Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 7,  36-50

Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 7,  36-50

Lectio Divina por José Gonzalo Rodriguez de México

0. Invocación al Espíritu Santo

Ven, Espíritu Santo,
Llena los corazones de tus fieles
y enciende en ellos
el fuego de tu amor.
Envía, Señor, tu Espíritu.
Que renueve la faz de la Tierra.

Oración:

Oh Dios,
que llenaste los corazones de tus
fieles con la luz del Espíritu
Santo; concédenos que,
guiados por el mismo Espíritu,
sintamos con rectitud y
gocemos siempre de tu consuelo.
Por Jesucristo Nuestro Señor.

Amén.

1. Lectura ¿Que dice el texto?
Evangelio Según San Lucas 7,  36-50

En aquel tiempo, un fariseo invitó a Jesús a comer con él. Jesús fue a la casa del fariseo y se sentó a la mesa. Una mujer de mala vida en aquella ciudad, cuando supo que Jesús iba a comer ese día en casa del fariseo, tomó consigo un frasco de alabastro con perfume, fue y se puso detrás de Jesús, y comenzó a llorar, y con sus lágrimas bañaba sus pies; los enjugó con su cabellera, los besó y los ungió con el perfume.
Viendo esto, el fariseo que lo había invitado comenzó a pensar: “Si este hombre fuera profeta, sabría qué clase de mujer es la que lo está tocando; sabría que es una pecadora”.

Entonces Jesús le dijo: “Simón, tengo algo que decirte”. El fariseo contestó: “Dímelo, Maestro”. Él le dijo: “Dos hombres le debían dinero a un prestamista. Uno le debía quinientos denarios, y el otro, cincuenta. Como no tenían con qué pagarle, les perdonó la deuda a los dos. ¿Cuál de ellos lo amará más?” Simón le respondió: “Supongo que aquel a quien le perdonó más”.

Entonces Jesús le dijo: “Haz juzgado bien”. Luego, señalando a la mujer, dijo a Simón: “¿Ves a esta mujer? Entré en tu casa y tú no me ofreciste agua para los pies, mientras que ella me los ha bañado con sus lágrimas y me los ha enjugado con sus cabellos. Tú no me diste el beso de saludo; ella, en cambio, desde que entró, no ha dejado de besar mis pies. Tú no ungiste con aceite mi cabeza; ella, en cambio, me ha ungido los pies con perfume. Por lo cual, yo te digo: sus pecados, que son muchos, le han quedado perdonados, porque ha amado mucho. En cambio, al que poco se le perdona, poco ama”. Luego le dijo a la mujer: “Tus pecados te han quedado perdonados”.

Los invitados empezaron a preguntarse a sí mismos: “¿Quién es éste que hasta los pecados perdona?” Jesús le dijo a la mujer: “Tu fe te ha salvado; vete en paz”.

2. Meditación ¿Qué nos dice el texto?

El evangelio del día de hoy se nos presenta en la casa del fariseo, un tanto expectante de lo que Jesús podría hacer en su casa. El signo de Jesús para el fariseo es muy humilde: permitir a una pecadora conocida le lavase los pies en sus lágrimas. La lección es importante: el Reino de Dios esta abierto a todas las personas, y en el encontraran la oportunidad de empezar de nuevo sin importar su historia.
Esto es también cierto para el fariseo, que, aunque no le ofreció a Jesús atenciones similares que la pecadora, sin embargo, Jesús no se lo reprocha, sino que deja abierta la puerta a una comprensión del Reino. Mas sin embargo el fariseo se queda con el desprecio a la pecadora, y desde allí juzga a Jesús y duda de que sea de verdad un profeta. Al darse cuenta Jesús de esta actitud no reprende ni lo condena sino que busca mediante la parábola que el fariseo descubra el arrepentimiento, la búsqueda de reconciliación de la pecadora con Jesús y la búsqueda de su amor para que así él también pueda buscar el camino de su amor.

3. Oración, ¿Qué le decimos a Dios?

Bendito Dios que me das un día más de vida y salud, permite que mi corazón te busque siempre en cada persona y momento de nuestra vida, para poder descubrir todo aquello que quieras revelarnos y no permitas que el odio, la soberbia o la envidia nos ciegue a tu voluntad.

4. Contemplación, ¿Cómo interiorizamos la Palabra de Dios?

Señor, permite que mi corazón esté siempre en la búsqueda de tu infinito amor.

5. Acción, ¿A qué me comprometo con Dios?

Me comprometo a ser una persona que se deje llevar menos por las apariencias, y dejarme llevar por tu palabra para que se cumpla tu voluntad.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sobre Cristonautas FRP

Rivsar

Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 13, 1 -9

Lectio Divina por Ollin Malinalli Diaz de México “La Higuera que no da fruto” 👼🏻 Invocamos …

5 1 Vota
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí