Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Marcos 2, 18-22.

Evangelio del día – Lectio Divina Marcos 2, 18-22.

Lectio Divina por Francisco Gamez de Monterey, Mexico.

 

Hola Cristonautas un saludo desde Monterrey México. A continuación les comparto la lectio divina del día Lunes 15 de Enero del 2018. Saludos a todos!!!

INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO:

¡Oh Espíritu Santo!, alma de mi alma, te adoro; ilumíname, guíame, fortifícame, consuélame, dime qué debo hacer, ordéname.
Concédeme someterme a todo lo que quieras de mí, y aceptar todo lo que permitas que me suceda. Hazme solamente conocer y cumplir tu voluntad.

LECTURA: Mc 2, 18-22.
En aquel tiempo, los discípulos de Juan y los fariseos estaban ayunando, vienen y le dicen: ¿Por qué mientras los discípulos de Juan y los discípulos de los fariseos ayunan, tus discípulos no ayunan? Jesús les dijo ¿Pueden acaso ayunar los invitados a la boda mientras el novio está con ellos? Mientras tengan consigo al novio no pueden ayunar. Días vendrán en que les será arrebatado el novio; entonces ayunarán, en aquel día. Nadie cose un remiendo de paño nuevo en un vestido viejo, pues de otro modo, lo añadido tira de él, el paño nuevo del viejo, y se produce un desgarrón peor. Nadie echa tampoco vino nuevo en vasijas viejas; de otro modo, el vino reventaría las vasijas y se echarían a perder tanto el vino como las vasijas: si no que el vino nuevo, en vasijas nuevas.
Palabra del Señor.
– ¿Qué dice el texto?
Fragmento tomado del evangelio de Marcos capítulo 2, versículos del 18 – 22.
Lo que dice el texto resumido: Cuestionamiento de los fariseos al ayuno de Jesús.
El novio es el mismo Jesús. Por lo tanto tienen que estar alegres.
Jesús predice que el novio será arrebatado, hasta que ya no este con ellos. A partir de ese día ayunarán.
Comparación de lo nuevo y de lo viejo, A el vestido viejo, nadie coloca un remiendo nuevo, ya que tiraría del viejo y se produce un desgarrón peor.
Nuevamente Se compara lo nuevo con lo viejo, ahora hablando del vino nuevo en odres o vasijas viejas. El vino nuevo tiene que ir en odres nuevos.
Si quieres puedes comparar este texto con Mt 9, 14–17 / Lc 5, 33–39

MEDITACIÓN.
¿Qué me dice el texto?
Segmentaremos el texto en 4 puntos.
1. Comparación y cuestionamiento del ayuno.
Los fariseos no se cansan de mirar a Jesús de ver cómo actúa, cómo habla, en que falla. Esto para sacar cualquier aspecto malo y poder hacerlo quedar mal ante toda la gente que lo seguía.
Lo cuestionan, le dicen porque es que no ayuna ni está en oración como los discípulos de Juan. A lo que responde con el siguiente punto.
2. La palabra novio.
Mientras tengan consigo al novio no pueden ayunar. Jesús se refiere a sí mismo al poner la parábola del novio. Mientras Jesús estaba con ellos, tenían que estar alegres. Pero los discípulos de Juan y los fariseos en ese momento no sabían quién era realmente.

3. Días vendrán en qué les será arrebatado el novio, entonces ayunarán…
Cabe destacar que Jesús daba pequeñas señales en donde menciona su partida del mundo terrenal. Tal como este versículo lo indica.
4. Lo nuevo y lo viejo/Cambio Organizacional.
Hablando de compañías u organizaciones, al querer establecer un cambio para bien, siempre el primer síntoma de las personas es el miedo.
Jesús vino a enseñar una nueva manera de ver a Dios, nos enseñó a verlo como un Padre. Vino a mostrarnos el amor y la misericordia de nuestro Padre Dios.
Jesús hacía actos que estaban prohibidos en sábado, comía y estaba con pecadores, entre otras cosas.
Todo lo que hacía era el nuevo cambio que vino a hacer a aquella escuela vieja de la cual los fariseos se habían encargado de destruir lo que en realidad es bueno, utilizando la Ley a su conveniencia.
Por estas razones Jesús les dijo específicamente: A vino nuevo, odres (vasijas) nuevas. Y nadie cose un remiendo de paño nuevo en un vestido viejo, pues de otro modo, lo añadido tira de él. El paño nuevo del viejo y se produce un desgarrón peor.
Lo nuevo necesita de los nuevos. Ya que al mezclarse con lo viejo no es para nada compatible.

Ahora que el novio fue arrebatado. ¿Mi ayuno es hecho con un corazón puro y consciente de la acción tan importante que estoy haciendo?
¿Estoy dispuesto a cambiar mi vida antigua por la vida nueva que me ofrece Jesús?
¿A cambiar los odres viejos por nuevos para que el vino nuevo (Jesús) venga a renovarme?

ORACIÓN.
Señor Jesús, te agradezco por dejarme aprender más sobre ti, gracias por escribir estas palabras que Tú has puesto en mí. Seguiré siendo herramienta tuya cada que así lo desees. Lo sé, no soy perfecto, pero has puesto tus ojos en mí. Habla señor que tu siervo escucha. Seguiré esforzándome para no fallarte. Te encomiendo a todas aquellas personas que no creen en ti y que aún no te conocen. Mira que cuando te conozcan, cuando este el novio en sus vidas, se darán cuenta de que hay que estar alegres porque tú estás con ellos. Amen.

CONTEMPLACIÓN:
Elige una frase y dale vueltas en tu cabeza. Para poder así realizar una acción concreta.
“Nadie echa tampoco vino nuevo en vasijas viejas, de otro modo, el vino reventaría las vasijas y se echarían a perder tanto el vino como las vasijas: si no que el vino nuevo, en vasijas nuevas.”

ACCIÓN:
Me comprometo a ayunar, no tanto en cuestión de comida, sino de toda aquella situación que me haga caer en pecado. Esto hacerlo progresivamente y con un corazón dispuesto y consciente de lo que estoy ofreciendo. Esto para dejar que Jesús entre en mi vida y la renueve. Sin que halle odre viejo alguno.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Acerca de Cristonaut@s FRP

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 6, 24-34

Lectio Divina por Mario Jerónimo de Guatemala Sábado XI Semana Tiempo Ordinario Ciclo B Invocación …

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí