Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 19, 1-10

Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 19, 1-10

Lectio Divina por Adrián García de República Dominicana

Invocación al Espíritu Santo
Ven Espíritu Santo.
Ven Espíritu Santo.
Ven Espíritu Santo, entra en mi vida, lléname de ti, habita en mi corazón, cambia mi mente, y ayúdame a recibir a Jesucristo, Palabra de Dios, en mi vida.
Amén.

Lectura del Santo Evangelio según san Lucas 19, 1-10
En aquel tiempo, entró Jesús en Jericó y atravesaba la ciudad. Un hombre llamado Zaqueo, jefe de publicanos y rico, trataba de distinguir quién era Jesús, pero la gente se lo impedía, porque era bajo de estatura. Corrió más adelante y se subió a una higuera, para verlo, porque tenía que pasar por allí.
Jesús, al llegar a aquel sitio, levantó los ojos y dijo: «Zaqueo, baja en seguida, porque hoy tengo que alojarme en tu casa.»
Él bajó en seguida y lo recibió muy contento.
Al ver esto, todos murmuraban, diciendo: «Ha entrado a hospedarse en casa de un pecador.»
Pero Zaqueo se puso en pie, y dijo al Señor: «Mira, la mitad de mis bienes, Señor, se la doy a los pobres; y si de alguno me he aprovechado, le restituiré cuatro veces más.»
Jesús le contestó: «Hoy ha sido la salvación de esta casa; también éste es hijo de Abrahán. Porque el Hijo del hombre ha venido a buscar y a salvar lo que estaba perdido.»
Palabra del Señor.

Lectura: ¿Qué me dice el texto?
En este Evangelio podemos ver que hay personas, como Zaqueo, que buscan la manera de acercarse y conocer a Jesús. Que no le importó lo que tuviera que hacer, con tal de poder conocer al que todos aclamaban. Zaqueo, se subió en aquel árbol, con el propósito de ver de más cerca a Jesús.
Jesús reconoce esta acción, le llama la atención, y le informa que estará esta noche en su casa. Las palabras de Jesús hacen que Zaqueo abra su corazón y decida entregar la mitad de sus bienes a los pobres, y retribuir a aquellos de los que se aprovechó, hasta 4 veces más. Y con esta acción de su parte, Jesús le hace saber, que la Salvación ha llegado a su vida.

Meditación: ¿Qué nos dice Dios en el texto?
En este texto Zaqueo nos enseña que aún con las cosas que hayamos hecho anteriormente en nuestra vida, al conocer y acercarnos realmente a Jesús, nuestro Salvador, nuestra vida cambiará, y nuestras acciones serán más acorde al plan de Dios. También, Jesús nos demuestra que al actuar de una manera cercana a la voluntad del Padre, verdaderamente seremos salvos, pues el vino a salvar a aquellos que estaban perdidos, y al arrepentirnos, y cambiar nuestra forma de actuar y de pensar, ya no estamos más perdidos, si no encontrados y salvados por Él.

Está lectura nos deja algunas interrogantes:
•¿Conozco de cerca a Jesús?
•¿Quiero acercarme cada vez más a Él?
•¿A medida que voy caminando junto a Jesús, mis acciones han ido cambiando?
•¿Se acercan más a la voluntad del Padre?

Oración: ¿Qué le respondo a Dios?
Señor, gracias por darme la oportunidad cada día de conocerte más, y de permitirme acercarme a ti. Gracias por acogerme siempre, aún cuando mis acciones no han sido las mejores.
Hoy te pido Señor, que me ayudes a encontrar la forma de seguir acercándome a ti, y de que entres en mi casa. Te pido que me des fortaleza para tomar las decisiones de hacer las cosas más a tu manera y cercanas a la voluntad del Padre.
Amén.

Contemplación: ¿Cómo interiorizo la Palabra de Dios?
Me quedo pensando repetidamente en la frase «El Hijo del hombre ha venido a buscar y a salvar lo que estaba perdido».

Acción: ¿A qué me comprometo con Dios?
1. Actuar lo más acorde posible a su voluntad siempre.
2. Corregir acciones del pasado, que hayan afectado a otros.

Acerca de Adrian García Rosa

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 21, 5-11

Lectio Divina por el Padre Árysson Magalhães de Brasil ORAÇÃO AO ESPÍRITO SANTO «Divino Espírito …

5 1 Vota
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí