Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 24, 35-48

Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 24, 35-48

Lectio Divina por Diácono Santiago Molina de Argentina -USA. 

Invocación al Espíritu Santo
Espíritu Santo, creo en ti,
Espíritu Santo, me conozco en ti.
Espíritu Santo, confío en ti,
Espíritu Santo, entiendo en ti,

Espíritu Santo, vivo en ti,

Texto: Evangelio de Lucas 24, 35-48

Cuando los dos discípulos regresaron de Emaús y llegaron al sitio donde estaban reunidos los apóstoles, les contaron lo que les había pasado en el camino y cómo habían reconocido a Jesús al partir el pan.
Mientras hablaban de esas cosas, se presentó Jesús en medio de ellos y les dijo: “La paz esté con ustedes”. Ellos, desconcertados y llenos de temor, creían ver un fantasma. Pero él les dijo: “No teman; soy yo. ¿Por qué se espantan? ¿Por qué surgen dudas en su interior? Miren mis manos y mis pies. Soy yo en persona, tóquenme y convénzanse: un fantasma no tiene ni carne ni huesos, como ven que tengo yo”. Y les mostró las manos y los pies. Pero como ellos no acababan de creer de pura alegría y seguían atónitos, les dijo: “¿Tienen aquí algo de comer?” Le ofrecieron un trozo de pescado asado; él lo tomó y se puso a comer delante de ellos.
Después les dijo: “Lo que ha sucedido es aquello de que les hablaba yo, cuando aún estaba con ustedes: que tenía que cumplirse todo lo que estaba escrito de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos”.
Entonces les abrió el entendimiento para que comprendieran las Escrituras y les dijo: “Está escrito que el Mesías tenía que padecer y había de resucitar de entre los muertos al tercer día, y que en su nombre se había de predicar a todas las naciones, comenzando por Jerusalén, la necesidad de volverse a Dios para el perdón de los pecados. Ustedes son testigos de esto”.

LECTIO (Lectura) – ¿Qué dice el texto?

El texto nos cuenta la experiencia de los eventos que ocurren después de que los dos discípulos reconocen a Jesus resucitado en su camino y compartir en Emaús. Vuelven a Jerusalén y se encuentran en él lugar donde estaban los Apóstoles y comparten su historia con ellos. En medio de su relato se les aparece Jesús “en medio de ellos”. El evangelio no nos da detalles de cómo ocurrió esa aparición. No nos dice si materializó de repente o si pasó por la pared … nos lo deja a nuestra imaginación. Los apóstoles se asustan (quien no?), pero Jesús los trata de calmar señalando su fisicalidad (No estoy seguro si eso me calmaría más o me asustaría más…) La mezcla de alegría y susto es palpable y podemos identificarnos con esa reacción tan humana. Luego les recuerda “lo que ha sucedido es aquello de que les hablaba yo, cuando aún estaba con ustedes: que tenía que cumplirse. Algo que parece que no entendieron o no creyeron, dada su reacción.
Finalmente les “abre él entendimiento” para que comprendieran todo y especialmente él rol que ellos iban a tener en todo.

MEDITATIO (Meditación): ¿Qué me dice el texto?
Reflexiono cómo reacciono yo cuando reconozco a Jesús resucitado. Me doy cuenta que muchas veces no demuestro la energía y alegría y el afán de compartir con los demás que lo he reconocido, que lo he visto (tal vez en la belleza de la creación, en la sonrisa de un niño, en una pareja de ancianos tomados de la mano, en tantas cosas) … Porque no tengo ese mismo entusiasmo.
Me identifico con los Apóstoles, y me pregunto si realmente lo he visto, si realmente es él (en la fisicalidad de lo y los que me rodean).
Me pregunto cual es mi rol en todo esto? Si comprendo las Escrituras, si comprendo a Jesús, si comprendo a que me ha llamado, si asumo ser testigo de Él.

ORATIO (Oración): ¿Cómo le respondo a Dios?
Dios Trino, Dios Amor, ábreme él entendimiento para que comprenda tu carta de amor, tus escrituras, para que pueda realmente comprender él Evangelio, y para que pueda llevarlo a todo aquel o aquella con quien me encuentre hoy, mañana y siempre.

CONTEMPLATIO (Contemplación): ¿Cómo interiorizo lo que Dios me está diciendo?
Durante el día, repetimos la frase: “Ábreme el entendimiento Señor, para que puede comprender”

ACTIO (Acción): ¿Cómo llevo esta Palabra a mi vida? ¿A qué me comprometo?
Me propongo tomar consciencia de aquellos momentos en los que me encuentro con Jesús y luego ir y compartir con otros la alegría de haberlo visto, de haberlo tocado, de haberlo encontrado.

Acerca de Ramón Pané

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Juan 15, 1-8

Lectio Divina por: Jesús Roel Castillo de México 🇲🇽 Invocación al Espíritu Santo🕊 Ven, Espíritu …

5 1 Vota
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí