Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 11, 5-13

Lectio Divina
Por Pablo Usquiano de Perú

INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO:

Oh, Ven Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles. Y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía tu Espíritu y serán creadas todas las cosas.Y renovarás la faz de la tierra. Ayúdanos a recordar tu Palabra, conservarla en nuestra mente y meditarla en nuestro corazón como lo hizo la Virgen María. Amén.

LECTURA BÍBLICA: LUCAS 11, 5-13

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Supongan que alguno de ustedes tiene un amigo que viene a medianoche a decirle: ‘Préstame, por favor, tres panes, pues un amigo mío ha venido de viaje y no tengo nada que ofrecerle’. Pero él le responde desde dentro: ‘No me molestes. No puedo levantarme a dártelos, porque la puerta ya está cerrada y mis hijos y yo estamos acostados’. Si el otro sigue tocando, yo les aseguro que, aunque no se levante a dárselos por ser su amigo, sin embargo, por su molesta insistencia, sí se levantará y le dará cuanto necesite.
Así también les digo a ustedes: Pidan y se les dará, busquen y encontrarán, toquen y se les abrirá. Porque quien pide, recibe; quien busca, encuentra y al que toca, se le abre. ¿Habrá entre ustedes algún padre que, cuando su hijo le pida pan, le dé una piedra? ¿O cuando le pida pescado, le dé una víbora? ¿O cuando le pida huevo, le dé un alacrán?
Pues, si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¿cuánto más el Padre celestial les dará el Espíritu Santo a quienes se lo pidan?’’
Palabra del Señor.

1.- LECTURA: ¿QUÉ DICE EL TEXTO?

Aquí en estos versículos del evangelio de san Lucas, Jesús nos quiere dar una enseñanza sobre la oración usando, como es su característica didáctica para enseñar, que es a través de parábolas, y esta vez lo hace mediante la parábola del amigo inoportuno o mejor dicho del visitante perseverante. Nuevamente Nuestro Señor Jesús utiliza para enseñar elementos cotidianos con los cuales el pueblo estaba familiarizado, por ejemplo, el tema de la hospitalidad que es considerada sagrada, ya que aquel amigo al no tener nada que ofrecerle, va donde el vecino a golpear y golpear la puerta hasta obtener lo que deseaba.

2.- MEDITACIÓN: ¿QUÉ ME DICE DIOS CON EL TEXTO?

Jesús Nuestro Señor nos dice una frase que quizás la hemos escuchado muchas veces: «Pidan y se les dará, busquen y encontrarán, toquen y se les abrirá». Jesús nos está hablando aquí nada más y nada menos que de la oración. Jesús nos enseña que debemos rezar con fe e insistencia, sin desfallecer, que debemos tener una oración insistente, que persevera, busca, toca y llama, porque la oración es una súplica de lo que sea bueno para nosotros. Dios no quiere que nos cansemos de pedirle sus gracias. Él no necesita que le informemos de lo que nos hace falta, pero sí quiere que no desistamos de pedirle con fe, hasta obtener sus favores. Jesús quiere que oremos siempre, sin cesar, insistentemente porque el Padre está atento que por medio de la oración nosotros toquemos sus puertas, le llamemos y Él va a estar atento también inclinando su oído para escucharnos. Jesús no dice cuánto tiempo va a durar el pedido, la búsqueda o el llamar, pero lo cierto es que vas a obtener resultado.

3.-ORACIÓN: ¿QUÉ LE DIGO A DIOS?

Oh, Señor, queremos reconocernos débiles y frágiles porque no sabemos pedir como nos conviene. Te pedimos perdón porque se nos olvida pedir el Espíritu Santo ya que a veces pedimos otras cosas, cuando en realidad la única cosa necesaria es tu Santo Espíritu. Ayúdanos a pedir lo esencial en nuestras vidas, así como el rey Salomón que pidió, por ejemplo, sabiduría, porque eres nuestro Padre celestial que siempre cuida de nosotros que somos tus hijos y, por ende, no tenemos que preocuparnos por nada más. Amén.

4.- CONTEMPLACIÓN: ¿CÓMO INTERIORIZO LA PALABRA DE DIOS?

“Pidan y se les dará, busquen y encontrarán, toquen y se les abrirá”.

‍♂️⛪ 5.- ACCIÓN: ¿A QUÉ ME COMPROMETO CON DIOS?

Empezar a dedicar un tiempo de nuestro día para nuestra oración personal con Dios. Separar un tiempo de nuestro día para conversar, para acercarnos a ese Dios amigo que sabemos nos ama sin medida. Y debemos orar con fe, con la convicción de que vamos a recibir algo, sobre todo orando incesantemente y pidiendo constantemente el Espíritu Santo a Dios.

_Gracias, hermanos Cristonautas, por permitirme compartir la Lectio Divina del día de hoy. Un abrazo. Dios les bendiga.

Acerca de Cristonaut@s FRP

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Juan 21, 15-19

⛪Lectio Divina Viernes, 17 de mayo 2024 Viernes VII Semana de Pascua Rosanna Quiroz República …

Deja una respuesta

× WhatsApp / Cristonautas - Clic aquí