Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 11, 1-4

Lectio Divina
Por Bibiana Díaz Munar de Colombia ✍🏻🇨🇴

0. Invocación al Espíritu Santo 🕊️

Ven Espíritu Santo, ven a mi vida, quiero sentir tu presencia viva en mi corazón, ven y abrázame para contagiarme de tu alegría y conservar siempre la esperanza en el Señor, ven Espíritu Santo y sopla sobre mí la paz que necesito y ayúdeme a llevar luz los hermanos necesitados de Dios, necesitados de amor.
Amén.

1. Lectura
📖 Evangelio según san Lucas 11, 1-4

«Y sucedió que, estando él orando en cierto lugar, cuando terminó, le dijo uno de sus discípulos: «Señor, enséñanos a orar, como enseñó Juan a sus discípulos.»»
«Él les dijo: «Cuando oréis, decid: Padre, santificado sea tu Nombre, venga tu Reino, danos cada día nuestro pan cotidiano, y perdónanos nuestros pecados porque también nosotros perdonamos a todo el que nos debe, y no nos dejes caer en tentación.»»
😇 Palabra del Señor.

📕 ¿Qué dice el texto?
Te invito a leer detenidamente el texto.

En el Evangelio de hoy, Lucas nos habla de 5 peticiones a diferencia del Evangelio de Mateo que son siete, podría decirse que había dos tradiciones sobre la “Oración del Señor”. El texto se desarrolla en la subida a Jerusalén y participan del diálogo Jesús y sus discípulos, aunque posiblemente estaba reunido con más personas ya que versículos anteriores al texto señalan que estaba con Marta y María. En las líneas del Evangelio se resalta la oración, no solo como una acción individual sino también como un ejemplo que da Jesús a sus discípulos invitándolos a comunicarse con el Padre a través de unas sencillas, pero dicientes palabras con elementos que deben caracterizar la oración de un auténtico cristiano.

🙋🏽 Siguiendo este texto, ¿Cuáles son las palabras o frases o actitudes que atraen tu atención, tu interés y repican en tu corazón?

📗 2. Meditación, ¿Qué nos dice Dios en el texto?

Jesús estaba orando en “cierto lugar” no se menciona exactamente en donde, es una invitación que nos hace Jesús para orar en todo momento y lugar, nos invita a estar en un constante diálogo con Dios, podríamos recordar aquel versículo donde Él les dice a sus discípulos: “oren para no caer en tentación”. Los discípulos de Jesús tenían una actitud dispuesta a la escucha y al aprendizaje cuando uno de ellos le dice: –«Señor, ensénanos a orar», cuantas veces le he dicho al Señor enséñame a orar, enséñame a conocerte, enséñame a obedecerte, enséñame a amarte; y este discípulo pone de ejemplo a Juan, que importante es dar ejemplo desde nuestra propia vida, si las personas que están a nuestro alrededor ven que tenemos una vida de oración se ve reflejado también en actos de amor como los tenia Jesús. El Señor no es egoísta y comparte sencillas palabras con sus discípulos mostrándoles que la grandeza de la oración está en un corazón sincero y no haciendo alarde de muchas palabras ruidosas que pueden nublar un verdadero diálogo con el Padre teniendo comportamientos propio de los paganos. La primera palabra que menciona Jesús es “Padre”, ¿creo que soy realmente hijo de Dios? ¿trato a los demás como mis hermanos sabiendo que todos somos hijos del Padre Celestial? Si no puedo llegar a ser hermano con dificultad puedo llegar a ser hijo de ese Padre. Vivimos en un mundo de muchos reinos, donde hay mucha desigualdad en la repartición de los recursos, y las palabras “venga tu reino” implican una atención a la bondad que surge en la casa, en la escuela o en el trabajo pidamos corazones generosos y llenos de amor capaces de dar a conocer el verdadero Reino de Dios. Cuando se habla de “danos cada día nuestro pan cotidiano”, se resalta nuestra necesidad de alimento espiritual para quedarnos unidos al verdadero Dios y donde el único capaz de llevarnos a esa comunión profunda con el Padre y el Hijo es el mismo Espíritu Santo que actúa silenciosamente en nuestro corazón. Las palabras “perdona nuestros pecados” nos recuerdan admitir nuestras culpas cada día y después perdonarles a los que nos han hechos daño, nosotros mismos ponemos la medida, le exigimos o le pedimos perdón a Dios cuando nosotros mismos no podemos perdonar al que nos ha hecho daño, finalmente: “no nos dejes caer en tentación” a través de esta petición clamemos al Señor que nos de la gracia necesaria para permanecer fieles a su voluntad con un corazón humilde y agradecido. Para Jesús la oración era una parte fundamental de su vida, por ello hagamos de la oración una parte integral de nuestra vida y pidamos que a través de este modelo de oración logremos la misión encomendada por el Padre a cada uno de nosotros.

🙋🏻Siguiendo el mensaje de este texto, ¿Creo que soy hijo de Dios? ¿He enseñado a orar a otros? ¿Oro constantemente? ¿Permito que este modelo de oración moldee mi vida?

📘 3. Oración, ¿Qué le decimos a Dios?

Padre, creo en tu infinita misericordia y sé que me ayudas en mi debilidad, por ello, permíteme orar con constancia para tomar siempre las mejores decisiones guiadas por ti y lograr esos momentos de intimidad contigo que me permitan crecer como persona, ayúdame a abandonarme en ti para que a través de tu Santo Espíritu mi corazón logre hacer tu voluntad.

🙋🏿Siguiendo el mensaje de este texto, ¿Cuál es tu oración personal?

Cada uno pone sus intenciones.
Amén.

📙 4. Contemplación, ¿Cómo interiorizamos la Palabra de Dios?

“Señor, enséñanos a orar.”

🏃🏻⛪ 5. Acción, ¿A qué me comprometo con Dios?

Me comprometo a fortalecer mi oración personal a través de la lectura de la Palabra y visita al Santísimo Sacramento, también a enseñar a otros a orar.

🙋Siguiendo el mensaje de este texto, ¿Cuál es la acción concreta que te invita a realizar?

Acerca de Cristonaut@s FRP

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 10, 24-33

Lectio Divina Sábado 13 de julio de 2024 Viernes XIV Semana Tiempo Ordinario Ciclo B …

Deja una respuesta

× WhatsApp / Cristonautas - Clic aquí