Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 25, 14-30

Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 25, 14-30

Lectio Divina por Diana Carolina Cutiva de Colombia

Invocación al Espíritu Santo 🕊️

Oh Espíritu Santo,
Amor del Padre, y del Hijo,
Inspírame siempre lo que debo pensar,
lo que debo decir,
cómo debo decirlo,
lo que debo callar,
cómo debo actuar,
lo que debo hacer,
para gloria de Dios,
bien de las almas
y mi propia Santificación.
Espíritu Santo,
Dame agudeza
para entender,
capacidad para retener,
método y facultad para aprender,
sutileza para interpretar,
gracia y eficacia para hablar.
Dame acierto al empezar
dirección al progresar
y perfección al acabar.

Amén.

Lectura del Santo Evangelio según Mateo 25, 14-30 📖

14 “De mismo modo, el Reino de los Cielos es como un hombre que, yéndose lejos, llamó a sus empleados y los puso a cuidar su propiedad. 15 Y les dio dinero según la capacidad de cada uno: a uno le dio cinco mil monedas de oro, al otro dos mil monedas de oro, y a otro mil monedas de oro; luego se fue de viaje. 16 habiéndose ido, el empleado que había recibido cinco mil monedas de oro se fue rápidamente, hizo negocios con el dinero y obtuvo otras cinco mil. 17 del mismo modo, el que había recibido dos mil monedas de oro obtuvo otras dos mil. 18 pero el que había recibido
mil monedas de oro salieron, hizo un agujero en el suelo y escondió el dinero del propietario. 19 después de mucho tiempo, el señor de aquellos empleados regresó y arregló cuentas con ellos. 20 El empleado que había recibido cinco mil monedas de oro llegó y le entregó cinco mil más, diciendo: ‘Me diste cinco mil monedas de oro. ¡He aquí otras cinco mil monedas de oro que logré ganar!’
21 Y su señor le dijo: ‘Muy bien, empleado bueno y fiel. Fuiste fiel con lo poco, así que te pondré a cargo de mucho más. ¡Ven a compartir la alegría de tu Señor!’ 22 Llegó también el empleado que había recibido dos mil monedas de oro y le dijo: ‘Me diste dos mil monedas de oro. ¡He aquí otras dos mil más que logré ganar’! 23 Su señor le dijo: ‘Muy bien, empleado bueno y fiel. Fuiste fiel con lo poco, así que te pondré a cargo de mucho más. ¡Ven a compartir la alegría de tu Señor!’ 24 Luego también llegó el empleado que había recibido mil monedas de oro y dijo: ‘Sé que eres un hombre duro, que cosechas donde no plantaste y recoges donde no sembraste, 25 por este motivo tuve miedo, fui y entonces escondí tu dinero en la tierra. ¡He aquí lo que es tuyo!’ 26 Respondiéndole su señor, le dijo: ‘¡Empleado malo y vago! Sabías que cosecho donde no planté y recojo donde no sembré. 27 Por este motivo te convenía haber depositado mi dinero con los banqueros, y regresando yo, lo habría recibido con intereses’.28 ‘Tomen el dinero de él y dénselo al que tiene diez mil monedas. 29 Porque al que tiene mucho, le será dado más y, por tanto, tendrá más; pero al que no tenga, incluso lo poco que tiene le será quitado, 30 y arrojen al empleado inútil en la oscuridad de afuera; allí será el llanto y rechinar de dientes”.

Palabra del Señor

Meditación 🛐 ¿Qué nos dice el texto?

El evangelista Mateo nos narra una parábola, la de un hombre que al irse lejos llamo a sus siervos para dejarlos a cargo de sus bienes, llamó a uno y le dejo 5 talentos, al segundo otros 2 talentos, y al tercero le dejo un talento, según su capacidad, luego de esto se marchó y después de mucho tiempo volvió para ajustar cuentas con los siervos donde encontró que cada uno de ellos optaron por aprovechar uno de estos talentos, y solo uno, optó por enterrar el talento y no había negociado como lo hicieron los otros por miedo.
Pero, si vamos más en lo profundo de esta lectura, también encontramos a un Dios de amor y que confía en cada uno de ellos, tanto así, que los dota en sus talentos porque para él son valiosos cada uno de los hombres, el Señor a todos nos regala distintos dones, talentos, a unos les da más a otros menos según se respuesta y su entregas, pero no solo para guardarlos sino para el bien de las personas que tenemos a nuestro alrededor, el don o talento es un regalo de AMOR, que recibimos de Dios para recibir con libertad dejando los miedos a un lado, debemos dejar que el Espíritu Santo toque nuestras vidas para responder de la misma manera, sin mirar a la otra persona diciendo: ¡pero él tiene más que yo! También podemos ver esta parábola como una manera de no desanimarnos ante cualquier adversidad que se nos presente en la vida, es mantener viva nuestra FE con nuestra mirada siempre puesta en Cristo.

Oración 🙏🏻

Padre amado, te doy gracias por tu gran amor infinito, solo Tú sabes y confías plenamente en mí, por ello te doy gracias por los dones, talentos recibidos a lo largo de mi vida, sé que puedo dar más de mí al servicio tuyo, de los demás; enséñame a mirar con amor a todos los que me rodean, nunca perdiendo la mirada al Reino de Dios.

Contemplación 🙌🏻

¿En algún momento de mi vida me he preguntado cuántos dones o talentos he recibido de Dios?
¿Realmente pongo al servicio los dones que he recibido de Dios? Son muchas la preguntas que pueden salir de esta lectura y que llegan a mi mente. Seamos fieles en lo poco que grandes son las maravillas que tiene el Señor para nosotros en el Reino de Dios.

Acción 💪🏻

Señor dame la gracia de cada día poder descubrir estos talentos que en algunas ocasiones los opaco por miedo, y no veo más allá del gran amor que tienes para nosotros, quiero sacar provecho de cada uno de estos talentos para ponerlos al servicio tuyo y de la comunidad. Amén.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Acerca de Diana Carolina Cutiva

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 12, 49-53

Lectio Divina por Marlon Vaca de Ecuador 0 – Invocación Precioso Espíritu Santo, hoy te …

5 1 Vota
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí