Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 1, 46-56

Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 1, 46-56

Lectio Divina por Erinson de Jesús Bustamante Suárez de Venezuela

O. Invocación al Espíritu Santo

Invoquemos al Espíritu de Jesús, el cual hace brotar en María una alabanza por tanto bien en su vida.
Invoquemos su Espíritu,
para que como María seamos llenos de la gracia.
Invoquemoslo para que también podamos proclamar por tanta grandeza de la cual somos parte.
Invoquemos este Espíritu para que nos impulse a responder aquí y ahora al plan de salvación, cómo lo hizo María.
Amén.

Del Evangelio según San Lucas 1, 46-56

46 Entonces María dijo:
“Mi alma anuncia la grandeza del Señor,
47 y mi espíritu se alegra en Dios mi salvador.
48 Porque ha mirado la humildad de su sierva.
Desde ahora en adelante todas las generaciones me llamarán Bienaventurada,
49 porque el Poderoso ha hecho grandes cosas por mí. Su nombre es santo 50 y muestra su misericordia de generación en generación a todos los que lo temen.
51 Hizo portento con su brazo, dispersó a los soberbios con los planes de sus corazones. 52 Quitó a los poderosos de sus tronos y levantó a los humildes.53 cómo se lo dijo a nuestros padres, a Abraham y todos sus descendientes para siempre”.
56 María se quedó con Isabel durante unos tres meses y luego regresó a su casa.
Palabra del Señor.

1. Lectura ¿Qué dice el texto?

Nos encontramos en la feria Privilegiada. Ya a dos días de la Nochebuena de Navidad. María es de las personas pobres de Israel que siempre ha esperado la venida del Mesías. Sin embargo, este acontecimiento es leído por ella con los ojos de una pobre de espíritu, desde la fe.

Vive de la realidad y no de ilusiones, deseos o banalidades. Por eso, canta de júbilo en medio de su servicio, porque reconoce todo lo ha recibido sin mérito propio, se alegra y alaba a Dios, porque en la encarnación del verbo hace nuevas todas las cosas que parecían únicas, absolutas y definitivas.
•¿No es todo esto realmente una maravilla?
•¿Dónde se encuentra María cuando realiza este cántico?
•¿A quién atribuye María las grandezas presentes y futuras?
•¿Cómo es el Dios que María ha conocido?

2. Meditación ¿Qué me dice el texto?

Si miramos alrededor en la realidad personal, familiar, eclesial, laboral, social: ¿Reconozco los motivos para proclamar las grandezas del Señor?

El Dios de Jesús, que vive y experimenta María viene a hacer nuevas todas las cosas. En la Iglesia, en la sociedad, también están surgiendo novedades conforme al Espíritu ¿Soy participe de todo ello? ¿Cuál es mi participación, contribuyo a ello o soy un obstáculo?

Renovarnos es un modo de comprometernos con las nuevas generaciones.
¿Somos testimonio coherente para las demás personas, especialmente para los más jóvenes?

3. Oración ¿Qué le digo al Señor?

Te invito a proclamar las grandezas del Señor…
Mi alma alaba al Señor por: (comparte todas esas personas, situaciones, experiencias por las cuales alabas al Señor en este día).

Sugiero escuchar esta canción: Magnificat, de Taizé.

4. Contemplación ¿Qué me resuena del texto?

Mi alma alaba al Señor y mi espíritu anuncia su grandeza.

5. Acción ¿A que me compromete el texto?

A hacerme agradecido por mi realidad, y por todas las condiciones y esfuerzos que la han hecho posible.

A contribuir en el Reino nuevo que plantea el Evangelio.

A mantener la humildad de María, que reconoce su pequeñez para que pueda manifestarse la grandeza.

Con cariño, su hermano Erinson de Jesús, desde Venezuela.

Acerca de Erinson de Jesús Bustamante

Nacido en Venezuela Estudiante de psicología. Agente de Pastoral Universitaria. Cristonauta. Aventurero, apasionado, soñador, caminante permanente.

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Marcos 3, 7-12

Lectio Divina por Johan Alvarez de EE. UU. 🇨🇴 🇺🇸 0.- INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO: Ven …

5 1 Vota
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí