Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Juan 10, 22-30

Evangelio del día – Lectio Divina Juan 10, 22-30

Lectio Divina por José Tomás Otamendi González De Venezuela

0. 🔥 Invocación al Espíritu Santo:

Pidamos al Espíritu Santo nos haga dóciles a la voluntad del Padre, abra nuestro entendimiento a su Palabra y nos permita ser portadores de su amor y el mensaje de amor a la humanidad. (podemos iniciar también con la canción Padre Amerindio

1. 📜 Texto Bíblico:✝ Lectura del Santo Evangelio según San Juan 10, 22-30

Se celebraba en Jerusalén la fiesta de la Dedicación del templo y era invierno. Jesús se paseaba en el atrio del templo, por los Arcos de Salomón. Entonces lo rodearon los judíos y le dijeron: “Hasta cuándo nos vas a tener en suspenso? Si tú eres el Mesías, dínoslo francamente”. Jesús les respondió: “Ya les dije, pero no me creen. Las obras que yo hago en nombre de mi Padre dan testimonio en mi favor, pero ustedes no creen, porque no son de mis ovejas. Mis ovejas obedecen cuando yo las llamo; yo las conozco, y ellas me siguen. Yo les doy vida eterna, y no se perderán jamás. Y nadie las arrebatará de mis manos. El poder que me ha dado mi Padre es mayor que el de todos los demás, y nadie puede arrebatarlas de las manos de mi Padre. El Padre y yo somos uno”.

Palabra del Señor.

👓 Lectura ¿Qué dice el texto?

En el Evangelio de hoy se acercan los judíos para interpelar a Jesús pidiéndoles que les diga si es el Mesías, la respuesta fue clara “ya les dije, pero no me creen”. Jesús les habla de que él y el padre son uno, le aclara que ellos no lo reconocen porque no pertenecen a su rebaño, solo sus ovejas lo reconocen y le siguen, y a estas él les da vida eterna y jamás perderá a ninguna de ellas, pues tiene el poder que le ha sido dado por su Padre y nadie se las podrá arrebatar.

2. 🙇🏻 Meditación ¿Qué nos dice Dios en el texto?

El Evangelio de San Juan es un libro de muchas señales donde Jesús va revelando el misterio divino, crece constantemente la oposición a la visión que tenían a la llegada del Mesías, pues cada uno tenía sus propios criterios de cómo debía actuar el enviado de Dios, querían que fuera como solo ellos se lo imaginaban. Jesús no solo es todo lo contrario a lo que ellos pensaban, sino que también va revelando al Padre tal y cual es, sin medias tintas nos muestra cómo debemos pensar y actuar para lograr una conversión total.

Se acercan para interpelar a Jesús y pedirle que se identifique y así poder comprobar si es el Mesías, desde sus opiniones e ideas que tenían del enviado de Dios; pero Jesús responde de la forma más sencilla y clara “ya les dije, pero no me creen”, simplemente les aclara que las obras las hace en nombre del Padre y ellas dan testimonio de él. No se trataba de dar pruebas sino de aceptar el testimonio que les daba Jesús, no existe prueba que les obligara a cambiar lo que pensaban. El gran problema radica en la forma desinteresada con la que nos acercamos a Dios y al estilo de vida en la verdad que nos plantea, pues solo sus ovejas escuchan su voz y le siguen. Jesús de forma indirecta retoma la el Yo Soy el Buen Pastor pues es reconocido por sus ovejas, esta unión intrínseca entre el creador y la criatura revela el plan de salvación del Padre “Yo les doy vida eterna, y no se perderán jamás”, demuestra que todo aquel que reconoce la voz de Dios en Jesús y sigue sus mandatos esta salvo, en paz con el Padre y sobre todo tiene la libertad de los hijos de Dios.

Por último, Jesús revela que él y el Padre son uno, más adelante nos dirá “quien me ve a mi ve al Padre (Jn 14, 9), esta unión entre ellos se da por la obediencia de Jesús, “Mi alimento es hacer la voluntad del Padre” (Jn 4, 34); la obediencia de Jesús no es por pura disciplina, sino que es profética, obedece para ser el cristal por donde se mire al Padre, fue obediente hasta la muerte, por eso podía decir que el Padre y él son uno. Fue un largo proceso para entender la obediencia que desde el origen es el SI de María, hasta el “Todo está cumplido” (Jn 19, 30), siempre fue en pos de unir al hombre con su creador a través de la obediencia.

3. 🙇🏻 Oración ¿Qué le digo a Dios?

Señor Que Jesús haznos uno contigo en la obediencia para poder ser ese cristal por donde nuestros hermanos vean al Padre, que nuestros hermanos vean en nosotros el amor infinito del Dios hacia la humanidad, que toda la tierra conozca que la salvación ha llegado gracias al Hijo obediente hasta la muerte.

4. 🧎🏻🧎🏻 Contemplación ¿Cómo interiorizo la Palabra de Dios?

¿Cómo es mi obediencia a Dios? ¿disciplinar o profética? ¿Podemos decir que lo escuchamos, que lo conocemos, que lo seguimos?

¿soy obediente en estos tiempos de pandemia, estoy atento a los que Dios quiere de nosotros en estos momentos tan difíciles para la humanidad? ¿Doy testimonio del Padre o solo me preocupo por mí?

¿Qué provoca en mi escuchar “ya les dije, pero no me creen”? ¿Qué tanto le crees a Jesús? ¿Te sientes parte del rebaño del Padre?

5. 🏃🏼🏃🏼Acción ¿a qué me comprometo con Dios?

Llevar la obediencia al Padre con Alegría, empezar a reconocer la voz del Padre en nuestros hermanos y en las señales que hoy el Señor nos revela, escuchar la voz de Padre y ser obedientes para poder seguirle, estar unidos a él como lo está Jesús. Dar el mensaje de aliento y esperanza a nuestros hermanos más allegados, para que encontremos en estos tiempos la paz y la calma que puedan verse perturbadas por esta pandemia mundial.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Acerca de José Tomás Otamendi

Joven dinámico, dispuesto y entregado al trabajo juvenil en mi país

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 11, 29-32

Lectio Divina por Jorge Ortiz de Colombia 0. Invocación al Espíritu Santo🕊️ Ven Santo Espíritu …

× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí