Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Marcos 11, 11-26

Evangelio del día – Lectio Divina Marcos 11, 11-26

Lectio Divina por Johann Álvarez de Colombia – USA

Viernes VIII Semana Tiempo Ordinario Ciclo B

0. INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

Espíritu Santo, luz de mis tinieblas, esperanza en mis errores, úneme a Tu sabiduría infinita y enséñame el camino hacia la claridad de los momentos que me abruman día a día restaurándome con Tus brazos y en Tu abrazo luminoso. Amén.  

1-LECTURA: ¿Qué dice el texto?

Del Evangelio según san Marcos 11,11-26

Jesús llegó a Jerusalén y fue al Templo; y después de observarlo todo, como ya era tarde, salió con los Doce hacia Betania.

Al día siguiente, cuando salieron de Betania, Jesús sintió hambre.

Al divisar de lejos una higuera cubierta de hojas, se acercó para ver si encontraba algún fruto, pero no había más que hojas; porque no era la época de los higos.

Dirigiéndose a la higuera, le dijo: «Que nadie más coma de tus frutos». Y sus discípulos lo oyeron.

Cuando llegaron a Jerusalén, Jesús entró en el Templo y comenzó a echar a los que vendían y compraban en él. Derribó las mesas de los cambistas y los puestos de los vendedores de palomas,

y prohibió que transportaran cargas por el Templo.

Y les enseñaba: «¿Acaso no está escrito: Mi Casa será llamada Casa de oración para todas las naciones? Pero ustedes la han convertido en una cueva de ladrones».

Cuando se enteraron los sumos sacerdotes y los escribas, buscaban la forma de matarlo, porque le tenían miedo, ya que todo el pueblo estaba maravillado de su enseñanza.

Al caer la tarde, Jesús y sus discípulos salieron de la ciudad.

A la mañana siguiente, al pasar otra vez, vieron que la higuera se había secado de raíz.

Pedro, acordándose, dijo a Jesús: «Maestro, la higuera que has maldecido se ha secado».

Jesús le respondió: «Tengan fe en Dios.

Porque yo les aseguro que si alguien dice a esta montaña: ‘Retírate de ahí y arrójate al mar’, sin vacilar en su interior, sino creyendo que sucederá lo que dice, lo conseguirá.

Por eso les digo: Cuando pidan algo en la oración, crean que ya lo tienen y lo conseguirán.

Y cuando ustedes se pongan de pie para orar, si tienen algo en contra de alguien, perdónenlo, y el Padre que está en el cielo les perdonará también sus faltas».

Pero si no perdonan, tampoco el Padre que está en el cielo los perdonará a ustedes.

2-MEDITACIÓN: ¿Qué dice o nos dice Dios en el texto?

Jesús busca que cada cosa sea lo que está supuesta a ser, y que esa esencia interior sea capaz de dar fruto. No quiere un templo que sea de lujo, que no alimente a nadie porque se quedó como higuera luciendo un follaje y siendo cueva de ladrones. En la fe no hay temporada de dar frutos. Todo tiempo es para dar fruto continuo. De la misma manera aquello que no da fruto termina perdiendo el favor y secándose, porque la fe es una palabra que se manifiesta de forma creadora y multiplicadora, o degenerativa y destructiva. Lo que da frutos se cultiva y lo que no, se corta. Al igual nos invita a avivar la fe, porque el manifestarse de las realidades físicas como una montaña que se mueve, involucra primero verlo posible desde la realidad interior. Creerlo antes de verlo materializar. Por eso la confianza en Dios expresada en la oración da frutos concretos a nuestro clamor. Y recordar que así como pedimos debemos dar. Y solo la realidad interior. La realidad de Dios que integra y unifica, nos pide ser consecuentes en dar eso mismo a los demás. Perdonar es como dar vida. Es devolverle el aliento al alma que dejamos de amar por dolor, orgullo o simple capricho. Eso no garantiza la mejoría de la relación, pero por lo menos no se hace una carga al corazón. 

3-ORACIÓN: ¿Qué le digo o le decimos a Dios?

Señor enséñanos  a limpiar el corazón de las cosas que lo adornan haciéndolo parecer bueno, y hazlo verdaderamente ser capaz de dar fruto. Queremos alimentar a otros con tu presencia y poder encontrar la respuesta que buscamos en nuestra oración aumentando nuestra fe en ti. Ayúdanos a tener un corazón que se reconcilie con la vida y no que quede sin fruto y sin Tu presencia santa.  Amén.

4-CONTEMPLACIÓN: ¿Cómo interiorizo o interiorizamos el mensaje De Dios?

Te invito a interiorizar este mensaje reflexionando con alegría este tema del Grupo Effeta: La Higuera.

5-ACCIÓN: ¿A qué me comprometo?

Reflexiona para hoy día, ¿qué fruto posees? Ya podrías compartir hoy. Y compárteselo a alguien que pueda estar necesitándolo.

 

 

 

 

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Acerca de Johann Alvarez

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 11, 29-32

Lectio Divina por Jorge Ortiz de Colombia 0. Invocación al Espíritu Santo🕊️ Ven Santo Espíritu …

5 1 Vota
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí