Evangelio del día – Lectio Divina Marcos 10, 46-52

Lectio Divina
Jueves 30 de Mayo de 2024
Jueves VIII Semana Tiempo Ordinario
Beoneth Vega Domínguez de México ✍🏻🇲🇽
 
Invocación al Espíritu Santo:
 
Ven, Espíritu divino, manda tu luz desde el cielo.
Padre amoroso del pobre; don, en tus dones espléndido;
luz que penetra las almas; fuente del mayor consuelo.
Ven, dulce huésped del alma, descanso de nuestro esfuerzo,
tregua en el duro trabajo, brisa en las horas de fuego,
gozo que enjuga las lágrimas y reconforta en los duelos.
Entra hasta el fondo del alma, divina luz, y enriquécenos.
Mira el vacío del hombre, si tú le faltas por dentro;
mira el poder del pecado, cuando no envías tu aliento.
Riega la tierra en sequía, sana el corazón enfermo,
lava las manchas, infunde calor de vida en el hielo,
doma el espíritu indómito, guía al que tuerce el sendero.
Reparte tus siete dones, según la fe de tus siervos;
por tu bondad y tu gracia, dale al esfuerzo su mérito;
salva al que busca salvarse y danos tu gozo eterno. Amén.
 
1. Lectura: Evangelio según San Marcos 10, 46-52
 
46 Vinieron a la ciudad de Jericó y cuando Jesús salía de la ciudad con sus discípulos y una gran multitud, un ciego llamado Bartimeo, hijo de Timeo, estaba sentado junto a la carretera pidiendo limosna. 47 Cuando escuchó a alguien decir que era Jesús de Nazaret quien pasaba, el ciego comenzó a gritar: “¡Jesús, Hijo de David, ten piedad de mí!”
48 Muchas personas lo reprendían y le decían que se callara, pero él gritaba aún con más fuerza: “Hijo de David, ¡ten piedad de mí!”
49 Entonces Jesús se detuvo y dijo: “Llámenlo”. Llamaron al ciego y le decían: “¡Ánimo! ¡Levántate porque te está llamando!”
50 Bartimeo, arrojando su manto, se levantó saltando y fue al lugar donde estaba Jesús.
51 Jesús le preguntó: “¿Qué quieres que haga por ti?” El ciego le dijo: “Maestro, ¡que pueda ver!
52 Jesús le dijo: “Vete ¡tu fe te ha salvado!” De inmediato comenzó a ver y seguía a Jesús por el camino.
 
¿Qué dice el texto?
 
San Marcos, nos narra como Bartimeo perseveró para que Jesús lo escuchara, a pesar de que la gente le decía que se callará, Bartimeo no hizo caso y en lugar de guardar silencio elevo su voz, para seguir llamando a Jesús, hasta que Éste le escucho y lo mandó a traer, cuando lo tuvo frente le preguntó “¿Qué quieres que haga por ti?” y Bartimeo pidió ver, a lo que Jesús le contestó “Vete ¡tu fe te ha salvado!”
 
2. Meditación: ¿Que me dice Dios por medio del texto?
 
En este parte del evangelio de Marcos podemos observar la perseverancia en la fe y en la oración, en que hagamos oídos sordos cuando los demás nos traten de callar o cuando las diferentes situaciones de vida nos lleven por el camino de la desesperanza, ahí es cuando debemos hablar más fuerte y claro con Dios, porque Él nos escucha y nos da aquello que pedimos de corazón, aquello que nos ayudará a ser mejores seres humanos.
 
3. Oración
 
Dios mío, nunca me sueltes de tu mano, a pesar de las circunstancias, aunque no te sienta, en esos momentos más obscuros y difíciles, mantenme a tu lado, dame fuerza para no soltarme de ti, y poder sentir tu presencia, porque se que nunca me dejas, pero a veces soy débil y dejo que el mundo vaya apagando mi voz. Dame paz para poder escucharte, sabiduría para poder seguir y fortaleza para poder seguirte.
 
4. Contemplación
 
“¡Jesús, Hijo de David, ten piedad de mí!”
 
5. Acción:
 
Buscar tener un momento de oración con el Santísimo.

Acerca de Ramón Pané

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 5, 38-42

LECTIO DIVINA Lunes 17 de junio Semana 11ª tiempo ordinario Fidias Monroy de Guatemala ✍🏻🇬🇹 …

Deja una respuesta

× WhatsApp / Cristonautas - Clic aquí