÓN

¿Qué le respondo al Señor que me habla en el texto?

Orar, es responderle al Señor que nos habla primero. Estamos queriendo escuchar su Palabra Salvadora. Esta Palabra es muy distinta a lo que el mundo nos ofrece y es el momento de decirle algo al Señor:

Gracias Señor por tu Palabra Salvadora.

Gracias porque nos invitas a encontrar el tesoro escondido.

Sabemos que adquirir el tesoro, nos dará mucha alegría, pero para eso, debemos desprendernos de muchas cosas que nos impiden vivir en plenitud como cristianos.

Señor, que podamos entender cuáles son las actitudes, las cosas y los sentimientos que no permiten que el tesoro del Reino esté con nosotros.

Danos el valor para desprendernos de todo esto Señor, nos cuesta, porque estamos aferrados a tantas cosas, tantas actitudes de orgullo, que nos impiden adquirir el tesoro.

Perdónanos Señor, cuando nos aferramos a cosas que no producen más que apegos.

Señor, el tesoro y la perla, representan la alegría. Nosotros queremos estar alegres, queremos adquirirlos plenamente.

Danos valor para vivir de tal manera que encontremos estos tesoros, y seamos coherentes en nuestra vida.

Amén

.

CONTEMPLACIÓN

¿Cómo hago propio en mi vida las enseñanzas del texto?

Para el momento de la contemplación podemos repetir varias veces este versículo  del  Evangelio para que vaya entrando a nuestra vida, a nuestro corazón.

¿Lo han entendido todo? (versículo 51)

Y de esta forma nos ponemos en contemplación, repitiendo y agradeciendo a Jesús que venga.

.

ACCIÓN

¿A qué me comprometo para demostrar el cambio?

Debe haber un cambio notable en mi vida. Si no cambio, entonces, pues no soy un verdadero cristiano.

Si estoy solo, vuelo a releer el texto, haciéndome las preguntas más intensamente. Analizo los tres verbos y me propongo cumplirlos. Debo Salir ¿Dónde? Debo deshacerme de cosas, actitudes, estilos de vida que me impiden adquirir el Tesoro. Debo llegar a la perfecta alegría, experimentarla, cuando haya dejado todo para seguir al Señor y vivir en su Reino. Como acción concreta, dedicaré un tiempo muy especial para ir a servir a personas que verdaderamente lo necesitan.

En el grupo. Representar las tres parábolas, insistiendo en la alegría que se obtiene cuando uno obtiene el tesoro, o la perla. También la alegría de ser elegido para el Reino. Pero como siempre es necesario mostrar esa alegría, haremos una misión de la alegría por lugares donde haya personas que necesiten que les recordemos la alegría. Pueden ser hospitales, o bien hogares donde haya servicios que realizar comunitarios que los haremos con alegría.

 

Lectio Divina Dominical XVI del Tiempo Ordinario Ciclo A

    «Dejen que crezcan juntos hasta la cosecha»
    Hno Ricardo Grzona, frp
   

.

Para descargar gratuitamente los documentos y/o audio o mp3, click en  “E-BOOK PDF” y/o “AUDIO MP3″ o en Download

PRIMERA LECTURA: Sabiduría 12, 13.16-19

SALMO RESPONSORIAL: Salmo 85, 5-6.9-10.15-16a

SEGUNDA LECTURA: Romanos 8, 26-27
.

Invocación al Espíritu Santo:

Ven Espíritu Santo,

Ven a nuestra vida, a nuestros corazones, a nuestras conciencias.

Mueve nuestra inteligencia y nuestra voluntad para entender lo que el Padre quiere decirnos a través de su Hijo Jesús, el Cristo.

Que tu Palabra llegue a toda nuestra vida y se haga vida en nosotros.

Amén

TEXTO BIBLICO: Mateo 13, 24-43

13,24: Les contó otra parábola:

—El reino de los cielos es como un hombre que sembró semilla buena en su campo.13,25: Pero, mientras la gente dormía, vino su enemigo y sembró cizaña en medio del trigo, y se fue. 13,26: Cuando el tallo brotó y aparecieron las espigas, también apareció la cizaña.

13,27: Fueron entonces los sirvientes y le dijeron al dueño: Señor, ¿no sembraste semilla buena en tu campo? ¿De dónde le viene la cizaña? 13,28: Les contestó: Un enemigo lo ha hecho.

Le dijeron los sirvientes: ¿Quieres que vayamos a arrancarla? 13,29: Les contestó: No; porque, al arrancarla, van a sacar con ella el trigo. 13,30: Dejen que crezcan juntos hasta la cosecha. Cuando llegue el momento, diré a los cosechadores: Arranquen primero la cizaña, y en atados échenla al fuego; luego recojan el trigo y guárdenlo en mi granero.

13,31: Les contó otra parábola:

—El reino de los cielos se parece a una semilla de mostaza que un hombre toma y siembra en su campo. 13,32: Es más pequeña que las demás semillas; pero, cuando crece es más alta que otras hortalizas; se hace un árbol, vienen los pájaros y anidan en sus ramas.

13,33: Les contó otra parábola:

—El reino de los cielos se parece a la levadura: una mujer la toma, la mezcla con tres medidas de harina, hasta que todo fermenta.

13,34: Todo esto se lo expuso Jesús a la multitud con parábolas; y sin parábolas no les expuso nada.
13,35: Así se cumplió lo que anunció el profeta:

Voy a abrir la boca   pronunciando parábolas, profiriendo cosas ocultas  desde la creación [del mundo].
13,36: Después, despidiendo a la multitud, entró en casa. Fueron los discípulos y le dijeron:
—Explícanos la parábola de la cizaña.

13,37: Él les contestó:

—El que sembró la semilla buena es el Hijo del Hombre; 13,38: el campo es el mundo; la buena semilla son los ciudadanos del reino; la cizaña son los súbditos del Maligno; 13,39: el enemigo que la siembra es el Diablo; la cosecha es el fin del mundo; los cosechadores son los ángeles.

13,40: Como se junta la cizaña y se echa al fuego, así sucederá al fin del mundo: 13,41: El Hijo del Hombre enviará a sus ángeles que recogerán de su reino todos los escándalos y los malhechores; 13,42: y los echarán al horno de fuego. Allí será el llanto y el crujir de dientes. 13,43: Entonces, en el reino de su Padre, los justos brillarán como el sol.

El que tenga oídos que escuche.

(BIBLIA DE NUESTRO PUEBLO)

LECTURA

¿Qué dice el texto?

Estudio Bíblico.

Mateo nos dice que Jesús utilizará el género literario llamado parábola para explicar la realidad del Reino de Dios. Pero esta explicación es muy diferente de las expectativas que tienen sus oyentes, especialmente el pueblo que esperaba una restauración completa de la nación. Ellos estaban esperando un líder político (recordemos que toda la nación estaba ahora bajo el dominio del poder del Imperio Romano).  Tal vez hasta sus mismos discípulos se sienten confundidos por las mismas resistencias que tienen las distintas corrientes ideológicas y religiosas como los fariseos, los zelostas, esenios, etc., quienes creían que había que formar una comunidad de “justos”, claramente separados de los malvados y de los infieles. Así entonces se iría preparando la venida del Reino de Dios.

Pero Jesús en cambio, les hace comprender que el Reino está presente y crece desde ahora, aunque su desarrollo completo, tenga obstáculos, como lo explica en la parábola con la cizaña, que siembra el enemigo.

Jesús aclara que la eliminación definitiva de las fuerzas del mal no vendrá sino hasta el final de los tiempos, cuando Él vuelva a juzgar a todos. Entonces es necesario entender que los momentos que se viven deban caracterizarse por la paciencia, la esperanza y la confianza.

Dios mismo intervendrá para destruir el mal y tutelar a los que le pertenecen, pero no corresponde ahra proceder a una depuración de la humanidad, pues no tenemos los medios espirituales ni la autoridad de Dios. Nos toca por nuestra parte incrementar el bien y hacerlo desarrollar.

Por ejemplo, en el grano de mostaza y la levadura, nos damos cuenta que son pequeños, insignificantes, pero que crecen y hacen crecer. Hay una potencia en el interior de los mismos.

Jesús también nos advierte que la comunidad de perfectos hijos de Dios no será nunca en el mundo, deberá tolerar en su interior individuos turbulentos y ser capaz de superar las ocasiones de tropiezo.

El trabajo por apoyar el Reino y hacer conocer la Buena Noticia desembocará en la gloria, cuando el Hijo del Hombre entregará el Reino al Padre. En todas estas parábolas, hay un proyecto divino sobre el cosmos, porque lo que estaba oculto desde la creación, se está mostrando ahora a los ojos del pueblo.

Reconstruimos el texto:

  1. ¿Cuál es la primera parábola que narra Jesús en este pasaje? ¿Qué sembró una persona?
  2. ¿Quién vino después y qué hizo en su campo?
  3. ¿Qué le dijeron los sirvientes al dueño del campo? ¿Qué querían hacer?
  4. ¿Qué les contestó el dueño del campo?
  5. ¿Cuál fue la siguiente parábola que Jesús usó para comparar el Reino de los cielos?
  6. ¿Cómo es el Reino entonces?
  7. ¿Hay una tercera parábola? ¿Quiénes son los destinatarios de esta parábola?
  8. ¿Qué pasó cuando los discípulos se quedaron solos con Jesús? ¿Qué le pidieron?
  9. ¿Cómo explicó Jesús la parábola de la buena semilla y la cizaña? ¿Qué significa cada una?

.

MEDITACIÓN

¿Qué me dice el Señor a mí en el texto? 

Hagámonos unas preguntas para profundizar más en esta Palabra de Salvación:

 

  1. ¿Estoy atento a las enseñanzas de Jesús? ¿Sigo con frecuencia su palabra?
  2. ¿Cómo podría yo hoy interpretar la parábola de la buena semilla y la cizaña en mi propia vida?
  3. ¿Tengo algo parecido que pueda entender en mi vida? ¿Seré yo como ese campo donde hay sembrada semilla buena y cizaña?
  4. ¿Cómo puedo yo hoy entender la parábola de la semilla de mostaza en mi vida? ¿Será que una buena acción a favor de la evangelización puede llevar adelante un proceso que no espero, como el árbol de mostaza, que creció mucho, por la fuerza que hay dentro de la semilla?
  5. Y la parábola de la levadura en la masa ¿Tendrá que ver también con el proceso de evangelización?
  6. ¿Cómo me siento yo frente a la explicación de la parábola de la buena semilla y la cizaña? ¿Entiendo que la cizaña puede estar dentro de mí y que puedo ser yo mismo el generador de hacerla crecer? ¿Entiendo cuál será el final?
  7. No puedo decir ahora que Jesús no habló con claridad para mí.

.

ORACIÓN

¿Qué le respondo al Señor que me habla en el texto?

Orar, es responderle al Señor que nos habla primero. Estamos queriendo escuchar su Palabra Salvadora. Esta Palabra es muy distinta a lo que el mundo nos ofrece y es el momento de decirle algo al Señor:

Gracias Señor por tu Palabra Salvadora.

Gracias, porque voy entendiendo cada vez más que yo soy parte de tu Reino, que no es algo fuera de mí, sino dentro mío.

Señor, Tú sabes cómo es mi interior, tú sabes mejor que nadie cómo soy y cuánto esfuerzo hago para que “el campo de mi vida” esté bien preparado para que Tú siembres la buena semilla. Ayúdame Señor, a resistir la cizaña. Pero sobre todo ayúdame a entender que el enemigo ronda sobre mí, y quiere acabar con la buena cosecha.

Dame el valor de resistir estas tentaciones, de dejar ahogar la semilla buena con la cizaña. Señor Tú sabes de mi amor por Ti, no dejes que la tentación sea más fuerte.

Deja que en mí crezca la fe y la esperanza como la semilla de mostaza.

Señor, dame la gracia de poder ser evangelizador, de poner como la levadura en la masa, la buena Noticia en el corazón de mis hermanos. Que me sienta misionero, que pueda colaborar con el Reino.

Amén

.

CONTEMPLACIÓN

¿Cómo hago propio en mi vida las enseñanzas del texto?

Para el momento de la contemplación podemos repetir varias veces este versículo  del  Evangelio para que vaya entrando a nuestra vida, a nuestro corazón. Usaremos la misma frase de la semana pasada, ya en este contexto.

 

“El que tenga oídos, que escuche”, (versículo 43.)

 

Y de esta forma nos ponemos en contemplación, repitiendo y agradeciendo a Jesús que venga.

.

ACCIÓN

¿A qué me comprometo para demostrar el cambio?

Debe haber un cambio notable en mi vida. Si no cambio, entonces, pues no soy un verdadero cristiano.

Si estoy solo: Me propongo releer con profundidad este texto bíblico. Ver de aplicarlo a mi propia vida. Y responder con mayor profundidad las mismas preguntas que tengo internamente. Voy a realizar una acción evangelizadora, haciendo de mi vida actos concretos con personas concretas que necesitan conocer a Jesús. Identifica esas personas, ve a orar con ellas, dales el consuelo del Evangelio y preséntales el esplendor de la verdad que es Jesús. El acto de caridad más importante es sacar de la ignorancia religiosa a quien ha sido envuelto por la cizaña. Lo hacemos sin juzgar, sino con caridad.

En el grupo:  Dramatizar estas parábolas, así nos van entrando las ideas desde otra forma. También puede ser ponerle música y cantarlas. Esto nos ayudará para entenderlas mejor. Pero no estaría completo si no hacemos un acto de caridad. Vamos a ir, como la levadura en la masa, a algún lugar donde necesiten nuestros servicios. Puede ser en lugares muy pobres, donde podemos ayudar, o bien donde podemos dar testimonio de la buena semilla sembrada en nosotros. Privilegiando los más alejados y marginados, como los elegidos por el Señor, para acompañarlos y pasar nuestro tiempo con ellos.

 

Lectio Divina for Sunday – XV Ordinary Time Cycle A

    «If you have ears, then hear!»
    Hno Ricardo Grzona, frp

Translated by Washington D. C.

   

.

Para descargar gratuitamente los documentos y/o audio o mp3, click en  “E-BOOK PDF” y/o “AUDIO MP3″ o en Download

FIRST READING: Isaiah 55,10-11

    PSALM:  64,10-14

SECOND READING: Romans 8,18-23

.

PRAYER TO THE HOLY SPIRIT:

Come Holy Spirit,

Come to our life, to our hearts, to our conscience.

Come Holy Spirit and move our will and mind to understand what the Father tell us

Through His Son Jesus Christ.

Amen

BIBLE TEXT: Matthew 13, 1-23

13          1 That same day, Jesus left the house and sat down by the lake-side. 2 Many people gathered around him. So he got into a boat, and sat down while the crowds stood on the shore; 3 and he spoke to them in parables about things.

4 Jesus said, “The sower went out to sow; and, as he sowed, some seeds fell along the path; and the birds came and ate them up. 5 Other seeds fell on rocky ground, where there was little soil, and the seeds sprouted quickly, because the soil was not deep. 6 But as soon as the sun rose, the plants were scorched; and they withered, because they had no roots. Again, other seeds fell among thistles; and the thistles grew and choked the plants. 8 Still, other seeds fell on good soil and produced a crop: some a hundredfold, other sixty, and others thirty. 9 If have ears, then hear!”

10 Then his disciples came to him and said. “Why do you speak to them in parables?”  11 Jesus answered, ¨To you it has been given to know the secrets of the kingdom of heaven, but not to these people. 12 For the one who has will be given more; and he will have in abundance. But the one who does not have will be deprived of even what he has. 13 That is why I speak to them in parables; they hear; but they do not listen or understand.

14 In them, the words of the prophet Isaiah are fulfilled: However much you hear, you do not understand; however much you see, you do not perceive. 15 For the heart of this people has grown dull. Their ears hardly hear and their eyes dare not to see. If they were to see with their eyes, hear with their ears and understand with their heart, they would turn back, and I would heal them.

16 But blessed are your eyes, because they see; and your ears, because they hear. 17 For I tell you, many prophets and righteous people have longed to see the things you see, but they did not see them; and to hear the things you hear, but they did not hear them.

18 Now listen to the parable of the sower. 19 When a person hears the message of the kingdom, but does not take it seriously, the devil comes and snatches away what was sown in his heart. This is the seed that fell along the footpath. 20 The seed that fell on the rocky ground stands for the one who hears the word, and accepts it at once with joy. But such a person has no roots, and endures only for a while. No sooner is he harassed or persecuted because of the word, than he gives up. 22 The seed that fell among the thistles is the one who hears the word; but then, the worries of this life and the love of money choke the word; and it does not bear fruit. 23 As for the seed that fell on good soil, it is the one who hears the word and understands it; this seed bears fruit and produces a hundred, or sixty, or thirty times more.¨

(Christian Community  Bible)

READING

What is the text telling us?

Bible Study

We find in this Sunday’s gospel, that Jesus is in a very special place where a big crow was following Him. Jesus gets on a small boat at the lake´s side so He could be heard, just like in a normal amphitheater where His voice would resound to the spectators. This lake will play an important part in Jesus ministry. Matthew states that Jesus told many parables to His followers, but we just find here the parable of the sower.

Jesus tells us in the parable that some of the sower´s seeds fell in different soil. Let us remember them:

  1. Some of the seeds fell along the path (the birds came and eat them up).
  2. Other seeds fell on rocky ground (the seeds sprouted quickly because the soil was not deep, but when the sun rose, the plants were scorched and withered).
  3. Other seeds fell on among thistles (the thistles grew and choked the plants).
  4. Other seeds fell on good soil (they produced a crop: some hundredfold, other sixty, and others thirty).

And Jesus added: “if you have ears, then hear!”

This first part of the parable is very important because Jesus closes his speech (parable) saying –if you have ears, then “hear-“. (Some Bible translations use “listen” as a mere listening sound but not “hear” as “discernment word” which are is not the same. In Jesus vocabulary is to be obedient, it is the same verb used in Deuteronomy 6:4 “Shema, Israel”, “Hear my voice, oh Israel!”  Jesus has the authority to speak this way, “… then hear!”

Hearing the complete parable also means, to be obedient to Jesus in everything, because He has the authority.

Jesus tells the parables for everyone in the crowd, but there are people whose heart has grown dull and do not want to understand Jesus´ words nor accept him. This is the reason why Jesus speaks to them in parables that they will not understand. The disciples ask for an explanation on the parables, and Jesus tells them that they should rejoice because they are the ones where such wisdom is entrusted; they are also seeing what others wanted to see but did not see.

Jesus explanation of the parable is so clear that it does not need to be explained again. But let us go over the words “If we hear (listen to) God´s Word…” and the four examples that picture the different soils the seeds fall on; this has a relation to “hearing” the word.

Hearing (listening to) God´s word:

  1. And does not take it seriously; it is like the seeds falling along the path, the devil comes and snatches away what was sown in their minds.
  2. There is joy in their hearts but their animosity endures only for a while because there are no roots, and as soon as he is harassed, gives up the Word. This one is like the seeds fallen on rocky soil.
  3. But the worries of this life and the love of money choke the word in him and it does not bear fruit. This one is like the seeds fallen among the thistles.
  4. And understands it; he helps his roots to grow because he feeds the word. So, then, he bears fruit depending on the seed. He may produce thirty, sixty or a hundredfold. This one is like the seeds fallen on good soil.

Let us go over the Scripture Text:

  1. Where was Jesus?
  2. Who was following Jesus?
  3. Where did Jesus go to be heard well?
  4. What is Jesus attitude so everyone could hear his parables?
  5. Who were among the crowd?
  6. What is the parable Jesus told the crowd?
  7. Why did Jesus speak in parables?
  8. What is the name of the prophet Jesus cites to explain why He speaks in parables?
  9. What is the relation between the parable and to “hear” God´s word?
  10. What would be the closing statement to the explanation of the parable?

.

MEDITATION

What does the text tell me or tell us about? 

Let us question ourselves a little more to understand this Word of Salvation:

  1. Am I a faithful follower of Jesus? Do I really want to hear his Word and teachings? Do I also hear some other spiritual wise men (elders, priests) that help me to reach Jesus spiritual life?
  2. Do I pay attention to Jesus Word while I follow Him? Is my life a faithful example of God´s Word?
  3. In what moments of my life am I the reflection of the seeds that fell along the path? Do I hear and listen to God´s Word?  Do I follow Jesus commands with care and patience? Am I a true follower? Do I let the Evil one come to my mind and heart and snatch away what is sown in my life?
  4. To what extent, am I like the second example: Attending spiritual retreats, I rejoice by hearing God´s Word, but at the time of tribulation and persecution… what do I do in these situations?  Do I give up the faith? Do I give up my prayer time and sacramental life, and community life? I must be attentive to God´s advice.
  5. To what extent the worries of the life, the love of money and ambitions choke God´s Word in my life and do not let it bear fruit? Am I one of them? What should I do not to let the thistles grow in my life?
  6. Am I the person who let the sower sow God´s Word in my life? What is the fruit I can bear now? Can I produce more fruit?

.

PRAYER

What do I tell or we tell the Lord??

Prayer is answering the Lord who called us first. We want to hear his Word of Salvation. The word Jesus offers us is much different from the one the world offers us, and this is the time to speak to Our Lord:

Thank you Lord for your word of Salvation!

Thank you Lord for encouraging me to have a better life!

Your word Lord is for me to be heard, to be followed, to be done and to change my life.

In all the examples of “hearing” your Word, Lord, I am identified with You.

I ask for your forgiveness for not following attentively the Christian example and do not follow your teachings because I let every day worries “take me away” from your Word. Forgive me, Lord, for let me be deceived by life worries.

I ask you, Lord, for courage to discern the difficulties in my life that limit my hearing of the word.

May I bear fruit, Lord, in your vine and that I do not get enlighten by that but be humble enough for your glory.

Amen

.

CONTEMPLATION

How do I or we scrutinize the Scripture text?

Para el momento de la contemplación podemos repetir varias veces este versículo  del  Evangelio para que vaya entrando a nuestra vida, a nuestro corazón.

 “El que tenga oídos, que escuche” (versículo 9.)

Y de esta forma nos ponemos en contemplación, repitiendo y agradeciendo a Jesús que venga.

.

ACTION

What do I commit to?

There should be a change in life in me. If there is no change, I am not a true Christian.

If I am alone, I can read one more time the Scripture text. I can identify myself with every example where the Word is sowed; I can scrutinize where there is a rupture in hearing the Word.  I can also make a commitment of changing my life so I can bear fruit; and with this attitude, I can look for somebody who might be in a situation of losing his/her faith so I can encourage him/her to come back. Please remember a charity action of comforting your neighbor who may need to keep and strengthen his/her faith.

If I am in a group, we suggest you to speak about these four sceneries where the seed of God´s Word is given to our communities and life. Who does each example or scenery refer to? Find a solution to each example or scenery so you can improve your skills in “hearing” God´s Word. As always, the actions or good deeds are the proof that we are listening and believe in God´s Word, but most importantly, we take it to practice. Take a mission as a group to visit the sick, homeless children, elderly, and your own communities so you find the people who really need the most of our Christian presence. 

 

Lectio Divina Dominical XV del Tiempo Ordinario Ciclo A

    «¡El que tenga oídos que escuche!»
    Hno Ricardo Grzona, frp
   

.

Para descargar gratuitamente los documentos y/o audio o mp3, click en  “E-BOOK PDF” y/o “AUDIO MP3″ o en Download

PRIMERA LECTURA: Isaías 55,10-11

SALMO RESPONSORIAL: Salmo 64, 10-14

SEGUNDA LECTURA: Romanos 8, 18-23

.

Invocación al Espíritu Santo:

Ven Espíritu Santo,

Ven a nuestra vida, a nuestros corazones, a nuestras conciencias.

Mueve nuestra inteligencia y nuestra voluntad para entender lo que el Padre quiere decirnos a través de su Hijo Jesús, el Cristo.

Que tu Palabra llegue a toda nuestra vida y se haga vida en nosotros.

Amén

TEXTO BIBLICO: Mateo 13, 1-23

13,1: Aquel día salió Jesús de casa y se sentó junto al lago. 13,2: Se reunió junto a él una gran multitud, así que él subió a una barca y se sentó, mientras la multitud estaba de pie en la orilla. 13,3: Les explicó muchas cosas con parábolas:

—Salió un sembrador a sembrar. 13,4: Al sembrar, unas semillas cayeron junto al camino, vinieron las aves y se las comieron. 13,5: Otras cayeron en terreno pedregoso con poca tierra. Al faltarles profundidad brotaron enseguida; 13,6: pero, al salir el sol se marchitaron, y como no tenían raíces se secaron. 13,7: Otras cayeron entre espinos: crecieron los espinos y las ahogaron. 13,8: Otras cayeron en tierra fértil y dieron fruto: unas ciento, otras sesenta, otras treinta.

13,9: El que tenga oídos que escuche.

13,10: Se le acercaron los discípulos y le preguntaron:

  —¿Por qué les hablas contando parábolas?

13,11: Él les respondió:

 —Porque a ustedes se les ha concedido conocer los secretos del reino de los cielos, pero a ellos no se les concede. 13,12: Al que tiene le darán y le sobrará; al que no tiene le quitarán aun lo que tiene. 13,13: Por eso les hablo contando parábolas: porque miran y no ven, escuchan y no oyen ni comprenden.

13,14: Se cumple en ellos aquella profecía de Isaías:

Por más que escuchen, no comprenderán,  por más que miren,  no verán.

13,15: Se ha endurecido   el corazón de este pueblo;   se han vuelto duros de oído,  se han tapado los ojos.   Que sus ojos no vean   ni sus oídos oigan,   ni su corazón entienda,   ni se conviertan para que yo los sane.

13,16: Dichosos en cambio los ojos de ustedes porque ven y sus oídos porque oyen.

13,17: Les aseguro que muchos profetas y justos ansiaron ver lo que ustedes ven, y no lo vieron, y escuchar lo que ustedes escuchan, y no lo escucharon.

13,18: Escuchen entonces la explicación de la parábola del sembrador.

13,19: Si uno escucha la palabra del reino y no la entiende, viene el Maligno y le arrebata lo sembrado en su mente; ése es como lo sembrado junto al camino.

13,20: Lo sembrado en terreno pedregoso es el que escucha la palabra y la recibe enseguida con gozo; 13,21: pero no echa raíz y resulta un entusiasmo pasajero. Llega la tribulación o persecución por causa de la palabra e inmediatamente falla.

13,22: Lo sembrado entre espinos es el que escucha la palabra; pero las preocupaciones mundanas y la seducción de la riqueza la ahogan y no da fruto.  13,23: Lo sembrado en tierra fértil es el que escucha la palabra y la entiende. Ése da fruto: ciento o sesenta o treinta.

(BIBLIA DE NUESTRO PUEBLO)

LECTURA

¿Qué dice el texto?

Estudio bíblico del texto.

En el Evangelio de este próximo Domingo nos encontramos que Jesús en un escenario muy especial, mucha gente lo seguía y para poder hablarles y que lo escucharan desde la orilla del lago, Jesús subió a un barco, como si fuera en un pequeño teatro natural donde su voz podía ser escuchada. Este lago tiene gran importancia en el ministerio de Jesús. Dice Mateo que Jesús explicó muchas cosas con parábolas, pero aquí sólo pone la que conocemos parábola del Sembrador.

El sembrador de la parábola dice Jesús, que alguna de sus semillas cayó en terrenos diferentes y buenos recordarlos:

  1. Unas cayeron en el camino (vinieron las aves y se las comieron).
  2. Otras cayeron en terreno pedregoso (brotaron en seguida, pero como no tenían raíces se secaron).
  3. Otras cayeron entre espinos (y los espinos las ahogaron).
  4. Otras cayeron en tierra fértil (y dieron fruto unas 100, otras 60 y otras 30)

Y Jesús añadió, el que tenga oídos que escuche.

Esta primera parte es muy importante, porque Jesús culmina su parábola diciendo el que tenga oídos que “escuche”. (Lamentablemente muchas traducciones dicen “oiga” y ya hemos explicado que no es lo mismo oír que escuchar). Escuchar en el idioma de Jesús es obedecer, es el mismo verbo que está en el Deuteronomio 6, 4 “Shemá, Israel”, escucha Israel. Es que Jesús, tiene la autoridad divina para hablar así: ¡Escucha!

Escuchar todo lo que significa la Parábola, significa también obedecer todo lo que dice Jesús, con la autoridad divina.

Jesús dirige sus Parábolas a una gran multitud, pero entre ellos hay gente obstinada de corazón, que no quiere entender ni aceptar a Jesús. Por  eso, les habla en parábolas que ellos no entenderderán. Los discípulos piden una explicación y Jesús sereno les dice que son ellos los depositarios de la gran enseñanza y que están viendo lo que todos quisieron ver y no lo lograron. Por eso deben sentir una gran alegría, ya que los profetas y padres de Israel que los precedieron

La explicación de Jesús es tan clara, que no necesita otra explicación posterior. Pero hagamos énfasis en lo primero que dijo: “si uno escucha la Palabra de Dios….” Los cuatro ejemplos de qué pasó con la semilla tienen que ver con la “escucha” de la Palabra.

Si la escucha:

  1. Y no la atiende ni le presta atención, es como la que cae en el camino, el maligno le arrebata lo sembrado en su mente. Esos son como la que cayó en el camino.
  2. Y en su corazón hay gozo, pero su entusiasmo es pasajero, porque no tiene raiz, en el momento de la prueba, abandonan la Palabra. Esos son como la que cayó entre las piedras.
  3. Aún con entusiasmo crece, pero las preocupaciones mundanas y a ambición al dinero ahogan ese desarrollo y muere sin dar fruto. Esos son como la que cayó entre piedras.
  4. Y la atiende y entiende, hace que crezcan sus raíces, se preocupa de alimentarla. Entonces da fruto dependiendo de la semilla treinta, sesenta o cien por semilla. Esos son como los que cayó en Buena tierra.

Reconstruimos el texto:

  1. ¿Dónde estaba Jesús?
  2. ¿Quiénes lo seguían?
  3. ¿Dónde se colocó Jesús para que lo escucharan?
  4. ¿Qué actitud tomó Jesús para explicarles?
  5. ¿Quiénes estaban entre la multitud?
  6. ¿Cuál fue la parábola que les dijo?
  7. ¿Por qué Jesús hablaba en parábolas?
  8. ¿A qué profeta cita Jesús para explicar el porqué hablaba en parábolas?
  9. ¿Cuál es la relación entre la parábola y la “escucha” a la Palabra de Dios?
  10. ¿Cuál sería la conclusión de la explicación de la Parábola?

.

MEDITACIÓN

¿Qué me dice el Señor a mí en el texto? 

Hagámonos unas preguntas para profundizar más en esta Palabra de Salvación:

  1. ¿Soy un seguidor fiel de Jesús? ¿Quiero escuchar su Palabra, su enseñanza? ¿También escucho a otros maestros espirituales que pongo al mismo nivel de Jesús?
  2. ¿En el seguimiento a Jesús cuánto hago caso de su Palabra? ¿Es mi vida completa un fiel reflejo de la Palabra del Señor?
  3. ¿En qué momentos soy yo como el ejemplo de la semilla que cayó en el camino? ¿Atiendo y entiendo la Palabra del Señor? ¿Sigo con perseverancia lo que Jesús me pide? ¿Soy un seguidor serio? ¿O dejo que el maligno enemigo de Dios entre en mi mente y me arrebate esto que el Señor puso en mi vida?
  4. Hasta qué punto soy como el segundo ejemplo: participo en retiros de conversión, me siento contento de escuchar la Palabra del Señor, pero llegan las pruebas y la persecución… ¿qué hago en esos momentos? ¿Soy de abandonar la fe? ¿Soy de dejar las prácticas de oración y vida de sacramentos, la vida comunitaria? Debo estar atento a esta advertencia del Señor.
  5. ¿Hasta qué punto, las preocupaciones mundanas y la seducción de la riqueza del tener y ambicionar ahogan la Palabra de Dios en mi vida y no la dejan crecer? ¿Soy uno de esos? ¿Qué podría hacer para no dejar crecer a los espinos en mi vida?
  6. ¿Siento acaso que soy atento a la siembra de la buena semilla de la Palabra? ¿Cuánto es el fruto que estoy dando? ¿Podría dar más?

.

ORACIÓN

¿Qué le respondo al Señor que me habla en el texto?

Orar, es responderle al Señor que nos habla primero. Estamos queriendo escuchar su Palabra Salvadora. Esta Palabra es muy distinta a lo que el mundo nos ofrece y es el momento de decirle algo al Señor:

Gracias Señor por tu Palabra Salvadora.

Gracias por que siempre me estás alentando a vivir una vida mejor.

Tu Palabra Señor es para que la escuche, la atienda, la obedezca y cambie.

En todos estos ejemplos de vida sobre la “escucha” de tu Palabra, yo me estoy sintiendo muy identificado.

Te pido perdón por todas las veces que no soy coherente, que me digo cristiano, pero no sigo de verdad tus enseñanzas, que las cosas de la vida, me van “sacando” de tu Palabra. Perdón por dejarme engañar.

Te pido que me des el valor de identificar todos esos obstáculos que en mi vida se interponen a una buena escucha.

Que sepa dar fruto y que no me crea mejor por eso, sino que sea humilde para tu gloria.

Amén

.

CONTEMPLACIÓN

¿Cómo hago propio en mi vida las enseñanzas del texto?

Para el momento de la contemplación podemos repetir varias veces este versículo  del  Evangelio para que vaya entrando a nuestra vida, a nuestro corazón.

 “El que tenga oídos, que escuche” (versículo 9.)

Y de esta forma nos ponemos en contemplación, repitiendo y agradeciendo a Jesús que venga.

.

ACCIÓN

¿A qué me comprometo para demostrar el cambio?

Debe haber un cambio notable en mi vida. Si no cambio, entonces, pues no soy un verdadero cristiano.

Si estoy solo. Volveré a leer el texto, haciendo un esfuerzo por identificarme con cada una de las cuatro escenas donde se siembra la Palabra, y revisar dónde se establece la ruptura.  Hacer un propósito de cambio para poder dar fruto. Y de la misma manera, buscar a alguna persona que por algún motivo estuviera en este proceso perdiendo la fe para ir a animarla. Recuerda el acto de caridad de acompañar al hermano que necesita de una palabra de consuelo y aliento para mantenerse firme en la fe.

En el grupo. Te sugerimos que dialogues con todos sobre estos cuatro escenarios donde se entrega la semilla de la Palabra de Dios en nuestra vida y nuestras comunidades. ¿A quiénes se refiere en cada caso? Y proponer una solución a cada una, para poder aumentar en nuestra “escucha”. Como siempre, las obras son importantes para demostrar que sí estamos creyendo en la Palabra, la escuchamos y la llevamos a la práctica. Visitar enfermos, niños huérfanos, asilos de ancianos, o bien en nuestras propias comunidades ir como grupo a ver a aquellas personas que necesitan más de nuestra cercanía. Piensen como grupo quiénes son y vayan a hacerse presentes.

 

Lectio Divina for Sunday – XVI Ordinary Time Cycle A

 

«Come to me, all you are burdened»

Hno Ricardo Grzona, frp

Translated by Washington D. C.

.Para descargar gratuitamente los documentos y/o audio o mp3, click en  “E-BOOK PDF” y/o “AUDIO MP3″ o en Download

FIRST READING: Zechariah 9,9-10

RESPONSORIAL PSALM: Psalm 144

SECOND READING: Romans 8,9.11-13

.

Invoque to the Holy Spirit: 

Come Holy Spirit,

Come to our life, to our heart, to our conscience.

Come Holy Spirit and move our will and mind to understand what the Father tells us through His son Jesus, the Christ.

May your word come to our lives and be done life in us.

Amen

BIBLICAL TEXT: Matthew 11, 25-30

11, 25 On that occasion, Jesus said, “Father, Lord of heaven and earth, I praise you; because you have hidden these things from the wise and learned, and revealed them to simple people. 11, 26 Yes, Father, this was your gracious will.

11, 27 Everything has been entrusted to me by my Father. No one knows the Son except the Father; and no one knows the Father except the Son, and those to whom the Son chooses to reveal him.

11, 28 Come to me, all you who are weary and burdened, and I will give you rest. 11, 11, 29 Take my yoke upon you and learn from me, for I am gentle and humble of heart; and you will find rest.11, 30 For my yoke is easy; and my burden is light.”

(CHRISTIAN COMMUNITY BIBLE)

READING

What does the text say?

Bile Study

We find on next Sunday`s Gospel that preaching the Good News is not a privilege to the wise and the learned, but it embraces all people of good will, specially the little ones, the poor in spirit and humble of heart.

Jesus Christ, the Lord, who is just, full of love and merciful, does not make any difference among people. Everyone can come closer to receive His divine grace, even the wounded and quavering.

The text makes clear that not only the weary man but all with heavy burdens can put them at Jesus´ feet so they are easy to carry on. It is important to pay attention that the text does not state ¨that I am meek¨ but it states that ¨for I am meek¨. Jesus is meek and he does not get upset with us when we fall down.

Jesus uses the Greek adjective ¨jrestós¨ when he speaks about His yoke. This adjective is the same Luke uses in chapter 5, 39 to explain the vintage of the wine and indicate that is ¨just excellent¨. More than just been an easy yoke or lesser burden, it is an exceptional yoke because it is what a person needs in life. It is something positive. It is the greatest good towards joy. The yoke is something evil and with a negative connotation for our worldly and human, but the opposite, the greatest good, to our spiritual life. The person who willingly takes Jesus´ yoke, finds truly freedom, even though it may look all the opposite.

The Gospel, where God the Son show us how to know our eternal Father, is a loving message and not a code of laws or moral rules. That who gets to know it will love it and will not see it like an obligation but like a Treasure to take on. This Treasure is Christ, the easy yoke, light burden, just perfect for our life.

We ¨sacrifice¨ ourselves for Jesus because He is good and perfect and fills our lives with eternal joy; just like the woman leaves everything behind to follow her loved on, and like the avaricious man who sacrifices himself for his gold and money.

Let us go over the Scripture text:

  1. Why does Jesus worship the Father?
  2. Who does truly know the Father? Who does truly know the Son?
  3. How can we get to know the Father?
  4. How can Jesus show himself to those coming to Him?
  5. What will those, who lived close and by their guidelines, find in Jesus?

.

MEDITATION

What does the text tell us? 

Let us question a little more to understand this Word of Salvation

  1. How many times in your life have you stopped to think of and worship God?
  2. What do you do specifically to worship Him?
  3. When do you worship God?
  4. Are you humble enough to let God reveal you things and to feel it that way?
  5. Do you complain that you do not understand God´s plan in your life? Why?
  6. What kind of relationship do you have with Jesus? Do you limit yourself with attending mass only and think that you have fulfilled your call to be a true Christian Catholic?
  7. We all feel at some point in life tired and burdened some… Is Jesus the first one you look for? Do you rather get upset and away from God?
  8. Do I understand when Jesus offers His easy yoke and light burden?
  9. Do I put my burdens and troubles on Jesus hands so they are easy to take on?
  10. What is the barrier that takes me away from doing so?

.

PRAYING

What do I or We say to the Lord?

Prayer is to answer the Lord who called us first. We want to hear his Word of Salvation. The word Jesus offers us is much different from the one the world offers us, and this is the time to speak to Our Lord:

Thank you Lord for your word of Salvation.

Thank you for inviting me to take the yoke of my life and share it with you.

I feel, many time, that my life gets difficult and I feel powerless.

Forgive me Lord because I do not look for you and do not put my burdens on your hands.

Lord, I want to come back to You. You are the One who looks for me to help me. Help me not to harden my heart and to be opened to your hand.

I take my burdens with you, and with humility I ask for your help.

I put my life on your hands. I know you are the only way to have a better life, a life with not many problems.

Help me, Lord, to focus in looking for you. Help me, Lord, to fight the pride that imprisons me. Thank you Lord for coming in my help.

Amen

 

Let us pray with today´s Psalm 144:

 

1 Blessed be Yahweh, my rock, who trains my

hands for war and my fi ngers for battle—2 my

loving God, my fortress; my protector and deliverer,

my shield; where I take refuge; who conquers

nations and subjects them to my rule.

3 O Yahweh, what are humans that you should

be mindful of them, the race of Adam, that you

should care for them?

4 They are like a breath; their days pass like a

shadow on earth.

5 Bend your heavens, O Yahweh, and come

down; touch the mountain and make it smoke.

6 Flash forth lightning and rout the foe; shoot

your arrows and scatter them.

7 From above, reach down and draw me out

of the deep waters, from the hands of foreigners,

8 whose mouths speak falsehood, whose words

are full of deceit.

9 I will sing a new song to you, O God; I will make

music on the ten-stringed harp, 10 for you, who give

victory to kings and deliver David, your servant.

11 Rescue me from the evil sword and from the

hands of foreigners, whose mouths speak falsehood,

whose words are full of deceit.

12 May our sons be like plants well-nurtured

and full grown; and our daughters, like pillars

that adorn the corners of the temple.

13 May our barns be full, with every kind of

provision.

May our sheep increase by thousands, even

by tens of thousands, in our pastures.

14 May our cattle be strong and fruitful; and

may there be an end to raids and exile, to cries

of distress in our streets.

15 Happy are the people so blessed; happy the

people whose God is Yahweh! 

Amen

.

CONTEMPLATION

How do I/we Internalize the text?

For this moment of contemplation we can repeat the following Gospel verse so it enters in our lives and in our hearts.

Come to me, all you who are weary and burdened, and I will give you rest (Verse 11, 28) 

With this verse, we start the contemplation moment by repeating and asking Jesus to come to us.

.

ACTION

What’s the commitment?

There should be a change in life in me. If there is no change, I am not a true Christian.

If I am alone, I can read one more time the scripture text, taking the words that make a more sense to help me in life. I think in the moment I do not let God help me in my daily activities and with my burdens. I will do a good deed or an  action that will help me put my pride on the side and where I can ask Jesus to join me in my daily life. With a Christian attitude and mission, I will look for a friend who is burdened some and will present this scripture passage to pray with him/her and help him/her find Jesus.

If I am in a group of people, we will do a concrete action that will help us realize that we can have Jesus among us. We can find a sign or symbol and show it meanwhile we do a public prayer. Jesus is always with the suffering and He sends us to be part of His hands to console the needy. That our mission this week be to visit the sick, the prisoners, elderly and the forgotten ones.

Lectio Divina Dominical – Domingo XVI del Tiempo Ordinario Ciclo A

    «Vengan a mí todos los que están afligidos»
    Hno Ricardo Grzona, frp
   

.

Para descargar gratuitamente los documentos y/o audio o mp3, click en  “E-BOOK PDF” y/o “AUDIO MP3″ o en Download

PRIMERA LECTURA: Zacarías 9, 9-10

SALMO RESPONSORIAL: Salmo 144

SEGUNDA LECTURA: Romanos 8,9.11-13

.

Invocación al Espíritu Santo:

Ven Espíritu Santo,

Ven a nuestra vida, a nuestros corazones, a nuestras conciencias.

Mueve nuestra inteligencia y nuestra voluntad para entender lo que el Padre quiere decirnos a través de su Hijo Jesús, el Cristo.

Que tu Palabra llegue a toda nuestra vida y se haga vida en nosotros.

Amén

TEXTO BIBLICO: Mateo 11, 25-30

11,25: En aquella ocasión Jesús tomó la palabra y dijo:
—¡Te alabo, Padre, Señor de cielo y tierra, porque, ocultando estas cosas a los sabios y entendidos, se las diste a conocer a la gente sencilla! 11,26: Sí, Padre, ésa ha sido tu elección.
11,27: Todo me lo ha encomendado mi Padre: nadie conoce al Hijo, sino el Padre; nadie conoce al Padre, sino el Hijo y aquél a quien el Hijo decida revelárselo.
11,28: Vengan a mí, los que están cansados y agobiados, y yo los aliviaré. 11,29: Carguen con mi yugo y aprendan de mí, que soy tolerante y humilde de corazón, y encontrarán descanso para su vida. 11,30: Porque mi yugo es suave y mi carga ligera.

(BIBLIA DE NUESTRO PUEBLO)

LECTURA

¿Qué dice el texto?

Estudio bíblico del texto.

En el Evangelio de este próximo Domingo nos encontramos que Jesús recuerda que la Buena Noticia no es un privilegio para los que se creen sabios y prudentes, sino que se extiende a todos aquellos de buena voluntad, especialmente a los más pequeños, a los pobres en espíritu y a los humildes de corazón.

Jesús, el Cristo, el Señor, que es perfecto en su justicia, caridad y misericordia, no hace distinción de personas. Todos, incluso el herido y tembloroso, puede acercarse a recibir de su divina gracia.

Y aclara que no sólo los muy agobiados sino todos los que llevan cargas pesadas, pueden poner en Jesús también para que sea más llevadera. Es importante notar que no dice “que soy manso” sino “porque son manso” Jesús es manso y no se enoja cuando somos torpes en la vida.

Hay un adjetivo puesto que en griego se diría “jrestós”, que Jesús aplica a su yugo, que es le mismo que Lucas usa en 5,39 para calificar el vino añejo como “excelente”. Más que un yugo llevadero, es un yugo excelente, pues llevadero podría ser un mal menor, mientras que un yugo excelente es necesario para la vida. Es algo positivo, es el bien más grande para nuestra felicidad. El yugo, es para la vida carnal y temporal, algo malo, pero es muy bueno para la vida espiritual. El que acepta el yugo de Jesús conquista la verdadera libertad, aunque pareciera todo lo contrario.

El Evangelio donde el Hijo nos da a conocer las maravillas del Eterno Padre, es un mensaje de amor y no un simple código penal o moral.  El que lo conozca lo amará, es decir no lo mirará ya como una obligación sino como un Tesoro que lleva consigo. Este Tesoro es Cristo, es el yugo suave, llevadero y perfecto para la vida.

Así como un avaro se sacrifica por su oro o dinero; o bien como la esposa deja todo para seguir a aquel que ama, Jesús es por quien “sacrificamos” porque es un bien supremo y absoluto que nos llena de felicidad eternal. El yugo, es el artefacto que llevan los animales para cargar o llevar un carruaje. Se pone en el cuello para que vayan juntos, no cada uno por su lado. Cuando Jesús pone su yugo conmigo es que me invita a llevar también mis cargas.

Todo precepto es ligero y suave para el que ama y amando verdaderamente, nada cuesta trabajo.

Reconstruimos el texto:

  1. ¿Porqué alaba Jesús al Padre?
  2. ¿Qué es lo que a ocultado a unos y ha mostrado a otros?
  3. ¿Quién verdaderamente conoce al Padre? ¿Quién verdaderamente conoce al Hijo?
  4. ¿Cómo podemos llegar a conocer al Padre?
  5. ¿Cómo se muestra Jesús para los que llegan a Él?
  6. ¿Qué encontrarán en Jesús, los que vivan en su cercanía y bajo sus mandatos?

.

MEDITACIÓN

¿Qué me dice el Señor a mí en el texto? 

Hagámonos unas preguntas para profundizar más en esta Palabra de Salvación:

  1. ¿En cuántas ocasiones en tu vida te detienes para alabar a Dios?
  2. ¿Qué haces concretamente para esta alabanza?
  3. ¿En qué momentos alabas a Dios?
  4. ¿Eres lo suficientemente humilde para sentirte que el Señor te ha revelado las cosas?
  5. ¿Te quejas de que no entiendes el plan de Dios en tu vida? ¿Porqué será?
  6.  ¿Cuál es tu verdadera relación con Jesús? ¿Te limitas a los actos cultuales y con eso crees que ya cumpliste?
  7. Todos, en algún momento nos sentimos cansados y agobiados… ¿Es Jesús nuestro primer punto de búsqueda? O en esos momentos preferimos enojarnos y hasta separarnos de Dios.
  8. ¿Entiendo esto que ofrece Jesús del Yugo?
  9. ¿Pongo mis cargas, mis agobios en las manos del Señor para que sea más llevadero?
  10. ¿Qué me impide a mí hacer esto

.

ORACIÓN

¿Qué le respondo al Señor que me habla en el texto?

Orar, es responderle al Señor que nos habla primero. Estamos queriendo escuchar su Palabra Salvadora. Esta Palabra es muy distinta a lo que el mundo nos ofrece y es el momento de decirle algo al Señor:

Gracias Señor por tu Palabra Salvadora.

Gracias por invitarme a llevar el yugo de mi vida, por compartirlo conmigo

Muchas veces se me hace difícil llevar mi vida, siento que no tengo fuerzas.

Perdón por no buscarte y poner el yugo de mi vida en tus manos.

Señor, quiero volver a recibirte, eres Tú el que me busca para ayudarme. Que no sea testarudo, que me deje ayudar por Ti.

Pongo hoy mis cargas contigo, humildemente te pido que me ayudes.

Pongo toda mi vida en tus manos. Yo sé que sólo Tú me puedes ayudar a tener una vida mejor, una vida más segura, una vida sin tantos contratiempos.

Que mi objetivo sea dejarme encontrar por Ti, Señor, que venza a ese orgullo que me tiene prisionero. Gracias Señor por venir en mi auxilio.

Amén

Oramos con el Salmo de este Domingo, el 144:

144,1: Bendito sea el Señor, mi Roca, que adiestra mis manos para el combate, mis dedos para la batalla.
144,2: Mi aliado y mi alcázar, mi baluarte donde me pongo a salvo, mi escudo y mi refugio, él me somete los pueblos.
144,3: Señor, ¿qué es el hombre para que acuerdes de él, el ser humano para que pienses en él?
144,4: El hombre se asemeja a un soplo, sus días a una sombra que pasa.
144,5: Señor, inclina tus cielos y desciende; toca los montes y que humeen.
144,6: Fulmina tus rayos y dispérsalos, lanza tus flechas y desbarátalos.
144,7: Alarga tu mano desde lo alto, defiéndeme y líbrame de las aguas caudalosas, de la mano de extranjeros,
144,8: cuya boca profiere falsedades, y su diestra es engañosa.
144,9: Oh Dios, te cantaré un canto nuevo, tocaré para ti el arpa de diez cuerdas,
144,10: tú que das la victoria a los reyes, y libras a David, tu siervo, de la espada inicua.
144,11: Defiéndeme y líbrame de la mano de extranjeros, cuya boca profiere falsedades y su diestra es engañosa.
144,12: Sean nuestros hijos como plantío, exuberante desde la juventud; sean nuestras hijas columnas esculpidas, estructura de un palacio;
144,13: nuestros graneros estén rebosantes de productos de toda especie. Nuestros rebaños a millares se multipliquen en nuestros prados;
144,14: que nuestros bueyes vengan cargados. No haya brechas ni boquetes, ningún lamento en nuestras plazas.
144,15: ¡Dichoso el pueblo al que así le sucede, dichoso el pueblo cuyo Dios es el Señor!

.

CONTEMPLACIÓN

¿Cómo hago propio en mi vida las enseñanzas del texto?

Para el momento de la contemplación podemos repetir varias veces este versículo  del  Evangelio para que vaya entrando a nuestra vida, a nuestro corazón.

Vengan a mí, los que están cansados y agobiados, y yo los aliviaré (versículo 28)

Y de esta forma nos ponemos en contemplación, repitiendo y agradeciendo a Jesús que venga.

.

ACCIÓN

¿A qué me comprometo para demostrar el cambio?

Debe haber un cambio notable en mi vida. Si no cambio, entonces, pues no soy un verdadero cristiano.

Si estoy solo, volveré a leer el texto, tomando las formas importantes que me ayuden en mi vida. Voy a pensar en todos los momentos en que no dejo al Señor que me ayude a llevar las cargas de mi vida. Voy a realizar una acción externa, donde yo deje mi orgullo para llegar al Señor, y pedirle a Él que sea mi compañero de camino. Como actitud misionera, voy a buscar a algún compañero o amigo que sufra y le voy a presentar este texto del Evangelio para orar con esta persona y ayudarlo a dejarse encontrar por Jesús.

En el grupo. Hacer una acción concreta que muestre y demuestre a los demás que sí somos capaces de poner a Jesús en medio nuestro. Tal vez buscar un símbolo, hacer un yugo como el que lleva el carruaje y mientras se usa hacer una oración pública. Como siempre, Jesús está al lado del que sufre y nos envía a nosotros también a ser la extensión de sus manos para consolar a los que están más necesitados. Visitar enfermos, prisioneros, ancianos y gente olvidada, que sea nuestra misión esta semana.

 

Lectio Divina Dominical – Domingo de San Pedro y Pablo Ciclo A

    «Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo»
    Hno Ricardo Grzona, frp
   

   
 

 

.

Para descargar gratuitamente los documentos y/o audio o mp3, click en  “E-BOOK PDF” y/o “AUDIO MP3″ o en Download

PRIMERA LECTURA: Hechos 12, 1-11

SALMO RESPONSORIAL: Salmo 33, 2-9

SEGUNDA LECTURA: 2 Timoteo 4, 6-8. 17-18

.

Invocación al Espíritu Santo:

Ven Espíritu Santo,

Ven a nuestra vida, a nuestros corazones, a nuestras conciencias.

Mueve nuestra inteligencia y nuestra voluntad para entender lo que el Padre quiere decirnos a través de su Hijo Jesús, el Cristo.

Que tu Palabra llegue a toda nuestra vida y se haga vida en nosotros.

Amén

TEXTO BIBLICO: Juan 6, 51-58

16,13: Cuando llegó Jesús a la región de Cesárea de Felipe, preguntó a los discípulos:
—¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre?
16,14: Ellos contestaron:
—Unos dicen que es Juan el Bautista; otros, que es Elías; otros, Jeremías o algún otro profeta.
16,15: Él les dice:
—Y ustedes, ¿quién dicen que soy?
16,16: Simón Pedro respondió:
—Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo.
16,17: Jesús le dijo:
—¡Dichoso tú, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo ha revelado nadie de carne y hueso, sino mi Padre del cielo! 16,18: Pues yo te digo que tú eres Pedro y sobre esta piedra construiré mi Iglesia, y el imperio de la muerte no la vencerá.
16,19: A ti te daré las llaves del reino de los cielos: lo que ates en la tierra quedará atado en el cielo; lo que desates en la tierra quedará desatado en el cielo.

(BIBLIA DE NUESTRO PUEBLO)

LECTURA

¿Qué dice el texto?

Estudio bíblico del texto.

Este próximo domingo coincide con la fiesta de los dos santos Pilares de nuestra Iglesia, Pedro y Pablo. Por eso la liturgia se dirige a estas lecturas, en vez de seguir los domingos del tiempo ordinario.

Pedro como columna de la Iglesia representa la fidelidad y Pablo la misión y la evangelización. La vocación universal de la Iglesia madre, tiene en Pablo su expansión, pero en Pedro su unidad irrevocable.

El texto comienza cuando Jesús pregunta a sus Apóstoles ¿Quién dice la gente que es el Hijo del Hombre? Este título, mesiánico, que el mismo Jesús se atribuye, ya lo encontramos en el Antiguo Testamento. (En el profeta Daniel, al respecto leemos en 7,14 Le dieron poder real y dominio: todos los pueblos, naciones y lenguas lo respetarán. Su dominio es eterno y no pasa, su reino no tendrá fin). Por lo que los judíos estaban esperando un rey que dominase desde el Pueblo de Israel a todos. Un gran poder para aplastar a los enemigos. La gente tiene en Jesús esperanzas de este tipo, se acerca el gran dominio y el dominador…

Pero las respuestas de los Apóstoles varían. Hablan que Jesús es como si fuera que han vuelto a la vida Juan el Bautista, Elías, Jeremías o algún otro de los profetas. Esto merecería una aclaración. Los judíos sabían que el profetismo se había acabado con Malaquías y ellos esperaban que Dios restaurara a los verdaderos profetas. También es importante recordar en doctrinas de la resurrección que tenían muchos grupos y por lo que no sería extraño que Jesús fuera uno de ellos que había vuelto a profetizar en Israel.

La pregunta se personaliza, ahora no es lo que “la gente” piensa… sino lo que ellos dicen y piensan y dicen sobre Jesús.

Es Simón Pedro, quien toma la palabra y lleno del Espíritu declara solemnemente: Tú eres el Mesías el hijo del Dios vivo. Esta respuesta no viene dada por la sabiduría humana, sino por una revelación que el Padre Dios le hace a Simón, por lo cual Jesús inmediatamente le cambia el nombre. Este cambio de nombre indica una nueva identidad, una nueva misión: Pedro, que significa piedra o roca es el cimiento de la comunidad que creerá desde ahora que Jesús es el Mesías, el Señor, el Salvador. Esta comunidad que es la Iglesia tendrá poder sobre el imperio de la muerte y la vencerá. Pues ninguna esperanza había antes de Jesús y su Iglesia para vencer al gran enemigo de la humanidad: la muerte. Se agrega otro símbolo: las llaves del reino de los cielos. Y sobre todo atar y desatar, desde la tierra al cielo. Figura que hace que Pedro y la Iglesia, desde este mundo, tienen también el poder sobre la dimensión celestial.

Ya el poderío es el máximo otorgado, pero no fue el poder de aplastar a los enemigos humanos, sino de aplastar al mal, al pecado, y su consecuencia la muerte eterna. Ya no es un reino que está sobre los demás para explotarlos, sino al contrario un reino al servicio para todos los demás. Aquí aplicamos entonces el nuevo enfoque del poder, que es el servicio.

Reconstruimos el texto:

  1. ¿Dónde se desarrolla el texto?
  2. ¿Cuál fue la pregunta que les hizo Jesús a sus Disícpulos?
  3. ¿Cuál fue la contestación que le dieron? ¿Con quiénes lo confundían a Jesús?
  4. ¿Cuál es la nueva pregunta?
  5. ¿Quién fue el que contesta?
  6. ¿Porqué Pedro contestó así? ¿Quién le dio esa idea?
  7. ¿Qué le dice Jesús a Simón Pedro?
  8. ¿Qué poder le entregará?

.
MEDITACIÓN

¿Qué me dice el Señor a mí en el texto? 

Hagámonos unas preguntas para profundizar más en esta Palabra de Salvación:

  1. En muchas ocasiones escuchamos hablar sobre Jesús ¿Qué es lo que dice hoy la gente sobre Jesús?
  2. ¿Podrías hacer un resumen de todo lo que la gente dice hoy desde Jesús? ¿En qué te identificas tú de estas cosas que dicen? ¿Son todas de acuerdo al Evangelio?
  3. Jesús vuelve a preguntarte a ti, hoy ¿Qué piensas tú de Jesús, qué dices de Él? Toma un momento para pensar antes de contestar.
  4. ¿Es Jesús el Mesías para ti? ¿Qué implica seguir a Jesús, y dejarle a Él el título de Mesías en tu vida? ¿En qué cambia tu vida, si Jesús es el Señor?
  5. ¿Acepto las palabras de Jesús sobre Pedro, y la Iglesia? ¿Reconozco que es la Iglesia la única institución confiada por Jesús que tiene poder sobre el imperio de la muerte?
  6. ¿Entiendo que Jesús confió también el atar y desatar a Pedro? ¿Confío en que sus legítimos sucesores, hoy el Papa, son los que nos unen en la fe en Cristo?

.

ORACIÓN

¿Qué le respondo al Señor que me habla en el texto?

Orar, es responderle al Señor que nos habla primero. Estamos queriendo escuchar su Palabra Salvadora. Esta Palabra es muy distinta a lo que el mundo nos ofrece y es el momento de decirle algo al Señor:

Gracias Señor por tu Palabra Salvadora.

Gracias por llamarnos a vivir y celebrar tu Palabra en la Iglesia.

Te pedimos perdón por las veces que dudamos en nuestra fe y nos dejamos confundir con lo que el mundo actual dice sobre Ti. Perdón Señor por seguir corrientes que no te reconocen como el verdadero Mesías.

Danos fuerzas Señor para mantenernos en tu Iglesia, como fieles discípulos. Que amemos a tu Iglesia y amemos a quienes nos sirven, al sucesor de Pedro y los Obispos.

Que seamos responsables en tu Iglesia. Ya que Tú nos confías el ministerio de seguirte y de ser fieles en la Iglesia como testimonio para que el mundo crea en Ti.

Amén

.

CONTEMPLACIÓN

¿Cómo hago propio en mi vida las enseñanzas del texto?

Para el momento de la contemplación podemos repetir varias veces este versículo  del  Evangelio para que vaya entrando a nuestra vida, a nuestro corazón.

Tú eres el Mesías, el hijo de Dios vivo. (versículo 16)

Y de esta forma nos ponemos en contemplación, repitiendo y agradeciendo a Jesús que venga.

.

ACCIÓN

¿A qué me comprometo para demostrar el cambio?

Debe haber un cambio notable en mi vida. Si no cambio, entonces, pues no soy un verdadero cristiano.

Si estoy solo, voy a releer profundamente el texto, y buscar la centralidad de mi fe Cristiana Católica. Y voy a buscar una actividad que me ponga en actitud misionera frente a los demás. Sería importante defender la Fe Católica, basada en Pedro y sus sucesores. Voy a encontrar a una persona que yo sé que ha tenido dudas sobre la fe y voy a acompañarla, y ayudarle con todo respeto a encontrar el camino de la seguridad del Evangelio de Jesús. Mi discipulado debe ser misionero. El seguir a Jesús también implica ser pescador de otros para el Reino.

En el grupo. Hacer preguntas a la gente de qué es lo que opina hoy la gente de Jesús. Como una encuesta entre las calles y preguntar: ¿Quién es Jesús para Ud? y ¿Qué opina hoy de la Iglesia? y luego juntar todas las preguntas y ver las opiniones de la gente de nuestro barrio o ambiente. Ahora con todas las respuestas tratar de hacer un proyecto misionero para presentar la verdad de Jesús y de su Iglesia en medio de posibles errores que puedan haber. No olvidar también salir como Iglesia a buscar personas necesitadas y llevarles consuelo, afecto en nombre del Señor.

 

Lectio Divina Dominical – Domingo de Corpus Christi Ciclo A

    «El que coma de este pan vivirá eternamente»
    Hno Ricardo Grzona, frp
   
 

.

Para descargar gratuitamente los documentos y/o audio o mp3, click en  “E-BOOK PDF” y/o “AUDIO MP3″ o en Download

PRIMERA LECTURA: Deuteronomio 8, 2-3. 14b-16a

SALMO RESPONSORIAL: Salmo 147

SEGUNDA LECTURA: 1 Corintios 10, 16-17

.

Invocación al Espíritu Santo:

Ven Espíritu Santo,

Ven a nuestra vida, a nuestros corazones, a nuestras conciencias.

Mueve nuestra inteligencia y nuestra voluntad para entender lo que el Padre quiere decirnos a través de su Hijo Jesús, el Cristo.

Que tu Palabra llegue a toda nuestra vida y se haga vida en nosotros.

Amén

TEXTO BIBLICO: Juan 6, 51-58

6,51: Yo soy el pan vivo bajado del cielo. Quien coma de este pan vivirá siempre. El pan que yo doy para la vida del mundo es mi carne.

6,52: Los judíos se pusieron a discutir:
—¿Cómo puede éste darnos de comer [su] carne?
6,53: Les contestó Jesús:
—Les aseguro que, si no comen la carne y beben la sangre del Hijo del Hombre, no tendrán vida en ustedes.
6,54: Quien come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna y yo lo resucitaré el último día. 6,55: Mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida. 6,56: Quien come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en él. 6,57: Como el Padre que me envió vive y yo vivo por el Padre, así quien me come vivirá por mí.
6,58: Éste es el pan bajado del cielo y no es como el que comieron sus padres, y murieron. Quien come este pan vivirá siempre.

(BIBLIA DE NUESTRO PUEBLO)

LECTURA

¿Qué dice el texto?

Estudio bíblico del texto.

El Evangelista y Apóstol Juan, pone en boca de Jesús el así llamado: discurso sobre el pan de vida.

El Pan, es alimento, y es necesario para la vida. Pero Jesús hace esto como una comparación con el pan que alimenta momentáneamente y el pan que alimenta para siempre, para la vida eterna.

Aquí Jesús habla del Pan y lo relaciona con su propia carne. Esta parte del texto, se vuelve más sacrificial, y en el contexto de la tradición de la Iglesia, se vuelve más Eucarístico. El sacrificio de Jesús, a través de la Pascua, nos ayuda a poder entender este texto. Es su entrega como el único sacrificio agradable al Padre, unido al memorial de la última cena, en que toma sentido este texto.

No es de culpar a los judíos que aparecen aquí, sin entender el mensaje de Jesús. Realmente sólo después de la experiencia Pascual, es cuando todo lo dicho por el Señor toma otra dimensión.

Ahora no se trata sólo de recibir en la vida la Palabra reveladora de Jesús, sino de hacer un lugar en la propia vida al misterio de su Persona, que quiere alimentarnos. Jesús es Pan de vida no solamente en todo lo que Él hace, sino especialmente en su Iglesia, en el sacramento de la Eucaristía, donde el ámbito comunitario de la unidad de los creyentes, también lo es con Cristo.

Estas palabras de Jesús: “El pan que yo doy para la vida del mundo es mi carne”.Es la cima de la revelación sobre Jesús-Pan – Alimento.  Jesús en su humanidad, se entrega sacrificialmente, por la salvación del mundo entero, en la muerte en cruz. Por eso Él siempre dice “dar su vida” “dar su carne” y lo hace para que todos tengan vida.

Jesús insiste: “Quien come mi carne y bebe mi sangre tiene vida en mí y yo en él”. Jesús mismo es el alimento que nos une al Padre. Curiosamente al revés de los alimentos normales que tomamos, de los que extraemos las sustancias nutritivas y los transformamos en nuestra vida, la Eucaristía nos ofrece la vida del que comemos. Nos transformamos en Aquel que nos alimenta y nos unimos así al Padre del cielo. Este nuevo pan, es totalmente completo, no como el maná que comieron los israelitas en el desierto y murieron. El que come de este pan, vivirá para siempre.

Reconstruimos el texto:

  1. ¿A quién dirige su discurso Jesús?
  2. ¿Con qué se compara el mismo Jesús?
  3. ¿Por qué dice que Él es el Pan de Vida?
  4. ¿Cuál es la relación entre el Pan y la carne de Jesús?
  5. ¿Qué sucede con quien come el cuerpo y bebe la sangre del Señor?
  6. ¿Cuál es la relación con quien come el pan y la vida para siempre?

.

MEDITACIÓN

¿Qué me dice el Señor a mí en el texto? 

Hagámonos unas preguntas para profundizar más en esta Palabra de Salvación:

  1. Jesús comienza su discurso diciendo: “Yo soy”, ¿reconozco en Jesús al Dios único y verdadero, el mismo que habló desde el principio?
  2. ¿Entiendo que Jesús vino con una encomienda especial de Dios Padre, que todos tuviéramos vida?
  3. ¿Entiendo que la Iglesia, siguiendo la tradición desde los primeros discípulos, continúa ofreciendo el sacrificio Eucarístico para mi salvación?
  4. ¿Doy la importancia necesaria al Sacrificio del Señor? ¿Comulgo con frecuencia? ¿Lo hago con toda la conciencia?
  5. Jesús habla de comer el Pan de Vida, y que esto trae consecuencias para la vida eterna. ¿Soy consciente que juego mi eternidad a través de este cumplimiento?
  6. ¿Espero gozoso la resurrección del último día por la participación de la Eucaristía?

.

ORACIÓN

¿Qué le respondo al Señor que me habla en el texto?

Orar, es responderle al Señor que nos habla primero. Estamos queriendo escuchar su Palabra Salvadora. Esta Palabra es muy distinta a lo que el mundo nos ofrece y es el momento de decirle algo al Señor:

Gracias Señor por tu Palabra Salvadora.

Gracias por venir a darnos tu cuerpo y tu sangre como el Pan de Vida Eterna.

Queremos estar unidos a ti.

Te invito que junto con toda la Iglesia, recitemos este antiguo himno, que en el original en latín se dice Adorote Devote:

Te Adoro con Devoción

Te adoro con devoción,

Dios escondido,

oculto verdaderamente

bajo estas apariencias.

A ti se somete mi corazón

por completo,y se rinde

totalmente al contemplarte.

Al juzgar de ti se equivocan

la vista, el tacto, el gusto,

pero basta con el oído

para creer con firmeza;

creo todo lo que ha

dicho el Hijo de Dios;

nada es más verdadero

que esta palabra de verdad.

En la cruz se escondía

sólo la divinidad,

pero aquí también

se esconde la humanidad;

creo y confieso ambas cosas,

y pido lo que pidió

el ladrón arrepentido.

No veo las llagas

como las vio Tomás,

pero confieso

que eres mi Dios;

haz que yo crea

más y más en ti,

que en ti espere,

y que te ame.

¡Oh memorial de la

muerte del Señor!

Pan vivo que das

vida al hombre;

concede a mi alma

que de ti viva,

y que siempre

saboree tu dulzura.

Señor Jesús,

bondadoso pelícano,

límpiame, a mí,

inmundo, con tu sangre,

de la que una sola gota

puede liberar

de todos los crímenes

al mundo entero.

Jesús, a quien ahora

veo oculto,

te ruego que se cumpla

lo que tanto ansío:

que al mirar tu rostro

ya no oculto,

sea yo feliz viendo tu gloria.

Amén.

.

CONTEMPLACIÓN

¿Cómo hago propio en mi vida las enseñanzas del texto?

Para el momento de la contemplación podemos repetir varias veces este versículo  del  Evangelio para que vaya entrando a nuestra vida, a nuestro corazón.

Quien come este pan vivirá siempre (Versículo 58)

 Y de esta forma nos ponemos en contemplación, repitiendo y agradeciendo a Jesús que venga.

.

ACCIÓN

¿A qué me comprometo para demostrar el cambio?

Debe haber un cambio notable en mi vida. Si no cambio, entonces, pues no soy un verdadero cristiano.

Si estoy solo. Me propongo profundizar en la lectura del texto. ¿Qué cambiará en mi vida? Te propongo participar con mucha profundidad de una celebración eucarística. Y tal vez, pueda invitar a alguna persona que aun conociendo al Señor, esté pasando por un momento de necesidad necesite de un aliento para ir a orar contigo y alimentarse del Señor.

En el grupo. Reconocer cuáles son los impedimentos que tenemos y que ponemos para participar en la celebración eucarística dominical. Pues muchos son católicos, pero no van a la celebración comunitaria. Proponerse superarlas. Y como se trata de alimentos, ver la forma de conseguir alimentos para gente que esté necesitada y poder llevarlos, recordándoles siempre que el verdadero alimento es Jesús el Señor.

Lectio Divina Dominical – Domingo de la Santísima Trinidad Ciclo A

 

«Tanto amó Dios al mundo, que le envió su Hijo»

Hno Ricardo Grzona, frp



......
.Para descargar gratuitamente los documentos y/o audio o mp3, click en  “E-BOOK PDF” y/o “AUDIO MP3″ o en Download

PRIMERA LECTURA: Éxodo 34, 4b- 6.8-9

SALMO RESPONSORIAL: Salmo Daniel 3, 52-56

SEGUNDA LECTURA: 2 Corintios 13,11-13

.

Invocación al Espíritu Santo:

Ven Espíritu Santo,

Ven a nuestra vida, a nuestros corazones, a nuestras conciencias.

Mueve nuestra inteligencia y nuestra voluntad para entender lo que el Padre quiere decirnos a través de su Hijo Jesús, el Cristo.

Que tu Palabra llegue a toda nuestra vida y se haga vida en nosotros.

Amén

TEXTO BIBLICO: Juan 3, 16-18

3,16: Tanto amó Dios al mundo, que entregó a su Hijo único, para que quien crea en él no muera, sino tenga vida eterna. 3,17: Dios no envió a su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por medio de él.
3,18: El que cree en él no es juzgado; el que no cree ya está juzgado, por no creer en el Hijo único de Dios.

(BIBLIA DE NUESTRO PUEBLO)

LECTURA

¿Qué dice el texto?

Estudio bíblico del texto.

San Juan, nos presenta este texto tan importante que es como un resumen de lo que él mismo ha vivido con Jesús. Recordemos que Juan mismo en su primera carta en el capítulo 4 versículo 8 dice claramente la definición de Dios: “Dios es amor”.

Por lo tanto, la teología presente del evangelista Juan, que escribió alrededor de los años noventa de nuestra era, cuando ya Juan y las comunidades de discípulos han reflexionado bastantes años sobre el misterio de Jesús, el Cristo, llegan a la síntesis clara sobre el amor de Dios y Dios que es amor.

Juan hace en medio de su Evangelio, toda la síntesis del mismo, El amor de Dios es tan grande, que envía a su único Hijo para salvar a toda la humanidad que había caído en la desgracia.  Esa desgracia del pecado y su consecuencia la muerte, ya han sido vencidas por quien venció al mundo, y venció la muerte. Esta es la victoria que trae para todos los que creen en Él: ofrecer la vida inmortal y para siempre.

La conjugación de los verbos de parte de Juan es muy curiosa, dice para que el mundo se salve por medio de Él. Es decir, deja también la voluntad a las personas de creer en Jesús, el Cristo, el Señor.

La propuesta de Juan es simple, hay que creer en el Hijo de Dios. Hay que creerle a Él, no sólo decir de labios para afuera que Jesús es el Mesías, el enviado… etc. Si no creerle a Él y a sus mandamientos de amor, para poder recibir la salvación y la vida eterna.

Encontré un cuadro que puede ilustrar muy bien, aunque con otra traducción de la Biblia, pero nos ayudará a entender más palabra por palabra, lo que Juan dice en esta síntesis. Se trata de Dios, que es uno en la divinidad y trinitario en sus personas.

Reconstruimos el texto:

  1. ¿Cómo comienza el texto?
  2. ¿Qué dice Juan, cuál es la actitud de Dios Padre para con el mundo?
  3. ¿Qué hizo entonces Dios para salvar al mundo?
  4. ¿Qué es necesario para recibir la salvación?
  5. ¿Qué sucede con los que creen en Jesús?
  6. ¿Qué sucede con los que no creen?
  7. ¿Vino Jesús para juzgar? O ¿cuál fue su misión?
  8. ¿Cómo culmina el texto?

.

MEDITACIÓN

¿Qué me dice el Señor a mí en el texto? 

Hagámonos unas preguntas para profundizar más en esta Palabra de Salvación:

  1. Muchas veces nos confundimos con la Trinidad, hoy queremos entender este concepto que viene de la Filosofía. ¿Entiendo que Dios, el Padre, ha enviado a su Hijo Único para salvar a todos los que vivimos en este mundo?
  2. ¿Y entre los que vivimos en este mundo, estoy yo? ¿Me doy cuenta?
  3. Si tuviera que poner un porcentaje a mi fe ¿Cuánto me pondría?
  4. ¿Me doy cuenta que de mi fe nace una esperanza para la vida eterna?
  5. ¿Es la fe para mí un adorno cultural? ¿ O es un motivo de vida permanente, que me impulsa a seguir creciendo?
  6. ¿Qué significaría en este caso tener vida? ¿No morir?
  7. ¿Qué espero del Juicio del Señor?
  8. ¿El creer, cambia mi vida?

.

ORACIÓN

¿Qué le respondo al Señor que me habla en el texto?

Orar, es responderle al Señor que nos habla primero. Estamos queriendo escuchar su Palabra Salvadora. Esta Palabra es muy distinta a lo que el mundo nos ofrece y es el momento de decirle algo al Señor:

 

Gracias Señor por tu Palabra Salvadora. 

Oremos con el texto de Daniel propuesto para este domingo:

3,52: Bendito seas, Señor, Dios de nuestros padres,
   a ti gloria y alabanza eternamente.

   Bendito sea tu Nombre, santo y glorioso,
  a él gloria y alabanza eternamente.

3,53: líbranos, con tu poder maravilloso,
   y da gloria a tu Nombre, Señor.

3,53: Bendito seas en el templo de tu santa gloria,
   a ti gloria y alabanza eternamente.

3,54: Bendito seas en tu trono real,
   a ti gloria y alabanza eternamente.

3,54: Sean humillados los que nos maltratan,
   queden confundidos, pierdan el mando,
   sea destruido su poder
3,55: Bendito cuando cabalgas sobre querubines penetrando los abismos,
   a ti gloria y alabanza eternamente.

3,55: y sepan que tú, Señor, eres el Dios único
   glorioso, en toda la tierra.

3,56: Bendito seas en el firmamento del cielo,
   a ti gloria y alabanza eternamente.

3,57: Criaturas todas del Señor, bendigan al Señor,
   canten en su honor eternamente. 

Y que seamos nosotros los que continuemos con tu Historia de Salvación.

Amén.

.

CONTEMPLACIÓN

¿Cómo hago propio en mi vida las enseñanzas del texto?

Para el momento de la contemplación podemos repetir varias veces este versículo  del  Evangelio para que vaya entrando a nuestra vida, a nuestro corazón.

El que cree en él no es juzgado.” (versículo 18)

 Y de esta forma nos ponemos en contemplación, repitiendo y agradeciendo a Jesús que venga.

.

ACCIÓN

¿A qué me comprometo para demostrar el cambio?

Practicando el ejercicio de Lectio Divina debe haber un cambio notable en mi vida. Si no cambio, entonces, pues no soy un verdadero cristiano.

Si estoy solo, vuelvo a leer el texto, busco el interior de las palabras que son dadas para mí. Escribe tu compromiso misionero. Ve a llevarle este mensaje a alguien que lo necesita

En el grupo. Es importante descubrir con el grupo la acción de Dios para con todos nosotros. No proponemos ser misioneros de Dios que vino a liberarnos del pecado con su amor. Vamos a ir a llevar a Jesús para que lo conozcan otros que aún no lo conocen.

EnglishFrenchGermanItalianPortugueseSpanish
Radio Cristonaut@s
Login
Donations - Donaciones

Skype Crist@nautas
Chat with me
Facebook
Cristonautas Twitter