Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 10, 21-24

Lectio Divina
Martes 05 de septiembre de 2023
Martes I Semana de Adviento

O. Invocación al Espíritu Santo

Invoquemos al Espíritu de Jesús,
Maestro de confianza.

Invoquemos su Espíritu que podamos ser testimonio de su presencia en nuestras vidas para transformar la sociedad.

Invoquemos su Espíritu para que se nos revele todos los días.

Evangelio según San Evangelio según san Lucas 10, 21-24:

En aquella hora Jesús se llenó de la alegría en el Espíritu Santo y dijo:
«Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos, y las has revelado a los pequeños. Sí, Padre, porque así te ha parecido bien.
Todo me ha sido entregado por mi Padre, y nadie conoce quién es el Hijo sino el Padre; ni quién es el Padre sino el Hijo y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar».
Y, volviéndose a sus discípulos, les dijo aparte:
«¡Bienaventurados los ojos que ven lo que ustedes ven! Porque les digo que muchos profetas y reyes quisieron ver lo que ustedes ven, y no lo vieron; y oír lo que ustedes oyen, y no lo oyeron».
Palabra del Señor

1. Lectura

¿Qué dice el texto?
¿A quién se dirige Jesús?
¿Qué género literario es este?
¿Qué dice a los discípulos?

Jesús hace una oración de agradecimiento al Padre. Habla directo con él. Agradece a su Padre por la predilección por los/as pequeños/as.
La pequeñez de la que habla Jesús no se refiere a la carencia ni a desventaja, sino a quienes la sociedad señalaba como tal: a los desposeídos de cualquier grandeza económica, religiosa, de estatus, poder, fama; pero pequeñez también, porque reconocen con su vida y sus acciones la grandeza de Dios. A estas personas el Padre ha decidido revelarse en Jesús, lo vemos desde la Encarnación y tendrá sentido en la navidad.
El pueblo, esperaba ansiosamente al Mesías (aun muchos/as lo esperan), tal como narra la profecía de Isaías, se le esperaba entre los «grandes». Pero solo el corazón de los pequeños está abierto a descubrir en Jesús al Hijo de Dios.
Esta revelación es un motivo de bienaventuranza, al cual no todos/as están abiertos.

2. Meditación
¿Qué me dice el texto?

Nos vamos del siglo I al siglo XXI y nos preguntamos ¿Que nos está queriendo decir Dios en el aquí y ahora de nuestra historia?
Nos encontramos en adviento y es in tiempo para contemplar en la acción, al Dios que se hace pequeño entre los pequeños.

Todos nos decimos pequeños, ¿Pero realmente lo somos, o sólo es apariencia?

Jesús se ha revelado a todos/as, pero solo los pequeños le han podido descubrir, han estado despiertos a tal acontecimiento ¿Soy capaz de descubrir la novedad de Jesús en mi vida o me mantengo aferramiento a mis ideas de Él?

Jesús es la imagen viva del Padre. No se necesita más. En Él todo está contenido ¿Soy capaz de descubrir está presencia tan real en mi día a día, en los acontecimientos cotidianos de la vida?

Muchos eruditos, sabios, pastores/religiosos, laicos han querido ver/oír a Jesús y no han podido, porque no se ajusta a sus ideas y criterios. ¿Soy yo también de este grupo que no ha sido capaz de reconocerlo o al contrario estoy viendo y escuchando el mensaje de Jesús que se revela?

3. Oración
¿Qué le digo al Señor?

Inhala, retén el aire y exhala.
Al inhalar atiende a tu cuerpo, observa como recibe aire puro y se expande por todas partes.
Al exhalar atiende a tu cuerpo, observa como salen de tu cuerpo todas.
Al inhalar y exhalar, suelta lo que te hace daño y confía.

Mira a Jesús y di con confianza:
¡Gracias Padre por darnos a tu Hijo!
¡Gracias Jesús por manifestarte en mi vida!
¡Gracias por todas las personas que son reflejo tuyo en mi vida!

4. Contemplación

¿Qué me resuena del texto?

“Gracias Padre por mostrar estas cosas a los pequeños»

5. Acción

¿A que me compromete el texto?

– A revisarme todos los días, a cuestionar mi ego y mi arrogancia.
– A bajarme para abrirme a los demás en el servicio.
– A ser fiel y coherente con el mensaje de Jesús en mis acciones de hoy.

Pidamos al Padre de Jesús y Padre Nuestro, que con confianza podamos hacer posible su Reino: Padre Nuestro.

Con cariño, su hermano Erinson de Jesús, desde Venezuela ✍🏻🇻🇪

Acerca de Ramón Pané

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 10, 1-7

Lectio Divina Miércoles, 10 de Julio de 2024 XIV Semana Tiempo Ordinario Luxandra Pineda de …

Deja una respuesta

× WhatsApp / Cristonautas - Clic aquí