Evangelio del día – Lectio Divina Marcos 12, 13-17

LECTIO DIVINA
Martes 04 junio del 2024
Martes IX Semana Tiempo Ordinario
compartida por Diana Carolina Bueno de Jarabacoa, República Dominicana ✍🏻🇩🇴

0- Invocación al Espíritu Santo

Ven Espíritu Santo, dador de entendimiento y sabiduría, concédenos
poder razonar y aplicar en nuestras vidas lo que este evangelio nos
dice, haz que seamos portavoces de tu palabra y amantes de la
verdad, amén.

LECTURA DEL TEXTO BÍBLICO: San Marcos 12, 13-17

13 En otra ocasión le enviaron algunos de los fariseos y de los
herodianos, para que lo atraparan en alguna palabra; 14 y cuando
vinieron a Él, le dijeron: “Maestro, sabemos que eres un hombre sincero,
y no buscas el favor de nadie porque no miras la apariencia de las
personas, sino que enseñas el camino de Dios en la verdad. ¿Es legal
pagar el impuesto al César o no? ¿Lo debemos pagar o no? 15
Entonces Él, conociendo su hipocresía, les dijo: “¿Por qué me están
poniendo a la prueba? Tráiganme una moneda (denario) para que la
vea”. 16 Se la trajeron y Él les dijo: “¿De quién es esta imagen y esta
inscripción?” Y ellos le dijeron: “del César”. 17 Jesús, respondiendo, les
dijo: “Denle, pues, al César lo que es del César, y a Dios lo que es de
Dios”. Y se maravillaban de Él.
Palabra del Señor

1.- LECTURA: ¿Qué dice el texto?

Este texto nos relata como los fariseos y herodianos quieren atrapar a
Jesús por alguna palabra que les diga. En esta ocasión le preguntan si
es legal pagar impuestos o no al César, a lo que Jesús conociendo
cuales son las intenciones de estos les pide que busquen una moneda,
le llevan un denario y Jesús les pregunta de quién es la imagen que
tiene esa inscripción y ellos les responden que la del César, entonces
la respuesta de Jesús, es que le den al César lo que es del César y a
Dios lo que es de Dios.
Para recordar el texto bíblico:
“Denle, pues, al César lo que es del César, y a Dios lo que es de
Dios”.

2.- MEDITACIÓN ¿Qué me dice el texto?

Este texto me indica que debemos saber en el lugar que tenemos a Dios
en nuestras vidas, si tiene un lugar privilegiado o si por el contrario solo
nos recordamos de Él cuando tenemos alguna dificultad o enfermedad.
Conocer el lugar exacto que Dios tiene en nuestras vidas nos ayuda a
cada día ser mejores personas, capaces de reconocer en el más
necesitado o en el que nos rodea las bondades que estos poseen, a
tratarlos con amor y brindar nuestra sincera y constante ayuda a todo
en que nos encontremos en la vida.
Hagámonos unas preguntas para profundizar más en esta Palabra
de Salvación:
1. ¿Sé el lugar exacto en que se encuentra Dios en mi vida?
2. ¿Reconozco en los hermanos a Dios?
3. ¿Solo busco a Dios en las dificultades que se presentan?
4. ¿Doy a Dios lo que es de Dios?

3.- ORACIÓN ¿Qué le respondo a Dios?

Amado Señor, Dios todopoderoso y eterno, permíteme reconocer en
que lugar te he colocado en mi vida, ayúdame a ser mejor persona cada
día, a dar lo mejor de mí a mis semejantes, a comprender las
necesidades de los que me rodean y así experimentar el amor que tu
nos tienes al ayudar a los necesitados.
Dile a Jesús lo que sale de tu corazón. Él te escucha y te ayuda.

4.- CONTEMPLACIÓN ¿Cómo interiorizo tu mensaje, Señor?

“¿Por qué me están poniendo a la prueba?”

5.- ACCIÓN ¿Cómo llevo esta Palabra a mi vida?, ¿a qué me comprometo?

Esta palabra me pone a reflexionar sobre el lugar en que estoy
colocando a Dios en mi vida y me compromete a identificarlo y al hacerlo
saber si debo mejorar o mantener esa posición en que tengo a Dios.
Y tú, ¿a qué te comprometes con Dios?

Acerca de Ramón Pané

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 5, 38-42

LECTIO DIVINA Lunes 17 de junio Semana 11ª tiempo ordinario Fidias Monroy de Guatemala ✍🏻🇬🇹 …

Deja una respuesta

× WhatsApp / Cristonautas - Clic aquí