Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 25, 31-46

Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 25, 31-46

Lectio Divina por Joaquin Gamaliel Cano Rosado de México

Buenos días a todos

👼🏻 Oración al Espíritu Santo
Espíritu divino derrama sobre nosotros tu luz para poder ver la verdad, ilumina nuestra mente para comprender el plan maestro que tienes para nosotros y enciende en nuestros corazones la necesidad de cumplir tu palabra. Amén.

📖 Lectura:

Evangelio según San Mateo 25,31-46.
Jesús dijo a sus discípulos:
«Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria rodeado de todos los ángeles, se sentará en su trono glorioso.
Todas las naciones serán reunidas en su presencia, y él separará a unos de otros, como el pastor separa las ovejas de los cabritos,
y pondrá a aquellas a su derecha y a estos a su izquierda.
Entonces el Rey dirá a los que tenga a su derecha: ‘Vengan, benditos de mi Padre, y reciban en herencia el Reino que les fue preparado desde el comienzo del mundo,
porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; estaba de paso, y me alojaron;
desnudo, y me vistieron; enfermo, y me visitaron; preso, y me vinieron a ver’.
Los justos le responderán: ‘Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te dimos de comer; sediento, y te dimos de beber?
¿Cuándo te vimos de paso, y te alojamos; desnudo, y te vestimos?
¿Cuándo te vimos enfermo o preso, y fuimos a verte?’.
Y el Rey les responderá: ‘Les aseguro que cada vez que lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo’.
Luego dirá a los de su izquierda: ‘Aléjense de mí, malditos; vayan al fuego eterno que fue preparado para el demonio y sus ángeles,
porque tuve hambre, y ustedes no me dieron de comer; tuve sed, y no me dieron de beber;
estaba de paso, y no me alojaron; desnudo, y no me vistieron; enfermo y preso, y no me visitaron’.
Estos, a su vez, le preguntarán: ‘Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento, de paso o desnudo, enfermo o preso, y no te hemos socorrido?’.
Y él les responderá: ‘Les aseguro que cada vez que no lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, tampoco lo hicieron conmigo’.
Estos irán al castigo eterno, y los justos a la Vida eterna».
📗 Meditación:
Este pasaje en el que Jesús nos presenta el juicio final, ha sido usado muchas veces para infundir temor en los corazones y «obligarnos» a ser buenos… Pero la verdad es que si recibimos la palabra del Señor con un corazón abierto, este mensaje se convierte en un símbolo de esperanza, de que mas allá de nuestra vida terrenal hay una vida mas plena, más grande y es una razón para vivir esta vida con felicidad y amor.

Y algo que en lo personal me deja este texto es que Jesús no habló de judíos y no judíos, de religiosos o no religiosos, de devotos o no devotos… Habló de obras…

Y hoy más que nunca retumban en nuestra mente estas palabras, en un mundo tan dado a juzgar a los demás por su credo, su origen étnico, su nivel social, su sexualidad o sus creencias… Jesus nos recuerda que, son nuestras obras amor y caridad las que realmente valen; y ahora que estamos en este tiempo de cuaresma es muy importante tenerlo en cuenta, lo importante no es ir al viacrucis todos los días, ni desgastarnos las rodillas hincados en la iglesia, lo importante es vivir nuestra vida ayudando al prójimo, viendo a Jesús en cada hermano, sin importar quién es o qué fe profesa.

No le demos mas importancia a las creencias, que a las acciones y, procuremos que nuestro corazón busque siempre ayudar al hermano, porque el día del juicio, a Dios no le importará a cuantas misas fuiste, cuanto donaste, cuantos rosarios hiciste… Dios juzgara cuánto amaste, cuánto ayudaste y cuánto viviste sus enseñanzas…

📘 Oración:
Señor Jesús, dame un corazón generoso y presto a ayudar, infunde en mi alma el amor por mis hermanos y ayudame a encontrar siempre en mi camino alguna persona que necesite de mi. Amén.
📙 Contemplación:

«Yo les aseguro que cuando lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, conmigo lo hicieron»

🏃🏻⛪ Acción:

En esta cuaresma y cada día de mi vida encontraré una persona que necesite de mi: Una palabra de aliento, un compañero para almorzar, un amigo para salir de sus necesidades y si en mis manos no está la solución, entonces le ayudaré a encontrar quien lo asista.

Acerca de Joaquin Cano Rosado

Inquieto por naturaleza y amante del cambio y el crecimiento continuo. Fan de las redes sociales, el desarrollo web, la moda, la educación, la literatura y cualquier medio que pueda ayudarte a crecer como Ser Humano.

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Juan 15, 18-21

Lectio Divina Jorge Alberto Ortiz – Colombia 🇨🇴 0. Invocación al Espíritu Santo 🕊 Veni …

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments
marilu

Muy lindo el mensaje. Gracias por compartir sus experiencias , también aprendemos de uds. Jóvenes.

1
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí