Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divinas Marcos 9, 30-37

Evangelio del día – Lectio Divinas Marcos 9, 30-37

Lectio Divina por Puli Sanchez de Argentina

Invocación al Espíritu Santo

Ven Espíritu Santo! En este día no permitas que me distraiga en la oración. Dame la fe y humildad necesarias para responder a esta invitación que me haces. Que pueda transformar mi corazón para ser capaz de seguirte sin buscar reconocimientos ni poner límites a tu llamado. Amén.

LECTURA: Del santo Evangelio según san Marcos 9, 30-37

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos, iban caminando por Galilea; Él no quería que se supiera, porque iba enseñando a sus discípulos. Les decía: «El Hijo del hombre será entregado en manos de los hombres; le matarán y a los tres días de haber muerto resucitará» Pero ellos no entendían lo que les decía y temían preguntarle. Llegaron a Cafarnaúm, y una vez en casa, les preguntaba: «¿De qué estaban discutiendo por el camino?» Ellos callaron, pues por el camino habían discutido entre sí, quién era el mayor. Entonces se sentó, llamó a los Doce, y les dijo: «Si uno quiere ser el primero, sea el último de todos y el servidor de todos». Y tomando un niño, le puso en medio de ellos, le estrechó entre sus brazos y les dijo: «El que reciba a un niño como éste en mi nombre, a mí me recibe; y el que me reciba a mí, no me recibe a mí sino a Aquel que me ha enviado»
Palabra de Dios.

1) LECTURA, ¿Qué dice el texto?

El Evangelio de hoy presenta el segundo anuncio de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús. Leyendo esta parte del relato de Marcos, está claro que entre Jesús y los discípulos hay una profunda distancia interior, por lo que sus discursos no son comprendidos, o lo son solo de modo superficial.
Como en el primer anuncio, los discípulos quedan espantados y con miedo. No entienden la palabra sobre la cruz, porque no son capaces de entender ni de aceptar a un Mesías que se hace siervo de los hermanos. Ellos siguen soñando con un mesías glorioso y muestran, además de esto, una gran incoherencia. El apóstol Pedro, inmediatamente después de haber manifestado su fe en Jesús, se permite regañarlo porque predijo que deberá ser rechazado y asesinado. Después del segundo anuncio de la pasión, los discípulos discutían sobre quién era el más grande entre ellos; Jesús quiere servir, ¡ellos sólo piensan en mandar!
Jesús coloca a un niño en medio de ellos. Una persona que sólo piensa en el poder no prestaría gran atención a los pequeños. ¡Pero Jesús lo invierte todo! Dice: El que recibe a uno de estos pequeños en mi nombre, a mí me recibe. Quien me recibe a mí, recibe a aquel que me ha enviado. Él se identifica con los niños. Quien acoge a los pequeños en el nombre de Jesús, acoge a Dios mismo.

2) MEDITACIÓN, ¿Qué nos dice Dios en el texto?

Mientras Jesús trataba de enseñar a los apóstoles el profundo acto de amor que expresaría en la cruz, ellos estaban pensando completamente diferente. En todo acto verdadero de amor, siempre se pone al ser amado al centro, y la alegría de hacer eso es el gozo experimentado en hacerlo. Según Jesús, todos esos actos son vistos por Dios como un darse a uno mismo a Él.

• ¿Y yo? ¿Cuál es la motivación más profunda que me mueve día a día?
• ¿Tengo actitudes similares a las de los apóstoles al discutir mi grado de poder en los diferentes ámbitos de mi vida?
• ¿Soy capaz de hacerme como un niño, tal como lo pide Jesús para entrar al Reino de los cielos?
• Cuando repases el día por la noche, ¿puedes encontrar algún acto de amor que podrías haber hecho? También, ¿has recibido tú mismo alguna gentileza de alguien?

3) ORACIÓN, ¿Qué le decimos a Dios?

Señor, dame la gracia de vivir entregado a ti para que las personas que pusiste en mi vida lleguen a conocer tu amor en profundidad. Que sea capaz de entregar mi vida para que muchos otros lleguen a gozar de tu amistad.
Quiero ser el primero en ponerme al servicio de los demás con verdadera humildad y llevarlos de la mano hacia Tu Reino. Señor, que no me domine el deseo de ser más que mis hermanos ni recibir más que ellos.
Amén.

4) CONTEMPLACIÓN, ¿Cómo interiorizamos la Palabra de Dios?

Siguiendo el mensaje de Jesús en este día, hacemos silencio durante unos instantes y nos preguntamos ¿Cuál es la palabra o frase o párrafo o actitud que me ayuda a recordar este texto?

5) ACCIÓN, ¿A qué me comprometo con Dios?

No es una locura el servir a los demás. Si eres cristiano es porque quieres imitar a Cristo, tu Maestro y Señor, que murió para salvarte de la muerte. Si Él pudo, ¿por qué tú no?
Siguiendo el mensaje de este texto, ¿Cuál es la acción concreta que te invita a realizar?

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Acerca de María Laura Sánchez Mauroyriñis

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 6, 7-15

Lectio Divina por María Laura Sánchez de Argentina Jueves XI Semana Tiempo Ordinario Ciclo B …

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí