Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Lectio Divina del día – Whatsapp Lucas 1, 26-38

Lectio Divina del día – Whatsapp Lucas 1, 26-38

Lectio Divina por Marlon Vaca de Ecuador

Buenos días, amigos, hermanos y familia Cristonautas, saludos desde el pupo del mundo.

0. Invocación al Espíritu Santo

Precioso Espíritu Santo, hoy quiero empezar el día contigo. Toma mi corazón que te lo entrego ferviente y deseoso de escucharte. Por favor ayúdame a entender, a escuchar y a contemplar tu palabra. Solo contigo puedo continuar, por favor te necesito. Que sea tu dulce voz la que me hable a mi en este día. Amen.

1. Lectura del santo Evangelio según san Lucas (1, 26-38):

En el sexto mes, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David; el nombre de la virgen era María.
El ángel, entrando en su presencia, dijo:
«Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo».
Ella se turbó grandemente ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquel. El ángel le dijo:
«No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre; reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin».
Y María dijo al ángel:
«¿Cómo será eso, pues no conozco varón?»
El ángel le contestó:
«El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer será llamado Hijo de Dios. También tu pariente Isabel ha concebido en hijo en su vejez, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, “porque para Dios nada hay imposible”».
María contestó:
«He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra».
Y el ángel se retiró

¿Qué dice el texto?
El texto del día de hoy empieza con una introducción y explicación del contexto de la situación. Primero, el sexto mes se refiere al mes que llevaba Isabel, el cuál es un milagro por la edad de ella. El lugar, un pueblo pequeño de Galilea, Nazaret. A una mujer virgen y desposada, es decir que había sido prometida a matrimonio formalmente, pero sin que se realice aún. Y finaliza con el nombre que la historia tendrá que recordar, María.
El ángel Gabriel saluda a María con gran entusiasmo. “Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo”. Es natural que, ante tal saludo de un emisario de Dios, María quede impactada.
Viendo la reacción de María, explica el ángel el plan de Dios, primero acotando que ha sido elegida por Dios mismo. Cabe recalcar que lo primero que le dice es “no temas” primero por lo sucedido antes y segundo por lo que va a escuchar, pues no es nada menos que la venida del salvador por medio de ella.
La pregunta de María “¿cómo será eso, pues no conozco varón?” reafirma la condición de virgen, pues el “conocer” significa también relaciones sexuales. Pero también es interesante la reacción de ella; mientras muchos personajes bíblicos daban pretextos para no aceptar el plan de Dios, como “soy muy joven”, “soy muy viejo”, “soy tartamudo”, “¿por qué a mí?”. Ella no, su pregunta no es una clásica excusa, es en realidad curiosidad de cómo será el móvil de la profecía, su pregunta fue un “está bien, ¿me explicas cómo pasara todo?”, pues sabía que no había tenido relaciones con ningún hombre.
Después de la explicación del Ángel, la última frase de María confirma el porque es ella la elegida, no dudó, le acabaron de contar un plan lógicamente imposible, también le dieron la noticia del embarazo de Isabel, otra situación lógicamente imposible por la edad, y en vez de darle largas al asunto, en vez de dar excusas, en vez de preguntarse porque a ella, su respuesta es tan firme, tan segura y llena de tanto amor a Dios; que podemos atrevernos a decir que Gabriel debe haberse marchado más impresionado, que María mismo tras la anunciación.

2. Meditación: ¿Qué me dice el Señor?
Les invito a meditar y analizar que nos dice el texto en nuestra vida diaria mediante las preguntas:
¿dudo de la voluntad de Dios a menudo en mi vida?
¿confiamos realmente en la palabra del Señor?
¿aceptamos con un corazón entregado el plan de Dios en nuestra vida?

3. Oración: ¿Qué le respondo yo al Señor?
Señor, el día de hoy te pido por favor que me ayudes a crecer en la fe, enséñame a madurar y a caminar fielmente. Quiero sentirte en mi día a día, tan fuerte en mi corazón que piense primero en ti en cada plan de mi vida. Enséñame a amarte más como María lo hizo. Te amo y quiero amarte más cada momento. Amén

4. Contemplación: ¿Cómo interiorizo la Palabra de Dios?
Contemplemos en nuestro interior y con profundo amor,
“hágase en mí según tu palabra”
“hágase en mí según tu palabra”
“hágase en mí según tu palabra”

5. Acción: ¿Cómo llevo a la vida esta Palabra?
El día de hoy buscaremos confiar más en el Señor y su plan en nuestra vida, no solo personalmente, sino con nuestra familia, estudio o trabajo. Y si hoy teníamos dudas de porque seguir en el camino, es momento de reafirmarnos en la fe. “No tengas miedo”.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Acerca de Marlon Vaca

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 8, 16-18

Lectio Divina por Greicy Ramírez Aldana de Colombia Invocación al Espíritu Santo Ven Espíritu Divino. …

× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí