Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 25, 14-30

Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 25, 14-30

Lectio Divina por Julio de León de República Dominicana

Invocación
Ven Espíritu Santo a llenar nuestro corazón de tu Amor para que tu Palabra, como pequeña semilla, pueda dar fruto y multiplicar los talentos que nos has regalado; para gloria tuya y beneficio de nuestros hermanos. Amén.

Lectura del santo evangelio según san Mateo 25,14-30
En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos esta parábola: «Un hombre que se iba al extranjero llamó a sus empleados y los dejó encargados de sus bienes: a uno le dejó cinco talentos de plata, a otro dos, a otro uno, a cada cual según su capacidad; luego se marchó. El que recibió cinco talentos fue enseguida a negociar con ellos y ganó otros cinco. El que recibió dos hizo lo mismo y ganó otros dos. En cambio, el que recibió uno, hizo un hoyo en la tierra y escondió el dinero de su señor. Al cabo de mucho tiempo volvió el señor de aquellos empleados y se puso a ajustar cuentas con ellos. Se acercó el que había recibido cinco talentos y le presentó otros cinco, diciendo: “Señor, cinco talentos me dejaste; mira, he ganado otros cinco.” Su señor le dijo: “Muy bien. Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; pasa al banquete de tu señor.” Se acercó luego el que había recibido dos talentos y dijo: “Señor, dos talentos me dejaste; mira, he ganado otros dos.” Su señor le dijo: “Muy bien. Eres un empleado fiel y cumplidor; como has sido fiel en lo poco, te daré un cargo importante; pasa al banquete de tu señor.” Finalmente se acercó el que había recibido un talento y dijo: “Señor, sabía que eres exigente, que siegas donde no siembras y recoges donde no esparces; tuve miedo y fui a esconder tu talento bajo tierra. Aquí tienes lo tuyo.” El señor le respondió: “Eres un empleado negligente y holgazán; ¿con que sabías que siego donde no siembro y recojo donde no esparzo? Pues debías haber puesto mi dinero en el banco, para que, al volver yo, pudiera recoger lo mío con los intereses. Quitadle el talento y dádselo al que tiene diez. Porque al que tiene se le dará y le sobrará, pero al que no tiene, se le quitará hasta lo que tiene. Y a ese empleado inútil echadlo fuera, a las tinieblas, allí será el llanto y el rechinar de dientes.”»
Palabra del Señor

Lectura: ¿Qué dice el texto?
– El Señor encargó sus bienes
– A cada cual según su capacidad
– Al cabo de mucho tiempo volvió el Señor
– Se puso a ajustar cuentas con ellos
– Al que tiene se le dará y le sobrará, pero al que no tiene, se le quitará hasta lo que tiene.

Meditación: ¿Qué me dice a mí el texto?
El Evangelio nos sigue hablando de la segunda venida de nuestro Señor y de las actitudes correctas que tenemos que tener quienes esperamos por Él. Ayer nos hablaba de las 10 vírgenes y de cómo había que ser precavidos, por si el regreso del Señor se alarga. Pero hoy nos habla de que no debemos ser TAN precavidos, como para que nos invada el miedo y nos impida realizar las acciones necesarias que Él espera de nosotros. Analicemos un poco más profundamente algunos aspectos que conviene recordar en nuestra vida:
– Los talentos son de Dios y a Él tendremos que dar cuentas: En nuestra sociedad actual nos importa demasiado sentirnos dueños, de las cosas e incluso a veces de las personas. Lo MIO es siempre lo más importante. Hoy el Evangelio nos quiere recordar que en el fondo nada tenemos porque todo es de Dios y tarde o temprano nos veremos cara a cara con Él y tendremos que rendirle cuentas de lo que hemos hecho con lo que nos ha confiado.
– Todos tenemos talentos: El Señor los ha repartido según la capacidad de cada cual, pero el que menos tiene… tiene al menos UN talento con el que puede iniciar. Y si quiere multiplicarlos, la clave es ponerlos a trabajar.
– Al que tiene se le dará más: Si escuchamos estas frases finales fuera de contexto, podríamos creer que Dios ha dejado de ser justo. Pero si vemos que la alegría es la misma por el que produjo 5 que ante el que produjo 2; sabemos que Dios no nos ama de manera interesada. En principio es Él que nos lo ha dado TODO y nos da también el tiempo y la oportunidad de multiplicar lo que nos ha dado. Queda de parte nuestra y de nuestro esfuerzo si queremos que se nos dé más y más; o que se nos quite hasta lo poco que tengamos.

Oración: ¿Qué le respondo a Dios?
Señor, te pido que me hagas cada día más diligente en todas las áreas de mi vida. Pero sobre todo en lo que tiene que ver con mi relación contigo y con el servicio a mis hermanos. Te pongo mis talentos a tu entera disposición y me propongo trabajar (a partir de hoy) con mucho más empeño para extender Tu Reino en el mundo.
Amén.

Contemplación: ¿Cómo interiorizo la Palabra de Dios?
“Porque al que tiene se le dará y le sobrará, pero al que no tiene, se le quitará hasta lo que tiene.”

Acción: ¿A qué me comprometo?
– Hoy voy a pensar en algún apostolado de mi parroquia que no esté funcionando muy bien y me voy a ofrecer a echar una mano.
– El Papa Francisco ha pedido que el día 1 de septiembre de cada año se celebre una Jornada Mundial de oración por el cuidado de la creación. Hoy vamos a tomar unos minutos para reflexionar en la creación como un don que Dios nos ha confiado y sobre el que también algún día nos pedirá cuentas de lo que hemos hecho con ella.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Acerca de Julio De León

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Juan 19, 25-27

Lectio Divina por Anny Jessenia López Ávila de Colombia / EE.UU. ¡Buenos dias Cristonautas! Vigésimo …

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí