EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Juan 3, 16-21

Evangelio del día – Lectio Divina Juan 3, 16-21

Lectio Divina por P. Antonio Arocha de Venezuela

Buenos días, les comparto con ustedes hoy el breve ejercicio de la Lectio Divina. Feliz día.

Invocamos al Espíritu Santo
Espíritu Santo llena de alegría y paz mi corazón y da sabiduría a mi mente para poder entender la Palabra de Dios.
Amén.

Evangelio según San Juan 6, 1-15

Jesús atravesó el mar de Galilea, llamado Tiberíades.
Lo seguía una gran multitud, al ver los signos que hacía curando a los enfermos.
Jesús subió a la montaña y se sentó allí con sus discípulos.
Se acercaba la Pascua, la fiesta de los judíos.
Al levantar los ojos, Jesús vio que una gran multitud acudía a él y dijo a Felipe: “¿Dónde compraremos pan para darles de comer?”.
Él decía esto para ponerlo a prueba, porque sabía bien lo que iba a hacer.
Felipe le respondió: “Doscientos denarios no bastarían para que cada uno pudiera comer un pedazo de pan”.
Uno de sus discípulos, Andrés, el hermano de Simón Pedro, le dijo:
“Aquí hay un niño que tiene cinco panes de cebada y dos pescados, pero ¿qué es esto para tanta gente?”.
Jesús le respondió: “Háganlos sentar”. Había mucho pasto en ese lugar. Todos se sentaron y eran unos cinco mil hombres.
Jesús tomó los panes, dio gracias y los distribuyó a los que estaban sentados. Lo mismo hizo con los pescados, dándoles todo lo que quisieron.
Cuando todos quedaron satisfechos, Jesús dijo a sus discípulos: “Recojan los pedazos que sobran, para que no se pierda nada”.
Los recogieron y llenaron doce canastas con los pedazos que sobraron de los cinco panes de cebada.
Al ver el signo que Jesús acababa de hacer, la gente decía: “Este es, verdaderamente, el Profeta que debe venir al mundo”.
Jesús, sabiendo que querían apoderarse de él para hacerlo rey, se retiró otra vez solo a la montaña.
Palabra del Señor.

1. Lectura, ¿Qué dice el texto?
Él decía esto para ponerlo a prueba, porque sabía bien lo que iba a hacer.
Jesús le respondió: “Háganlos sentar”. Había mucho pasto en ese lugar. Todos se sentaron y eran unos cinco mil hombres.
Jesús tomó los panes, dio gracias y los distribuyó a los que estaban sentados. Lo mismo hizo con los pescados, dándoles todo lo que quisieron.
Cuando todos quedaron satisfechos, Jesús dijo a sus discípulos: “Recojan los pedazos que sobran, para que no se pierda nada”.
Al ver el signo que Jesús acababa de hacer, la gente decía: “Este es, verdaderamente, el Profeta que debe venir al mundo”.
Siguiendo este texto, ¿Cuáles son las palabras o frases o actitudes que atraen tu atención, tu interés?

2. Meditación, ¿Qué nos dice Dios en el texto?
En primer lugar, Jesús, quiere ver que tanto llevan en su mente y en su corazón, lo que Él les ha dado y enseñado, es decir, probar su fe, ¿Realmente tengo o llevó al Señor en mi corazón y en mi mente?, ¿Le creo, le tengo fe? Después Él habla, la gente lo escucha y le obedece, después busca al Padre para dar gracias y le provea para satisfacer esta necesidad primaria de la vida; ante mis necesidades ¿Sigo el ejemplo de Jesucristo?, ¿Escucho, obedezco, doy gracias y pido por mis necesidades, por las de mis hermanos?, el Señor siempre nos está bendiciendo y dándonos milagros pequeños o grandes ¿Reconozco las bendiciones y milagros que me da el Señor?, ¿Lo reconozco como el único en mi vida quien me puede dar lo que realmente necesito?
Siguiendo el mensaje de este texto, ¿Cuál es tu meditación, tu reflexión personal?

3. Oración, ¿Qué le decimos a Dios?
Señor en mi corazón y en mi mente siempre estás, te doy gracias porque me bendices y das milagros en muchos momentos, quiero seguir tu ejemplo, escucharte más, obedecerte y dejar que obres sobre mí, en mis necesidades; sé que eres el único que siempre está listo para ayudarme y proveerme; perdóname por aquellas veces cuando pruebo mi fe y no es tan fuerte como yo quisiera, sobre todo en los momentos más difíciles, es mi humanidad y te pido que en esos momentos estés más presente, mi Señor.
Siguiendo el mensaje de este texto, ¿Cuál es tu oración personal?
Cada uno pone sus intenciones.
Amén.

4. Contemplación, ¿Cómo interiorizamos la Palabra de Dios?
“Dio gracias y los distribuyó a los que estaban”. (R)
Siguiendo el mensaje de este texto, ¿Cuál es la palabra o frase o párrafo o actitud que te ayuda a recordar este texto?

5. Acción, ¿A que me comprometo con Dios?
Tomemos unos minutos y con mucha conciencia y amor volvamos a colocar al Señor en nuestro corazón, en nuestra mente.
Preguntemos a alguien que necesidad tiene y si está en nuestras manos, ayudemos o sino pidamos en oración al Señor.
Demos gracias al Señor por todo cuanto nos ha dado en bendiciones, en milagros.
Siguiendo el mensaje de este texto, ¿Cuál es la acción concreta que te invita a realizar?

Sobre P. Antonio Arocha

Rivsar

Evangelio del día – Lectio Divina Juan 6, 16-21

Lectio Divina por P. Alejandor Gómez Grajales de Colombia Invocación: Señor, pedimos de ti una …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + 20 =

*