Evangelio del día – Lectio Divina Juan 14, 1-6

LECTIO DIVINA
VIERNES 26 DE ABRIL DE 2024
VIERNES IV SEMANA DE PASCUA
Marlon Vaca de Ecuador ✍🏻🇪🇨

0 – Invocación

Precioso Espíritu Santo, hoy te necesito, hoy deseo con mi corazón ferviente que vengas, topes mis oídos y los abras que hoy deseo escuchar tu voz. Topa mi mente que hoy quiero aprender de ti. Topa mi corazón que hoy quiero hacer viva tu palabra en mi vida. Solo contigo este momento es especial, por ello te lo ruego, hoy te necesito. Ven precioso, ven. Amen

1 – Lectura
Evangelio según san Juan 14, 1-6:

Jesús continuó diciendo: “Ustedes no se angustien. Crean en Dios y también crean en mí. En la casa de mi Padre hay muchas habitaciones, y voy a preparar un lugar para ustedes, y si no fuera así, ya se los habría dicho; y si después de ir, les preparo un lugar, volveré y los llevaré conmigo para que ustedes también estén donde yo esté. Y conocen el camino hacia dónde voy”.
Entonces Tomás le dijo: “Señor, no sabemos a dónde vas. ¿Cómo podemos saber el camino?”
Jesús le respondió: “Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie puede alcanzar al Padre sino a través de mí.

¿Qué dice el texto?

Este pasaje se desarrolla en el contexto de la última cena, en la cual, Jesús había lavado los pies a sus discípulos, había anunciado que Judas lo traicionaría, les había otorgado un nuevo mandamiento y había anunciado que Pedro lo negaría. Es muy cierto que el ambiente en esta última cena era de mucha confusión, los apóstoles no tenían idea de lo que iba ocurrir ni qué es lo que está pasando y por qué estas enseñanzas eran un poco distintas a las normales que solía darles; es en este momento que Jesús empieza el pasaje, primero, diciéndoles que no se turbe su corazón porque él iba notando que en los corazones de sus discípulos la confusión crecía. Así que les pidió que ante todas estas palabras lo primero que hagan es cree en Dios y en él.
A continuación, Jesús les asegura que hay muchos lugares en la casa de su padre, donde ellos también podrán habitar, y les dice que, si no hubiera sido así, él no fuera a prepararles un lugar. Esto es una promesa de qué hay un lugar ya preparado para ellos.
Adicional al lugar que ya va a preparar, también les dice que él va a volver y va a ser él mismo quien se los lleve para luego compartir por siempre con ellos.
Había mucha confusión en todos los discípulos, pero Jesús los conocía muy bien, y es por ello que asegura que ellos ya conocen el camino para ir donde él va.
Tomás, que en medio de toda esta confusión toma la palabra, expresa lo que todos estaban sintiendo: “no sabemos a dónde vas. ¿Cómo podemos saber el camino?”

Jesús le replica con uno de los versículos más conocidos afirmando que él es el camino la verdad y la vida y que sólo por medio de él se puede llegar al Padre.

2 – Meditación. ¿Qué me dice a mí el texto?

Este texto es muy enriquecedor porque representan mucho de lo que nosotros vivimos a diario cada día, con cada situación, con cada problema que sufrimos y como solemos confundirnos, angustiarnos o tener nuestro corazón lleno de dudas. La palabra que Jesús entregaba sus discípulos en ese momento es también para nosotros, en esos momentos de angustia, “simplemente debemos creer en Dios y en él”. Por eso podemos preguntarnos para reflexionar ¿en el momento de angustia creo realmente en Dios y en Jesús?
Lo siguiente es la promesa y objetivo que nosotros tenemos. Él ya nos tiene un lugar apartado junto a él y espera poder venir para estar con nosotros y llevarnos a su lado para descansar y vivir junto a él. Por eso podemos preguntarnos para meditar ¿creo de verdad en la promesa de la vida eterna regocijándome en la presencia de Dios?
Jesús conoce nuestra vida y conoce lo duro que hemos pasado, lo que hemos vivido, pero también conoce las claves, las pistas y él, poco a poco nos ha ido dando la mano y ayudando en la medida que le hemos dejado y por ese motivo también sabe que dentro de nuestro corazón ya vive la clave para poder alcanzar la eternidad junto a él. Por eso podemos preguntarnos ¿en verdad creo todo lo que Dios me ha ido enseñando en mi camino?
Aún en la duda y en la tribulación podemos preguntarle con toda confianza a Jesús, ¿cómo voy a conocer el camino? ¿qué voy a hacer? ¡qué tengo que hacer? y esa es la confianza que nos ha dado nuestro Señor en su infinita misericordia.
Al final Jesús nos da la clave para alcanzar esta hermosa promesa. Él es el camino, porque él es el mediador entre Dios padre y la humanidad, y por medio de su sacrificio, es que nos reconciliamos con Dios.
Él es la verdad, porque todo cuanto él enseñó y actuó revela toda la divinidad Dios.
Él es la vida porque es la fuente de vida eterna y espiritual para todos los que creen en él.
¿tengo en mi corazón muy seguro que Jesús es el camino, ¿la verdad y la vida?

3 – Oración ¿Qué le respondo yo a Dios?

Señor, muchas veces tengo dudas, muchas veces tengo miedo, pero siempre tengo guardado en mi corazón la llama que tu encendiste en mí, anhelo tu presencia, y quiero hacer de mi vida testimonio de tu palabra, quiero que me ayudes por favor a demostrar al mundo que solo tu eres el camino, que toda tu palabra es verdad y que tú eres la fuente de mi vida. Permíteme servirte con pasión. Te amo. Amen

4 – Contemplación

Contemplemos en intimidad de nuestro ser, en nuestro lugar secreto donde solo Dios nos conoce, las palabras de Jesús.
“Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie puede alcanzar al Padre sino a través de mí”

5 – Acción

En nuestro día a día solemos perder un poco la vista del verdadero camino, muchas veces nuestro corazón esta aturdido y lo que necesitamos es detenernos, respirar y creer. Jesús puso un mensaje en nuestro corazón y es cuestión nuestra ponerlo a prueba, así que detengámonos y analicemos, en qué momento de estos días, no he sido fiel a la palabra de que Jesús es el camino, la verdad y la vida.

Acerca de Ramón Pané

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Marcos 9, 38-40

Hola queridos Cristonautas, Les saluda Bibiana Diaz Munar desde Colombia ✍🏻🇨🇴, con alegría les comparto …

Deja una respuesta

× WhatsApp / Cristonautas - Clic aquí