Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 6, 43-49

Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 6, 43-49

Lectio Divina por Fidias Monroy de Guatemala

🔅 Invocación al Espíritu Santo

Ven, Espíritu Santo, ilumina mi mente, abre mi corazón, toma mis manos, para que comprenda el mensaje de la Palabra, para que sienta la profundidad del amor divino, para que camine abriendo mis manos a los que necesitan curación y misericordia. Haz que la Palabra que escuchamos resuene en nuestro corazón y pase del corazón a la vida. Que no seamos sólo “oyentes” de la buena Noticia, sino que, con tu gracia, la llevemos a la práctica.
Amén.

🔅+ Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas 6, 43-49

Jesús decía a sus discípulos:
No hay árbol bueno que dé frutos malos, ni árbol malo que dé frutos buenos: cada árbol se reconoce por su fruto. No se recogen higos de los espinos ni se cosechan uvas de las zarzas.
El hombre bueno saca el bien del tesoro de bondad que tiene en su corazón. El malo saca el mal de su maldad, porque de la abundancia del corazón habla su boca.
¿Por qué ustedes me llaman: “Señor, Señor”, ¿y no hacen lo que les digo? Yo les diré a quién se parece todo aquél que viene a mí, escucha mis palabras y las practica. Se parece a un hombre que, queriendo construir una casa, cavó profundamente y puso los cimientos sobre la roca. Cuando vino la inundación, las aguas se precipitaron con fuerza contra esa casa, pero no pudieron derribarla, porque estaba bien construida.
En cambio, el que escucha la Palabra y no la pone en práctica se parece a un hombre que construyó su casa sobre tierra, sin cimientos. Cuando las aguas se precipitaron contra ella, en seguida se derrumbó, y el desastre que sobrevino a esa casa fue grande.

🔅 ¿Qué dice el texto?

▪️Cada árbol se conoce por sus frutos.
▪️El hombre bueno dice cosas buenas.
▪️La boca habla de lo que está lleno el corazón.
▪️ ¿Por qué me dicen “Señor, Señor”, ¿y no hacen lo que yo les digo?

🔅 ¿Qué me dice el texto?

▪️Jesús quiere recordarnos que es el “fondo” del hombre lo que permite juzgar sus actos.
▪️La calidad del fruto depende de la calidad del árbol. El “corazón”, es decir, “el interior profundo” del hombre es lo esencial.
▪️Debemos custodiar nuestro corazón porque de él salen los buenos y malos sentimientos y como seres humanos estamos expuestos al mal, pero contamos con la gracia de Dios, luchemos para que cada día podamos dar buenos frutos y construir nuestra vida en Cristo que es la roca.

🔅 ¿Qué le digo a Dios?

Que nuestro corazón sea semejante al suyo.
Que mi vida sea verdaderamente un “buen fruto” del que los demás puedan alimentarse y gozarse.

🔅 Para contemplar y reflexionar:

¿Cuál es la calidad de mi corazón?
Mi casa, ¿está construida sobre una roca?

🔅 Acción:

A lo largo del día, me haré esta pregunta: ¿En quién estoy apoyando yo mi vida? ¿Es Jesús el que realmente ocupa el centro de mi corazón?

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Acerca de Fidias Monroy

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Juan 19, 25-27

Lectio Divina por Anny Jessenia López Ávila de Colombia / EE.UU. ¡Buenos dias Cristonautas! Vigésimo …

5 1 Vota
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí