Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divinas Juan 1, 43-51

Evangelio del día – Lectio Divinas Juan 1, 43-51

Lectio Divina por Gabriel Relaja de Paraguay

0- INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO
Espíritu Santo, espíritu de amor, espíritu del Padre y del Hijo, sé mi compañero en este recorrido por la palabra, ayúdame a abrir mi mente y mi corazón a este mensaje de salvación. Amén.

Evangelio de San Juan (1, 43-51)
Al día siguiente Jesús decidió partir para Galilea, encuentra a Felipe y le dice: -Sígueme. Felipe era de Betsaida, ciudad de Andrés y Pedro. Felipe encuentra a Natanael y le dice: -Hemos encontrado al que describen Moisés en la ley y los profetas: Jesús, hijo de José, el de Nazaret. Responde Natanael: -¿Acaso puede salir algo bueno de Nazaret? Le dice Felipe: -Ven y verás.
Viendo Jesús acercarse a Natanael, le dice: -Ahí tienen un israelita de verdad, sin falsedad. Le pregunta Natanael: -¿De donde me conoces? Jesús le contestó: -Antes de que te llamara Felipe, te vi bajo la higuera. Respondió Natanael: -Maestro, tú eres el Hijo de Dios, el rey de Israel. Jesús le contestó: -¿Crees porque te dije que te vi bajo la higuera? Cosas más grandes que estas verás. Y añadió: -Les aseguro que verán el cielo abierto y los ángeles de Dios subiendo y bajando sobre el Hijo del Hombre
Palabra de Dios.

1. Lectura: ¿Qué dice el texto?
El texto narra el encuentro de Jesús con Felipe y el llamado que Jesús le hace con una sola palabra “sígueme”. Felipe muy entusiasmado cuenta a Natanael que habían encontrado al Mesías, Natanael al escuchar que era hijo de José de Nazaret no quería creer. Natanael era de Caná de Galilea, una ciudad cercana a Nazaret, y por lo tanto la conocía bien, él no creía que Dios pudiera elegir un lugar tan insignificante para manifestarse al mundo.
Felipe al no saber que decirle, atinó darle la misma respuesta que Jesús había dado a Andrés y Juan: “Ven y veras”
Cuando Jesús se encuentra con Natanael, Jesús lo sorprende señalando que él era un hombre fiel y horrado, que creía en Dios; “He aquí un verdadero israelita, en quien no hay falsedad”. Natanael se sintió tremendamente sorprendido. Se dio cuenta de que el Señor había visto con total claridad quien es él. Era evidente que Jesús lo conocía perfectamente, aun antes de que Felipe le hablara de él.
Natanael, profundamente conmovido, hizo esta solemne declaración “Maestro, tú eres el Hijo de Dios, el rey de Israel”. Jesús le contestó: -¿Crees porque te dije que te vi bajo la higuera? Cosas más grandes que éstas verás.

2. Meditación: ¿Qué nos dice Dios en el texto?
Jesús nos sigue llamando para vivir una experiencia que cambiara nuestras vidas, Él nos conoce profundamente, sabe de dónde somos y qué cosas podemos ofrecer. Pero nosotros somos incrédulos en varias ocasiones, cuestionamos su actuar, porque Él no se manifiesta o actúa según nuestras expectativas. Dudamos que el Señor pueda hablar en lo sencillo o insignificante. Somos como Natanael aunque esperamos la presencia del Mesías en nuestras vidas, no queremos reconocerlo en los hermanos más cercanos o buscarlo en la Iglesia y acercarnos más a Él a través de la Palabra.

3. Oración: ¿Qué le decimos a Dios?
Señor gracias por llamarme a seguirte, gracias por fijar tu mirada en mí, aunque yo no sea digno. Gracias por mirarme con amor y acércate a mi vida para cambiarla. Perdona si no soy capaz de reconocerte, por no creer que eres Tú, el que se manifiesta a través de un hermano, amigo, u otro servidor tuyo. Señor ayúdame a superar mis prejuicios, mi soberbia y mi pereza, permíteme reconocerte como el Mesías y experimentar las abundantes gracias de tu amor en mi vida.
Amén.

4. Contemplación: ¿Cómo interiorizamos la Palabra de Dios?
“¿Crees porque te dije que te vi bajo la higuera? Cosas más grandes que estas verás”

Ahora te invito también a elegir, alguna palabra o frase o párrafo o actitud que te ayuda a recordar este texto.

5. Acción: ¿A qué me comprometo con Dios?
Luego de reflexionar este mensaje me comprometo a:
Invitar con alegría y sin miedo a amigos, a familiares y a otras personas con las que convivo para que puedan vivir la experiencia de conocer a Jesús (a seguirlo), a través de los encuentros, cursos, celebraciones litúrgicas y otras actividades que se realizan en mi comunidad.
Escuchar con humildad y espíritu abierto a las demás que personas de mi comunidad que me hablan del llamado de Dios y de su presencia en medio de nosotros.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Acerca de Gabriel Rejala

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 8, 16-18

Lectio Divina por Greicy Ramírez Aldana de Colombia Invocación al Espíritu Santo Ven Espíritu Divino. …

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí