Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 8, 23-27

Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 8, 23-27

Lectio Divina por Johann Alvarez de Colombia

Invocación al Espíritu Santo

Dios bendito y eterno que en la acción del Espíritu Santo santificas e iluminas las almas; permite que en este día Tu luz gloriosa sea instrucción y gracia para nuestra vida. Fortalece nuestra Fe a partir del desarrollo de nuestro conocimiento y nuestra entrega a partir del ir fortaleciendo nuestra Fe. Amen.

1. Lectura Lectura del santo  Evangelio Mateo 8, 23-27

En aquel tiempo, subió Jesús a la barca, y sus discípulos lo siguieron. De pronto, se levantó un temporal tan fuerte que la barca desaparecía entre las olas; él dormía.
Se acercaron los discípulos y lo despertaron, gritándole: «¡Señor, sálvanos, que nos hundimos!»
Él les dijo: «¡Cobardes! ¡Qué poca fe!»
Se puso en pie, increpó a los vientos y al lago, y vino una gran calma.
Ellos se preguntaban admirados: «¿Quién es éste? ¡Hasta el viento y el agua le obedecen!»

Palabra del Señor

2. Meditación:

El texto nos lleva a reflexionar sobre los temporales que llegan diariamente a nuestra propia vida. Todos los días no son de sol y calma. Salir de nuestro espacio nos expone a entrar en conflicto. Lo interesante es que aunque podemos desplazarnos, nunca debemos dejar de hacerlo sin Cristo. Debemos permanecer en El como subieron los Discípulos a Su barca. Pero una vez con El no podemos acobardarnos ante los retos que se vengan. Es allí donde veremos Su poder manifestarse si creemos en El. Pero sin impacientarnos ni acobardarnos o pretender que El actúe ante nuestro desespero, sino más bien ejercitar nuestra confianza en El a partir del ejercicio de la paciencia. Finalmente es claro que nunca conoceremos plenamente Te a Cristo mediante este experiencia física llena de limitaciones, y la pregunta de Quien Es Este? estará abierta a más posibilidades e interpretaciones de forma inagotable. Lo que nunca podemos olvidar y dudar es que Su Esencia; es decir Su amor y favor está con nosotros siempre, y todo temporal tiene su tiempo contado, mientras en El somos preservados mientras en El perseveramos.

3. Oración:

Señor mantén nuestra Fe puesta en Ti. Que nuestra confianza se sienta plena y segura sabiendo de que estas con nosotros. Como puede hundirse nuestra barca mientras nos sumergimos en Tu presencia. Ayúdanos Señor a caminar, navegar, y vivir contigo creyendo verdaderamente que eres Dios y que contigo y en Ti nuestra vida prevalece ante tanta tempestad gracias al poder de Tu amor.

4. Contemplación:

«¡Cobardes! ¡Qué poca fe!»
Tratemos de entender a nivel personal que quiere decirnos JESÚS. Será que Jesús se burla de nosotros y nos regaña ante nuestra falta de confianza. O mas bien es esta en realidad una invitación a ser valientes y a no llenarnos de temor?

Y así decir más bien: Es Jesús, Aquel que “Hasta el viento y el agua le obedecen” quien va conmigo y Yo voy con El. Por eso a nada Temeré.

5. Acción:

Identifíquenos las nubes que comienzan a formarse y logremos anticipar el venir de la tormenta. Aquellas situaciones que diariamente azotan nuestra Fe y que nos hacen dudar. Para que estemos preparados orando, reconociendo que JESÚS está con nosotros y que por momentos solo bastará un paraguas, pero en otros casos aferrarnos completamente a Cristo contra la tempestad. A lo cual te invito que lo hagamos diciendo y sin dudar: JESÚS Yo Confío en Ti!

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Acerca de Johann Alvarez

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Juan 19, 25-27

Lectio Divina por Anny Jessenia López Ávila de Colombia / EE.UU. ¡Buenos dias Cristonautas! Vigésimo …

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí