Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Juan 4, 43-54

Evangelio del día – Lectio Divina Juan 4, 43-54

Lectio Divina por Marcos Díaz de Argentina

Hola Amigos Cristonautas!!! es una alegría compartir con uds la Lectio Divina del día

1. Invocación al Espíritu Santo
Ven Espíritu de Dios a renovar mi fe por medio de la lectura y meditación de la Palabra de Vida.
Ven Espíritu Santo, sopla de brisa para renovar mis fuerzas y así seguir con toda mi fuerza y corazón a Jesús.
Ven Espíritu de Amor, no nos abandones, Ven Espíritu, ven.

2. Lectura – Jn 4, 43-54
43 Jesús partió hacia Galilea. 44 El mismo había declarado que un profeta no goza de prestigio en su propio pueblo. 45 Pero cuando llegó, los galileos lo recibieron bien, porque habían visto todo lo que había hecho en Jerusalén durante la Pascua; ellos también, en efecto, habían ido a la fiesta. 46 Y fue otra vez a Caná de Galilea, donde había convertido el agua en vino. Había allí un funcionario real, que tenía su hijo enfermo en Cafarnaúm. 47 Cuando supo que Jesús había llegado de Judea y se encontraba en Galilea, fue a verlo y le suplicó que bajara a curar a su hijo moribundo. 48 Jesús le dijo: «Si no ven signos y prodigios, ustedes no creen». 49 El funcionario le respondió: «Señor, baja antes que mi hijo se muera». 50 «Vuelve a tu casa, tu hijo vive», le dijo Jesús. El hombre creyó en la palabra que Jesús le había dicho y se puso en camino. 51 Mientras descendía, le salieron al encuentro sus servidores y la anunciaron que su hijo vivía. 52 El les preguntó a qué hora se había sentido mejor. «Ayer, a la una de la tarde, se le fue la fiebre», le respondieron. 53 El padre recordó que era la misma hora en que Jesús le había dicho: «Tu hijo vive». Y entonces creyó él y toda su familia. 54 Este fue el segundo signo que hizo Jesús cuando volvió de Judea a Galilea.
3. Qué dice el Texto?
a. El relato que meditamos describe el pedido que hace un funcionario a Jesús, solicitándole que “baje a curar a su hijo”. El señor lo escucha y ayuda haciendo el “milagro a distancia”. Jesús se relaciona aquí con un funcionario del Rey Herodes, no lo rechaza porque tiene poder o se encuentra en una situación acomoda, es alguien que busca su ayuda. Esto nos muestra que el Señor se acercó a todos y permitió que todos se llegaran hasta Él, no hizo acepción de personas.
b. «Si no ven signos y prodigios, ustedes no creen». Pareciera un reproche del Señor ante el pedido de este padre desesperado, pero más bien lo que busca Jesús es suscitar la Fe en nosotros, incluso por medio de una manifestación extraordinaria como esta curación. El funcionario inicialmente espera solo el milagro, la curación. Pero bajando de camino a Cafarnaúm, le informan que su “hijo vive”. Aquí la confianza en el taumaturgo, se transforma en fe en el misterio de Jesús.
c. Entonces dice “creyó él y toda su familia”. Cuando el encuentro con Cristo acontece en su vida, la consecuencia es trasmitir esto primero a su familia, a su casa y a todos los que habitaban en ella.

4. Meditación: Qué me/nos dice el texto? Por medio de estas preguntas tratemos de ver qué nos dice el texto:
a. Hago distinciones al momento de trasmitir la buena noticia?
b. Elijo a quienes voy a anunciar la Palabra o hago como Jesús que llega a todos los integrantes de la familia humana?
c. Cuáles con los milagros que hoy hace Jesús por mi?
d. Trato de recordar cuales fueron los milagros que Jesús obró en mi para despertar mi fe. Sería bueno hace una memoria activa de ellos en este momento.
e. Imito al funcionario real que trasmite la fe primero que nada a su familia. Si los humanos tratamos de dar lo mejor a la familia, yo priorizo compartir mi fe con los de mi casa?
5. Oración: Qué le decimos?
SALMO 28
1 De David.
Yo te invoco, Señor;
tú eres mi Roca, no te quedes callado,
porque si no me respondes,
seré como los que bajan al sepulcro.
2 Oye la voz de mi plegaria,
cuando clamo hacia ti,
cuando elevo mis manos hacia tu Santuario.
3 No me arrastres con los malvados
ni con los que hacen el mal:
con los que hablan de paz a su prójimo,
mientras su corazón está lleno de maldad.
4 Trátalos conforme a sus acciones,
como corresponde a su mala conducta;
trátalos según la obra de sus manos,
págales su merecido.
5 Ellos no valoran lo que hace el Señor
ni la obra de sus manos:
por eso él los derribará
y no volverá a edificarlos.
6 Bendito sea el Señor,
porque oyó la voz de mi plegaria;
7 el Señor es mi fuerza y mi escudo,
mi corazón confía en él.
Mi corazón se alegra porque recibí su ayuda:
por eso le daré gracias con mi canto.
8 El Señor es la fuerza de su pueblo,
el baluarte de salvación para su Ungido.
9 Salva a tu pueblo y bendice a tu herencia;
apaciéntalos y sé su guía para siempre.
6. Contemplación: repetiremos este versículo del prólogo del Evangelio de Juan:
“En ella estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres” (Jn 1; 4).

7. Acción: cómo llevo a la vida este Evangelio?: procuraré anunciar en mi casa la Buena Noticia, compartiendo la fe en el Señor.

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Acerca de Marcos Díaz

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 10, 21-24

Lectio Divina por Bricela Olmedo de México Invocación al Espíritu Santo 🕊️ Ven, Espíritu Santo, …

0 0 Vota
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí