Evangelio del día – Lectio Divina Juan 20, 24-29

Lectio Divina
Miércoles, 3 de Julio de 2024
Miércoles XIII Semana tiempo ordinario
Laura Rivera de Argentina ✍🏻🇦🇷

🔥 INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

Danos Señor, la gracia de tu Espíritu para que tengamos un oído atento y un corazón abierto para hoy poder recibir tu Palabra como tú nos la quieres regalar. Señor, que la luz de tu Palabra ilumine siempre mi conciencia, mi corazón , mi actuar y me dé la docilidad de aquellos que se han abandonando en tus manos y que tienen fe. Amén.

📣 LECTURA

Lectura del santo Evangelio según san Juan 20, 24-29

24 Resulta que Tomás, uno de los doce, que se llamaba “el Gemelo”, no estaba con ellos cuando Jesús llegó. 25 Entonces los otros discípulos le dijeron a Tomás: “¡Hemos visto al Señor!”
Él les dijo: “Si no veo la señal de los clavos en sus manos, y no toco con mi dedo en el lugar de los clavos y pongo mi mano sobre su costado, ¡no lo creeré!” 26 Después de una semana, los discípulos de Jesús estaban reunidos nuevamente allí con las puertas cerradas, y Tomás estaba con ellos. Jesús vino, se paró entre ellos y les dijo: “¡La paz esté con ustedes!” 27 Entonces Jesús le dijo a Tomás: “Coloca aquí tu dedo y mira mis manos; coloca aquí tu mano y métela en mi costado. ¡Deja de dudar, sino más bien cree! 28 Tomás exclamó: ¡Señor mío y Dios mío!” 29 Jesús le dijo: “¿Creíste porque me has visto? ¡Felices los que no vieron, pero creyeron!”
Palabra del Señor

¿Qué dice el texto?

 El Evangelio que hoy compartimos es la segunda aparición de Jesús que relata el Evangelio de Juan a sus hermanos discípulos y se da ocho días después de la primera, o sea, en el siguiente domingo. Jesús aparece en la casa, aunque las puertas están cerradas, y notemos que, a diferencia de la primera aparición de Jesús a los discípulos, no se menciona que tengan miedo de los judíos como en v. 19.
En la primera aparición no se encuentra Tomás en este relato, ahora ya se encuentra con la comunidad. La nueva aparición de reconocimiento se abre con la presencia de Tomás. Está con los otros discípulos en la
casa y Jesús vuelve entre los suyos ocho días después. El apóstol vuelve a ver al Maestro cuando se reúne con sus otros hermanos de comunidad, cuando acepta humildemente estar con los otros, aunque no comprende del todo la experiencia que habían vivido con Jesús. El Maestro saluda a sus amigos con el don de la paz y después invita a Tomás a tocar los signos de su Pasión y a dejar de ser incrédulo y convertirse en un hombre de fe (v. 27).
No nos informa que Tomás extendiera su mano para tocarle a pesar de que Jesús le dice que ponga su dedo en el lugar de los clavos y ponga su mano en su costado no tuvo realmente ninguna necesidad de hacerlo sino que con solo verlo creyó.
Tenemos, por tanto, aqui una lección para todos los creyentes: hemos de creer sin ver, convencidos de que la fe cristiana está conectada con la experiencia de los primeros testigos que vieron al Cristo de la gloria.

🕯️ MEDITACIÓN ¿Qué me dice el texto?

Jesús nos anima a creer en él. Las palabras de Jesús revelan que conoce los sentimientos del apóstol y está dispuesto a la comprobación que Tomás había pedido para creer. Sin embargo, son sobre todo, una clara invitación a crecer en la fe, superando el estadio de lo sensible, para entrar en la visión de fe. Es menester que nos despojemos de lo superfluo y de la pretensión de ver para realizar una verdadera experiencia del Cristo glorioso.
Pensemos por unos momentos: ¿Cómo estoy viviendo mi camino de fe? ¿Le creo hoy al Señor?.

🙇 ORACIÓN: ¿Qué le decimos al Señor?

Creo en tu Palabra que es la luz que ilumina mi camino. Por eso quiero oírte y ponerla en práctica en mi vida. Ayúdanos a tener Fe, una fe que no necesite ver, esa fe que proviene de Ti.
Con nuestras oraciones respondemos: “Enséñanos a creer en Ti”.

🔎 CONTEMPLACIÓN
Mirar con la mirada de Dios

Resuena en nuestro corazón tú Palabra y nos abandonamos en ella.
«¡Felices los que no vieron, pero creyeron!»

🚶 ACCIÓN ¿A qué me comprometo?

La palabra nos anima y compromete a seguir en camino. Pensemos una acción concreta donde podamos hacer viva la Palabra, una acción que nos anime en la Fe.

Acerca de Ramón Pané

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 10, 1-7

Lectio Divina Miércoles, 10 de Julio de 2024 XIV Semana Tiempo Ordinario Luxandra Pineda de …

Deja una respuesta

× WhatsApp / Cristonautas - Clic aquí