Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 1, 26-38

Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 1, 26-38

Lectio Divina por José Manuel Reyes de República Dominicana

FIESTA DE NUESTRA SEÑORA DE LA ALTAGRACIA

Oración al Espíritu Santo
Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles, y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía tu Espíritu Creador y renueva la faz de la tierra. Oh Dios, que has iluminado los corazones de tus hijos con la luz del Espíritu Santo; haznos dóciles a sus inspiraciones para gustar siempre el bien y gozar de su consuelo; danos luz para conocer tu voluntad y la fuerza necesaria para cumplirla.

1. Lectura: ¿Qué dice el texto?
Lc. 1. 26-38
En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David; la virgen se llamaba María. El ángel, entrando en su presencia, dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo; bendita tú eres entre las mujeres.» Ella se turbó ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquél. El ángel le dijo: «No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.»
Y María dijo al ángel: «¿Cómo será eso, pues no conozco a varón?» El ángel le contestó: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios. Ahí tienes a tu pariente Isabel, que, a pesar de su vejez, ha concebido un hijo, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, porque para Dios nada hay imposible.» María contestó: «Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.» Y la dejó el ángel.
Palabra del Señor.

2. Meditación: ¿Qué me dice el texto?
María es figura de todo creyente y de la Iglesia entera. Lo que le sucedió a ella debe sucedernos a nosotros, su sí ha de ser también el nuestro. La salvación de todo ser humano es llegar a ser como María, decir sí a la propuesta de amor a Dios, hacer su voluntad. Ella realiza el misterio de fe, aceptar a Dios tal como es. Es figura de todo hombre y mujer, así como de toda la Iglesia, que, en la fe, concibe lo inconcebible, que es el mismo Dios.
Llena de gracia es su nombre. No quiere decir que su vida hubiera estado hasta entonces llena de milagros, que las varas secas florecieran de nardos a su paso o que la primavera se adelgazara al rozar sus vestidos. Quiere simplemente decir que Dios la poseía, Dios le ha concedido la gracia de sí mismo, Su presencia era la misma raíz de su alma.
Ante la propuesta divina, respondió He aquí la esclava del Señor. Hágase en mí según tu palabra, asumiendo todas las consecuencias que de ella deriva. Se llama esclava porque está totalmente dispuesta a obedecer, a dejar espacio a la palabra, a dejarla vivir y crecer en sí hasta llenar toda su vida. desde ese momento dejaba de pertenecerse. Como ella, también nosotros debemos responder heme aquí, desde nuestro ser hijos de Dios.
No sabemos cómo se fue el ángel, pero sí sabemos que Dios la eligió para la tarea más alta que pudiera soñar un ser humano; que no impuso su decisión, porque él no impone nunca, que ella asumió esa llamada desde una fe oscura y luminosa; que ella aceptó con aquel corazón que tanto había esperado sin saber aún que; que el mismo Dios-sin obra de varón- hizo nacer en ella la semilla del que sería Hijo de Dios viviente.
Ante la iniciativa divina, ¿cuál es mi respuesta? ¿Cómo percibo la visita de Dios en mi vida cotidiana? ¿Cómo este texto te ayuda a descubrirla? ¿Cómo la Palabra de Dios se hace carne en mí y en la vida de la comunidad?
¿Me preocupo por descubrir la voluntad de Dios y estoy disponible para cumplirla con acciones concreta? ¿Pongo los medios necesarios para que esta se realice?

3. Oración: ¿Qué le quiero decir al Señor?
Te bendecimos, Padre, porque has donado a tu Iglesia a la Santa Virgen María. Por sus manos premurosas te dirigimos nuestras oraciones (intención particular). Concédenos, por su intersección, la gracia de poder servirte llevando una vida según tu voluntad. Por Cristo, nuestro Señor. Amen.

4. Contemplación: ¿Cómo interiorizo la Palabra de Dios?
¡Alégrate!
El Señor está contigo
No temas
Has encontrado gracia
Para Dios nada hay imposible
“Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra”

5. Acción: ¿A qué me comprometo?
Estar atento a escuchar la voz del Señor y disponible para hacer su voluntad.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Acerca de José Manuel Reyes Cabrera

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 6, 7-15

Lectio Divina por Neritza Milagro Rivas de República Dominicana para el Martes 23 de febrero …

5 1 Vota
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí