Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Juan 15, 12-17

Evangelio del día – Lectio Divina Juan 15, 12-17

Lectio Divina
José Carlos Rivera Rivera de Honduras 🇭🇳

INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

Ven Espíritu Santo, en este momento a iluminar mi mente, y mi corazón, abre mi mente Espíritu Divino para poder comprender el mensaje que me quieres regalar a través de tu Palabra Señor, reconforta mi espíritu, fortalece mi fe y sígueme dando la perseverancia que necesito para seguir caminando.
Amén.

1. LECTURA. Del Evangelio según san Juan 15,12-17

Este es el mandamiento mío: que os améis los unos a los otros como yo os he amado.
Nadie tiene mayor amor que el que da su vida por sus amigos.
Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando.
No os llamo ya siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su amo; a vosotros os he llamado amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer.
No me habéis elegido vosotros a mí, sino que yo os he elegido a vosotros, y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y que vuestro fruto permanezca; de modo que todo lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo conceda.
Lo que os mando es que os améis los unos a los otros.»
Palabra del Señor.

2. MEDITACIÓN

Continuamos reflexionando sobre estas enseñanzas acerca del amor que nos dejó Jesús, el mandamiento más importante que Jesús nos da, amarnos los unos a los otros, así como él nos ha amado.
El mandamiento del amor quiero, para poder meditar y profundizar un poco más en nuestro interior, hacer unas preguntas que nos ayuden a poder profundizar en la meditación personal.

¿Qué representa en mi vida el amor? ¿Se me es díficil amar?
¿Qué representa en mi vida amar a mi prójimo?
¿Amo por un interés propio, o porque es un sentimiento que nace de mi corazón?
En mi vida, ¿a quién considero mi amigo?
¿Me considero amigo de Jesús , así como él me llama su amigo?
Jesús nos llama a dar frutos; ¿De qué manera estoy dando esos frutos que Jesús me pide en mi vida?
Medita y reflexiona en tu interior.

3. ORACIÓN

Gracias Padre, por un día más de vida que me regalas, gracias por las bendiciones recibidas de ti a diario, gracias porque sé que me amas infinitamente Padre, y tu amor es incondicional. Padre ayúdame a poder llegar a amar, a experimentar ese amor, tal como tú nos lo pides Padre, hazme dócil a tu voz, ayúdame Señor a ser tu amigo, así como tú me consideras tu amigo Jesús, dame la valentía y fortaleza para dar esos frutos que me has encomendado dar en mi vida.
Amén.

Haz oración personal con Dios, él te escucha.

4. CONTEMPLACIÓN

«No me habéis elegido vosotros a mí, sino que yo os he elegido a vosotros, y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y que vuestro fruto permanezca; de modo que todo lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo conceda».

Elige la frase o texto que más haya resonado en tu interior al momento de tu meditación, y contemplala varias veces.

5. ACCIÓN

Pon un propósito personal en tu vida, algo concreto, algo que puedas realizar y lograrlo, que después de haber reflexionado y meditado, quieres comprometerte con el Señor a cambiar en tu vida.

Acerca de Ramón Pané

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 8, 5-17.

Lectio Divina Rosanna Quiroz ✍🏻 de República Dominicana. Invocación al Espíritu Santo Ven Espíritu Santo, …

5 1 Vota
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí