Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Marcos 10, 17-27

Evangelio del día – Lectio Divina Marcos 10, 17-27

Lectio Divina por Ana Lilia Zavaleta de México

Buenos días queridxs amigxs CRISTONAUTAS.

Les invito a disponemos para comenzar nuestra oración, cierra por un instante los ojos, respira profundamente 3 veces y dispón el corazón a la Palabra.
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Invoquemos al Espíritu Santo, escucha…
Ven espíritu de Dios, Taizé

LECTURA
Evangelio de hoy
Lectura del santo evangelio según san Marcos (10,17-27):

En aquel tiempo, cuando salía Jesús al camino, se le acercó uno corriendo, se arrodilló y le preguntó: «Maestro bueno, ¿Qué haré para heredar la vida eterna?»
Jesús le contestó: «¿Por qué me llamas bueno? No hay nadie bueno más que Dios. Ya sabes los mandamientos: no matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, no estafarás, honra a tu padre y a tu madre.»
Él replicó: «Maestro, todo eso lo he cumplido desde pequeño.»
y le dijo: «Una cosa te falta: anda, vende lo que tienes, dale el dinero a los pobres, así tendrás un tesoro en el cielo, y luego sígueme.»
A estas palabras, él frunció el ceño y se marchó pesaroso, porque era muy rico.
Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos: «¡Qué difícil les va a ser a los ricos entrar en el reino de Dios!»
Los discípulos se extrañaron de estas palabras. Jesús añadió: «Hijos, ¡qué difícil les es entrar en el reino de Dios a los que ponen su confianza en el dinero! Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios.»
Ellos se espantaron y comentaban: «Entonces, ¿quién puede salvarse?»
Jesús se les quedó mirando y les dijo: «Es imposible para los hombres, no para Dios. Dios lo puede todo.»

Palabra del Señor
Vamos a leer nuevamente el Evangelio, podían pausadamente dejando que la Palabra, vaya resonando en el corazón.
Ahora, leamos por tercera vez poniendo atención a las frases que más vayan moviendo el corazón, alguna de las siguientes te puede ayudar:
• «Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?»
• Ya sabes los mandamientos
• «Maestro, todo eso lo he cumplido desde pequeño.»
• Jesús se le quedó mirando con cariño
• vende lo que tienes, dale el dinero a los pobres, así tendrás un tesoro en el cielo, y luego sígueme.»
• Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios.»
• «Es imposible para los hombres, no para Dios. Dios lo puede todo.»
MEDITACIÓN

Reflexiona sobre que te dice el texto, algunas preguntas que nos ayudaran a profundizar en la Palabra:
• ¿Desde cuándo colaboró o participó en la Iglesia?
• ¿Me considero misionero, discípulo o Apóstol?
• Cuándo se ha presentado alguna dificultad en mi vida, he dicho ¿Por qué a mí, porque a nosotros?
• ¿Al escuchar la expresión “sígueme” considero que debo irme y dejar todo entre mi lugar de origen?
• ¿Identificó a los pobres de mi comunidad?

En este evangelio Jesús evidencia la fragilidad de la confianza de las “personas buenas” que esperan ser reconocidos como merecedores de la vida eterna, por cumplir con la ley, olvidando el compartir con la comunidad enfatizando “con los pobres “y su invitación a imitarlo y seguirlo en el cumplimiento de la voluntad del Padre, sin embargo con profundo cariño y comprensión nos recuerda que por grande que sea nuestra debilidad para aceptar el llamado del Padre, «Es imposible para los hombres, no para Dios. Dios lo puede todo.»
ORACIÓN

Ahora, entabla un diálogo con Nuestro Padre bueno, quién espera tu respuesta, tu palabra.
La siguiente oración puede ayudarte:

Padre bueno y misericordioso, bendito y alabado seas por compartir tu misión conmigo,
gracias por recordarme que no estoy sola en el complejo de la voluntad de Nuestro Padre Bueno, que el llamado es a compartirme y servir a la comunidad, principalmente con los pobres, perdona mi abuso de confianza al considerarme en “buena” y mecedora por el servicio o las actividades que realizó en tu Iglesia, ayúdame a confiar en ti plenamente, a reconocerte en que cada acontecimiento de mi vida por difícil que parezca, ahí me sigues enseñando.

CONTEMPLACION
Repite confiadamente en tu corazón la frase que más fortalece y da Esperanza a tu vida.
Puede ser:
• «Es imposible para los hombres, no para Dios. Dios lo puede todo.»

ACCIÓN

Es momento de compartir con la comunidad, con los pobres, el mensaje del Padre, la Buena Nueva que hoy has recibido.

Te invito a recordar, la situación más difícil que hayas vivido recientemente en la comunidad escribe los aprendizajes que descubres desde esta nueva perspectiva del seguimiento a Jesús. Luego ve y compártelo con el hermano/ hermana que esté pasando un momento desolador por considerar injusto el no reconocimiento de su servicio en la iglesia y comunidad. Este ejercicio realizado cuántas veces se presente en tu vida.
Les agradezco compartir este momento de oración y l@s encomiendo a la protección de Nuestra Morenita, Santa María de Guadalupe.
Abrazos

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Acerca de Ana Lilia Zavaleta Rangel

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Lucas 8, 4-15

Lectio Divina por Germán Dario Velasquéz de Colombia Invocamos al Espíritu Santo 🕊️ Ven Santo …

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí