Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Marcos 7, 14-23

Evangelio del día – Lectio Divina Marcos 7, 14-23

Lectio Divina por María Laura Sánchez de Argentina

Invocación al Espíritu Santo 🔥🕊️

Ven, Espíritu Santo, Consolador, hazte luz para quienes todo lo ven oscuro; amor, para quienes se creen o están solos; fuerza, para quienes perciben la debilidad física y también en su espíritu. Tú eres el mejor Abogado, defiéndenos de nosotros mismos, de nuestras melancolías y desesperanzas.

1- Lectura 📖🕯
Evangelio según san Marcos (7, 14-23):

Jesús, llamando a la gente, les dijo: “Escúchenme todos y entiéndanlo bien. Ninguna cosa externa que entra en el hombre puede mancharlo; lo que lo hace impuro es aquello que sale del hombre. ¡Si alguien tiene oídos para oír, que oiga!”
Cuando se apartó de la multitud y entró en la casa, sus discípulos le preguntaron por el sentido de esa parábola. Él les dijo: “¿Ni siquiera ustedes son capaces de comprender? ¿No saben que nada de lo que entra de afuera en el hombre puede mancharlo, porque eso no va al corazón sino al vientre, y después se elimina en lugares retirados?” Así Jesús declaraba que eran puros todos los alimentos.
Luego agregó: “Lo que sale del hombre es lo que lo hace impuro. Porque es del interior, del corazón de los hombres, de donde provienen las malas intenciones, las fornicaciones, los robos, los homicidios, los adulterios, la avaricia, la maldad, los engaños, las deshonestidades, la envidia, la difamación, el orgullo, el desatino.
Todas estas cosas malas proceden del interior y son las que manchan al hombre”.
Palabra del Señor.

2- ¿Qué dice el texto?

Jesús quiere decirnos que la práctica puramente exterior de la ley no es suficiente, es el corazón del hombre el que debe orientarse hacia la voluntad de Dios. La sintonía con Dios debe ser total, de corazón, sólo así amaremos con un amor purificado.
Dice, ante todo, que las acciones malvadas provienen del corazón malvado, no es sólo problema de la sociedad, de la estructura, del sistema, sino del corazón del hombre de donde todo procede. Por eso la primera preocupación de una persona debe ser la de tener un corazón puro, porque desde allí es que se transforma el mundo entero.
En mundo simbólico bíblico, el “corazón” indica el lugar profundo en el que la persona toma conciencia de sí misma, reflexiona sobre los acontecimientos, medita sobre el sentido de la realidad y asume comportamientos responsables ante los hechos de la vida y ante el misterio de Dios.
De ahí que el “corazón” tenga una importancia decisiva con relación a la salvación. La salvación que Jesús ofrece sólo es realmente eficaz cuando pasa por el “corazón” de cada
Entonces, conocemos que un “corazón puro” es el que ya está en plena sintonía con el querer, con los sentimientos y con el proyecto de Dios para el mundo. El “corazón puro” en realidad es el corazón “purificado” que pone todo su interés en Dios y en el próximo, para hacer siempre el bien.

Meditación 📖🕯🙇🏻‍♀️🙇🏼‍♂️
¿Qué me dice el texto?

Jesús quiere mostrarnos una religión que tiene como principal motor el corazón de cada uno. Si bien es cierto que son necesarias las leyes, la grandeza a la que nos llama Jesús va más allá de cumplirlas solo por obligación. Nos invita a renovar nuestro espíritu, para descubrir la bondad interior y así amar profundamente a Dios y al prójimo de corazón.
La raíz de todo pecado es una decisión personal que proviene del fondo del corazón. El pecado no es una casualidad, es deliberado.
Toda decisión tiene una motivación. Cuando la motivación es mala, lo que sigue es una mala acción. Antes de volverse acción concreta, el pecado ha sido elaborado previamente en el corazón. El pecado no sucede “porque sí”, él tiene sus “razones” en el corazón de quien lo comete, por lo tanto hay responsabilidad personal.
Hoy Jesús nos propone ser verdaderos discípulos en la escucha de la Verdad por el camino de la interioridad. Así, nuestro corazón, escuchando la voz de Dios, encuentra sosiego, paz, fuerza y ánimo para poder dar a los demás lo mejor que hay dentro de nosotros mismos.
Para reflexionar:
– ¿Cómo está hoy mi corazón?
– ¿Sabemos reconocer cuando una mala acción en el corazón nos está impulsando a cometer un pecado?
– ¿Soy capaz de transmitir a mi prójimo esa pureza interior del corazón, que nos propone Jesús?

Oración 🙏🙏🙏 ¿Qué le digo a Dios?

Oremos juntos con la oración que nos dejó el Rey David.
“¡Oh, Dios, pon en mí un corazón limpio!
“¡Dame un espíritu nuevo y fiel!
No me apartes de tu presencia ni me quites tu Santo Espíritu.
(Salmo 50 (51)).

Contemplación 🙌🙏
¿Cómo interiorizo la Palabra?

Te invito a leer esta frase pronunciada por Benedicto XVI, en el Ángelus, 8 de diciembre de 2005.
“Todos los hombres están llamados a ser santos e inmaculados ante Dios por el amor (cf. Ef 1, 4). Al mirar a la Virgen, se aviva en nosotros, sus hijos, la aspiración a la belleza, a la bondad y a la pureza de corazón”.

Acción 🏃🏽‍♀️🏃🏼‍♂️💪 – ¿A qué me comprometo?

Recibamos con alegría la invitación de Jesús a cultivar en nuestra vida un corazón puro.
Nos propongamos aprendamos a perdonar, a olvidar las ofensas, y a saber pedir perdón a Dios y al prójimo.
Te invito a utilizar las buenas palabras en nuestras conversaciones, porque esas palabras, como lo dice Cristo, demostrarán lo que se hay en nuestro corazón.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Acerca de María Laura Sánchez Mauroyriñis

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Juan 3, 1-8

Lectio Divina por Diana Carolina Bueno de República Dominicana Lunes II Semana de Pascua Ciclo …

5 1 Vota
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí