Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Marcos 5, 21-43

Evangelio del día – Lectio Divina Marcos 5, 21-43

Lectio Divina por Leydy Johana León de Colombia 🇨🇴

¡Buenos días, hermanos!

🕊️ Invocación al Espíritu Santo 🔥

Espíritu Santo desciende sobre mí, llegando a cada uno de mis sentidos, para entender lo que me quieres decir por medio de la Palabra, la cual es alimento para mi espíritu. Amén.

📜 Lectura

Lectura del santo Evangelio según san Marcos 5, 21-43

En aquel tiempo, Jesús atravesó de nuevo en barca a la otra orilla, se le reunió mucha gente a su alrededor, y se quedó junto al lago. Se acercó un jefe de la sinagoga, que se llamaba Jairo, y, al verlo, se echó a sus pies, rogándole con insistencia: «Mi niña está en las últimas; ven, pon las manos sobre ella, para que se cure y viva.»
Jesús se fue con él, acompañado de mucha gente que lo apretujaba. Había una mujer que padecía flujos de sangre desde hacía doce años. Muchos médicos la habían sometido a toda clase de tratamientos, y se había gastado en eso toda su fortuna; pero, en vez de mejorar, se había puesto peor. Oyó hablar de Jesús y, acercándose por detrás, entre la gente, le tocó el manto, pensando que con sólo tocarle el vestido curaría. Inmediatamente se secó la fuente de sus hemorragias, y notó que su cuerpo estaba curado.
Jesús, notando que había salido fuerza de él, se volvió en seguida, en medio de la gente, preguntando: «¿Quién me ha tocado el manto?»
Los discípulos le contestaron: «Ves como te apretuja la gente y preguntas: «¿Quién me ha tocado?»»
Él seguía mirando alrededor, para ver quién había sido. La mujer se acercó asustada y temblorosa, al comprender lo que había pasado, se le echó a los pies y le confesó todo.
Él le dijo: «Hija, tu fe te ha curado. Vete en paz y con salud.»
Todavía estaba hablando, cuando llegaron de casa del jefe de la sinagoga para decirle: «Tu hija se ha muerto. ¿Para qué molestar más al maestro?»
Jesús alcanzó a oír lo que hablaban y le dijo al jefe de la sinagoga: «No temas; basta que tengas fe.»
No permitió que lo acompañara nadie, más que Pedro, Santiago y Juan, el hermano de Santiago. Llegaron a casa del jefe de la sinagoga y encontró el alboroto de los que lloraban y se lamentaban a gritos.
Entró y les dijo: «¿Qué estrépito y qué lloros son éstos? La niña no está muerta, está dormida.»
Se reían de él. Pero él los echó fuera a todos y, con el padre y la madre de la niña y sus acompañantes, entró donde estaba la niña, la cogió de la mano y le dijo: «Talitha qumi» (que significa: «Contigo hablo, niña, levántate»).
La niña se puso en pie inmediatamente y echó a andar; tenía doce años. Y se quedaron viendo visiones. Les insistió en que nadie se enterase; y les dijo que dieran de comer a la niña.
Palabra del Señor.

🙌🏻 Meditación

El texto nos habla de la sanación de dos mujeres, las cuales eran: una niña y una mujer adulta; en donde la niña era hija de un jefe de la sinagoga quien fue a buscar a Jesús para que salvará a su hija ya que estaba muy enferma y en peligro de muerte, teniendo como reacción Jesús ir inmediatamente y la multitud que lo acompañaba; dentro de la multitud había una mujer muy enferma de hemorragias, quien tenía la certeza de que al tocar el manto de Jesús sería sanada, Jesús al sentir que tocaron su manto preguntó: ¿Quién lo había tocado? Para confirmar a la mujer de que había sido sanada y podía irse en paz y con salud.

Mientras se encontraba diciendo estas palabras a la mujer, llegaron personas a decirle a Jairo que su hija había muerto, pero Jesús con palabras de aliento le dice a Jairo: «basta con que tengas fe» y siguió su camino hacia la casa de este, donde todos se encontraban llorando la pérdida de la niña; Jesús les dice: ¿por qué se encuentran tristes si la niña está dormida? y algunos se burlaron, entonces Jesús en compañía de sus padres, parientes y algunos discípulos  entran a la casa prohibiendo el ingreso a las demás personas; allí Jesús toma de la mano a la niña y dice «Talitha qumi» (que significa: «Contigo hablo, niña, levántate»). La niña se puso en pie y comenzó a caminar.

🙏🏻 Oración

Señor permite que aumente mi fe y recuerde que yo soy un fruto de un pensamiento amoroso de Dios y que siempre estas ahí para decirme : «Talitha qumi» (que significa: «Contigo hablo, niña, levántate»).

🙇🏻‍♀️ Contemplación

Jesús por medio de este texto nos recuerda la importancia de tener fe; que con esta virtud teologal es la manera a través de la cual debemos permanecer, creer y sentir una relación con Dios permitiendo que sea sanada cada una de nuestras enfermedades espirituales y corporales, por quien es nuestro alfarero, que con solo el poder de su Palabra sana y nos dice : «Talitha qumi» (que significa: «Contigo hablo, niña, levántate»).

🏃‍♀️ Acción

Me comprometo a trabajar mas aún en las virtudes teologales: fe, esperanza y caridad; para así crecer más en mi misión y con las personas que se encuentran a mi alrededor.

Acerca de Cristonaut@s FRP

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Juan 15, 18-21

Lectio Divina Jorge Alberto Ortiz – Colombia 🇨🇴 0. Invocación al Espíritu Santo 🕊 Veni …

5 1 Vota
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí