Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 21, 20-28

Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 21, 20-28

Lectio Divina por Franklin Conil de Venezuela

Lectio Divina: Jueves de la XXXIV Semana del Tiempo Ordinario.
Lucas 21, 20-28

Primer paso: Lectura ¿Qué dice el texto?

Evangelio según san Lucas: 21, 20-28

20 Cuando vean a Jerusalén rodeada por ejércitos, sepan que muy pronto será devastada.

21 Los que estén en Judea, que huyan a los montes; los que estén dentro de la ciudad, que salgan y se alejen; y los que estén en los campos, que no vuelvan a la ciudad.

22 Porque esos serán los días en que se rendirán cuentas, y se cumplirán todas las cosas que fueron anunciadas en la Escritura.

23 ¡Pobres de las mujeres embarazadas o que estén criando en esos días! Porque una gran calamidad sobrevendrá al país y estallará sobre este pueblo la cólera de Dios.

24 Morirán al filo de la espada, serán llevados prisioneros a todas las naciones, y Jerusalén será pisoteada por las naciones hasta que se cumplan los tiempos de las naciones.

25 Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y por toda la tierra los pueblos estarán llenos de angustia, aterrados por el estruendo del mar embravecido.

26 La gente se morirá de espanto con sólo pensar en lo que va a caer sobre la humanidad, porque las fuerzas del universo serán sacudidas.

27 Y en ese preciso momento verán al Hijo del Hombre viniendo en la Nube, con gran poder e infinita gloria.»

28 «Cuando se presenten los primeros signos, enderécense y levanten la cabeza, porque está cerca su liberación.»

En este pasaje escuchamos el final del discurso apocalíptico donde se nos narra las dos últimas señales que anuncian el fin del mundo. La séptima señal es la destrucción de Jerusalén y la octava es los cambios en la antigua creación, mudanzas en el sol y en la luna.

El lenguaje escatológico empleado por Cristo en este pasaje nos muestra dos cosas: que Él es el Señor y dueño de la historia y de los acontecimientos, y que todo cristiano tiene como consigna la vigilancia, pues desconocemos el día y la hora en que todo esto sucederá.
Tomemos en cuenta que san Lucas escribe su evangelio en el año 85. D.C. Cuando Lucas menciona la destrucción de Jerusalén, la ciudad estaba en ruinas desde hace quince años.

Ahora bien, ¿cuál era la intencionalidad del evangelista? Al oír a Jesús que anunciaba la persecución (6ª señal) y la destrucción de Jerusalén (7ª señal), los lectores de las comunidades perseguidas del tiempo de Lucas concluían: “Este es nuestro hoy. ¡Estamos en la 6ª señal!”

Pero la perspectiva es optimista. El anuncio no quiere entristecer sino animar: «cuando suceda todo esto, levantaos, alzad la cabeza: se acerca vuestra liberación».

Segundo paso: Meditación ¿Qué me dice Dios en el texto?

Ayudas para la reflexión:

¿Cómo te preparas para la venida de Cristo?

¿Te muestras atento a los signos que anuncian el regreso del salvador?

¿Vives este tiempo de espera de manera diligente, expectante y esperanzada?

Tercer paso: Oración

Oremos con la ayuda de esta hermosa canción: Ven, Señor Jesús

Ven Señor Jesús
Porque sin ti ya no hay paisaje
Ven Señor Jesús
porque sin ti no hay melodías
Ven Señor Jesús
porque sin ti no encuentro paz en nada
sin ti mis ojos no brillan
la vida es poca cosa sin ti
sin ti, sin ti, sin ti,
la vida es poca cosa

Ven Señor Jesús
ven pronto a mi vida
ven pronto Señor
ven pronto
porque sin ti yo no quiero la vida
ya no canto con alma
ya mis manos no sirven
ya no escucho latidos
ya no abrazo con fuerza
mi corazon no se ensancha
mi sonrisa no es plena
y todo sin ti
nada vale la pena
porque sin ti ya no me llena nada

porque sin ti todo suena vacío
sin ti todo me deja tristeza
porque sin ti yo no respiro hondo
porque sin ti todo me cansa
porque sin ti me falta todo
y me sobra todo
todo sin ti

Ven Señor Jesús
Ven pronto a mi vida
Ven pronto Señor
ven pronto

porque sin ti
no me importa mi hermano
no me importa el que sufre
porque sin ti
mi corazon es de piedra
a quien todo resbala
acostumbrada a los pobres
acomodada a su casa
sin jugarse la vida
sin gastarla por nada
sin gastarla por nada

Ven Señor Jesús
ven pronto a mi vida
ven pronto Señor
ven pronto

Cuarto paso: Contemplación

Te invito a repetir de manera vocal y en tu mente la frase de la canción que más te haya llegado al corazón. O simplemente repite en tu corazón: Ven, Señor Jesús.

Quinto paso: Acción

Tomando en cuenta que la venida de Cristo se vive en un triple perspectiva: una venida histórica hace más de dos mil años, una venida escatologica al final de los tiempos y una venida misteriosa en cada oración, eucaristía, en el pobre, etc., te propongo a adelantar la venida de Cristo en un doble aspecto:

Descubre cómo Cristo viene a ti en el otro, en la oración, en un texto bíblico, en uno de los sacramentos.
Adelántale a otros la venida de Cristo con un gesto de amor poniendo en práctica alguna de las obras de misericordia

Acerca de Franklin Colin

Cantautor Católico Venezolano.

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Juan 15, 1-8

Lectio Divina por: Jesús Roel Castillo de México 🇲🇽 Invocación al Espíritu Santo🕊 Ven, Espíritu …

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí