Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Juan 6, 52-59

Evangelio del día – Lectio Divina Juan 6, 52-59

LECTIO DIVINA POR FRAY RICHARD GODOY DE PANAMÁ🇵🇦

Dia de Nuestro Padre Fundador San Pedro Nolasco (1180-1245).

SAN PEDRO NOLASCO, LAICO MERCEDARIO

SAN PEDRO NOLASCO nace en Barcelona entre el 1180-1182. Hijo de padres inmigrantes asentados en la Ciudad de Barcelona. Comerciantes de oficio. Muerto su padre, asume la empresa, y viendo la miseria humana (hombres y mujeres cautivos), vendidos como esclavos en las plazas, más de trescientos, vende todo gastado una enorme fortuna, corría el año 1203. A sus escasos 20 años es capaz de dejarse tocar por la miseria humana, y ser signo de liberación para el cristiano cautivo. Es Cristo mismo quien le dice: “Estuve en la cárcel y vinisteis a verme, cuanto hicisteis a uno de estos, a mi me lo hicisteis”(Mateo 25, 31ss).

En el 1180 nació el hijo de un comerciante, en el 1203 nació el mercader de libertad, “el varón de Dios, mercader óptimo, justo, piadoso, muy compasivo y misericordioso”. (P. Pedro Cijar). Después de esto, ya nada será igual. Sabe que para él la respuesta al Señor pasa por los cautivos, los esclavos en poder de enemigos de la fe, que ahora se les llama sarracenos. Precisamente porque no hay grupo humano más mísero que aquel no posee ni su propia libertad, ni más desesperado, olvidado, indefenso y más vulnerable que los cautivos. Ellos son su vocación.  Su llamada y su respuesta es ser mercader de libertad

EL NEGOCIO DE LA LIBERTAD

El negocio de la compra venta estaba establecido, en el  Mediterráneo del s. XIII, se compran y se venden cautivos, fruto de la invasiones, de moros y cristianos, y se hacen cautivos de manera legal, muchos se enriquecían con este negocio, Pedro Nolasco eligió desprenderse del dinero y de su esclavitud para empobrecerse y hacerse limosnero por amor de Dios y de sus hermanos. La dura cautividad hacia renegar de la fe en Cristo. Pedro Nolasco y sus compañeros inician una tarea dura, que le exigirá hasta dar la propia vida, con pocas probabilidades de éxito. Les apasionan los hombres cautivos que no pueden comprar su libertad, la “merced” nace en favor de la fe, en favor de la vida, en favor de la libertad. Nace una familia que les acoge, hombres y mujeres que hacen voto de servir con alegría a sus hermanos cautivos. La Orden de la limosna de los Cautivos. La Orden de la Merced (10 de agosto de 1218) para la redención de los cautivos cristianos en poder de los sarracenos o de otros enemigos de nuestra fe. Su primera casa es el hospital de Santa Eulalia de Barcelona, casa de acogida, donde pobres y abandonados encuentran un hogar (1238-1278).

NOLASCO, MODELO DEL LAICO MERCEDARIO

SAN PEDRO NOLASCO es laico (del latín “laos”= es pueblo). Laico lo proclaman los documentos reales; laico lo confiesan nuestros historiadores, no fue ni clérigo ni sacerdote, ni parte de la nobleza, ni uso espada, ni montaba a caballo. Su dignidad son los cautivos, su dinero, la limosna de los cautivos, su familia son sus compañeros y compañeras mercedarios. Nolasco es el laico, que heredó el genio familiar de la mercaduría, y, tocado por Dios, invirtió su talento y su arrojo en la gran empresa de la libertad. Su personalidad es tenaz, espontánea, libre, creativa, emprendedora. Lo que soñó e imaginó, lo emprendió y creó, lo que llevó a cabo hubiera sido difícil, quizá imposible, sin esa fe y compromiso con Dios y con la libertad de su pueblo. Pedro Nolasco es el nuevo Moisés del siglo XIII. Era libre para liberar.

NOLASCO, HOMBRE DE JESÚS

Y DE MARIA

Detrás de este gran hombre, hay una gran mujer. María pertenece a la esencia de la Merced. Es su razón de ser, el quicio de su historia. La Orden no se entiende sin Ella. Su devoción, y su amor es grande, su presencia en oratorios e iglesias es papable en 800 años de historia. Según el P. Gaver, es ELLA quien le anima y le hace ir pedir el apoyo del obispo Berenguer de Palou y del rey don Jaime I el Conquistador, y así se funda el 10 de agosto de 1218 en la Catedral de Barcelona, en aras de la fe (Cruz de la Catedral), y con el respaldo real (Escudo Real), LA ORDEN DE LA MERCED, constituyéndolo fundador.  La Obra continúa aun después de su vida. El 5 de marzo de 1245 realizo Pedro Nolasco su última adquisición para la Orden. Las Constituciones de  1272 asocian la memoria de su tránsito a la Ascensión del Señor, sugiriendo que subió a la casa del Padre dado el 6 de mayo de 1245. Hombre de la limosna de los cautivos, hombre de Merced, hombre de Jesús y María de la Merced, el laico mercedario.

 

INVOCACION DEL ESPIRITU SANTO

Ven, Espíritu Santo,

llena los corazones de tus fieles,

y enciende en ellos el fuego de tu amor.

Envía tu Espíritu Creador

y renueva la faz de la tierra.

Oh Dios,

que has iluminado los corazones de tus hijos

con la luz del Espíritu Santo;

haznos dóciles a sus inspiraciones

para gustar siempre el bien

y gozar de su consuelo.

Por Cristo nuestro Señor.

Amén.

1.- LECTURA DEL EVANGELIO

EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN, 6, 53-60

«53. Jesús les dijo: «En verdad les digo que si no comen la carne del Hijo del hombre y no beben su sangre, no tienen vida en ustedes. 54. El que come mi carne y bebe mi sangre vive de vida eterna, y yo lo resucitaré el último día. 55. Mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida. 56. El que come mi carne y bebe mi sangre permanece en mí y yo en él. 57. Como el Padre, que es vida, me envió y yo vivo por el Padre, así quien me come vivirá por mí. 58. Este es el pan que ha bajado del cielo. Pero no como el de vuestros antepasados, que comieron y después murieron. El que coma este pan vivirá para siempre. 59. Así habló Jesús en Cafarnaún enseñando en la sinagoga. 60. Al escucharlo, cierto número de discípulos de Jesús dijeron: «¡Este lenguaje es muy duro! ¿Quién querrá escucharlo?»»

  1. EL TEXTO Y SU MEDITACION

(Tomo las notas de José Aldazabal en la pagina www.mercaba.com)

El relato ha sido proclamado, no para que nos enteráramos de lo que sucedió hace dos mil años, sino para que ilumine nuestra actuación concreta en la vida.

  1. a) En el final del discurso de Jesús sobre el Pan de la vida, el tema es ya claramente «eucarístico». Antes hablaba de la fe: de ver y creer en el Enviado de Dios. Ahora habla de comer y beber la Carne y la Sangre que Jesús va a dar para la vida del mundo en la cruz, pero también en la Eucaristía, porque ha querido que la comunidad celebre este memorial de la cruz.

Ahora, la dificultad que tienen sus oyentes (v. 52) es típicamente eucarística: «¿cómo puede éste darnos a comer su carne?». Antes (v. 42) había sido cristológica: «¿cómo dice éste que ha bajado del cielo?».

El fruto del comer y beber a Cristo es el mismo que el de creer en él: participar de su vida. Antes había dicho: «el que cree, tiene vida eterna» (v.47). Ahora: «el que come este pan vivirá para siempre» (v.58).

Hay dos versículos que describen de un modo admirable las consecuencias que la Eucaristía va a tener para nosotros, según el pensamiento de Cristo: «el que come mi carne y bebe mi sangre, permanece (habita) en mí y yo en él» (v. 56): la intercomunicación entre el Resucitado y sus fieles en la Eucaristía. Y añade una comparación que no nos hubiéramos atrevido nosotros a afirmar: «el Padre que vive me ha enviado y yo vivo por el Padre: del mismo modo, el que me come vivirá por mí». La unión de Cristo con su Padre es misteriosa, vital y profunda. Pues así quiere Cristo que sea la de los que le reciben y le comen. No dice que «vivirá para mi», sino «por mi». Como luego dirá que los sarmientos viven si permanecen unidos a la vid, que es el mismo Cristo.

  1. b) También el discurso de Jesús ha sido intenso, y nos invita a pensar si nuestra celebración de la Eucaristía produce en nosotros esos efectos que él anunciaba en Cafarnaúm.

Lo de «tener vida» puede ser una frase hecha que no significa gran cosa si la entendemos en la esfera meramente teórica. ¿Se nota que, a medida que celebramos la Eucaristía y en ella participamos de la Carne y Sangre de Cristo, estamos más fuertes en nuestro camino de fe, en nuestra lucha contra el mal? ¿o seguimos débiles, enfermos, apáticos? Lo que dice Jesús: «el que me come permanece en mí y yo en él», ¿es verdad para nosotros sólo durante el momento de la comunión o también a lo largo de la jornada?

Después de la comunión -en esos breves pero intensos momentos de silencio y oración personal- le podemos pedir al Señor, a quien hemos recibido como alimento, que en verdad nos dé su vida, su salud, su fortaleza, y que nos la dé para toda la jornada. Porque la necesitamos para vivir como seguidores suyos día tras día.

  1. ORACION

(HAREMOS ORACION CON EL SANTO P PIO)

 

QUÉDATE, SEÑOR, CONMIGO
(Plegaria del Padre Pío para después de la comunión)

Has venido a visitarme,
como Padre y como Amigo.
Jesús, no me dejes solo.
¡Quédate, Señor, conmigo!

Por el mundo envuelto en sombras
voy errante peregrino.
Dame tu luz y tu gracia.
¡Quédate, Señor, conmigo!

En este precioso instante
abrazado estoy contigo.
Que esta unión nunca me falte.
¡Quédate, Señor, conmigo!

Acompáñame en la vida.
Tu presencia necesito.
Sin Ti desfallezco y caigo.
¡Quédate, Señor, conmigo!

Declinando está la tarde.
Voy corriendo como un río
al hondo mar de la muerte.
¡Quédate, Señor, conmigo!

En la pena y en el gozo
sé mi aliento mientras vivo,
hasta que muera en tus brazos.
¡Quédate, Señor, conmigo!

 

 

(https://www.aciprensa.com/recursos/quedate-senor-conmigo-plegaria-del-padre-pio-para-despues-de-la-comunion-1576)

 

  1. CONTEMPLACION
– Tu eres , Señor , el Pan de Vida (REPITA ESTA FRASE 2 VECES)

Mi Padre es quien os da verdadero Pan del cielo.

– Tu eres , Señor , el Pan de Vida (REPITA ESTA FRASE 2 VECES)

Quien come de este Pan, vivirá eternamente.

– Tu eres , Señor , el Pan de Vida (REPITA ESTA FRASE 2 VECES)

Aquel que venga a Mí, no padecerá más hambre.

– Tu eres , Señor , el Pan de Vida (REPITA ESTA FRASE 2 VECES)

Mi carne es manjar y mi Sangre la bebida.

– Tu eres , Señor , el Pan de Vida (REPITA ESTA FRASE 2 VECES)

El pan que Yo daré, ha de ser mi propia Carne.

Quien come de mi Carne, mora en Mí y Yo en él.

– Tu eres , Señor , el Pan de Vida (REPITA ESTA FRASE 2 VECES)

Bebed todos de él: es el cáliz de mi Sangre.

– Tu eres , Señor , el Pan de Vida (REPITA ESTA FRASE 2 VECES)

Yo soy el Pan de Vida que ha bajado de los cielos.

– Tu eres , Señor , el Pan de Vida (REPITA ESTA FRASE 2 VECES)

Si no coméis mi Carne, no tendréis vida en vosotros.

– Tu eres , Señor , el Pan de Vida (REPITA ESTA FRASE 2 VECES)

Quien bebe de mi Sangre, tiene ya de la Vida eterna.

– Tu eres , Señor , el Pan de Vida (REPITA ESTA FRASE 2 VECES)

Mi Cuerpo recibid, entregado por vosotros.

– Tu eres , Señor , el Pan de Vida (REPITA ESTA FRASE 2 VECES)

 

 

 

 
  Canciones de la Iglesia Católica
Proyecto SCUA: «Super Cancionero Universitario Argentino»
Generación Automática de Cancioneros Religiosos
www.cienciayfe.com.ar
  1. ACCIÓN

PERSONAL: Sin Jesús y sin Eucaristía no se entiende la vida de un cristiano comprometido con la vida, con su historia, ni con las demás historias de seres humanos que a su alrededor necesitan conocer y hacerlo vida en sus débiles y frágiles existencias. Me propongo propagar su evangelio y dar una catequesis sobre Jesús Pan de Vida en el marco de las festividades del Corpus Chrity de mi Parroquia.

COMUNITARIO: Invitar a las “horas Santas” de Adoración con el Santísimo Sacramento que hacemos todos los jueves a las tres de la tarde y darles participación a los niños y jóvenes de la catequesis de comunión en los momentos de cercanía y meditación con los textos propios.

Acerca de Ramón Pané

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Juan 15, 18-21

Lectio Divina Jorge Alberto Ortiz – Colombia 🇨🇴 0. Invocación al Espíritu Santo 🕊 Veni …

5 1 Vota
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí