Evangelio del día – Lectio Divina Marcos 7, 24-30

Lectio Divina

Por Beoneth Vega de México ✍🏻🇲🇽

Invocación al Espíritu Santo

Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía tu Espíritu y todo será creado, y se renovará la faz de la tierra.
¡Oh Dios, que has instruido los corazones de tus fieles con luz del Espíritu Santo! Concédenos que sintamos rectamente con el mismo Espíritu y gocemos siempre de su divino consuelo.
Por Jesucristo, Nuestro Señor.
Amén

Lectura del santo Evangelio según san Marcos 7, 24-30

En aquel tiempo, Jesús salió de Genesaret y se fue a la región donde se encuentra Tiro. Entró en una casa, pues no quería que nadie se enterara de que estaba ahí, pero no pudo pasar inadvertido. Una mujer, que tenía una niña poseída por un espíritu impuro, se enteró enseguida, fue a buscarlo y se postró a sus pies.

Cuando aquella mujer, una siria de Fenicia y pagana, le rogaba a Jesús que le sacara el demonio a su hija, él le respondió: «Deja que coman primero los hijos. No está bien quitarles el pan a los hijos para echárselo a los perritos». La mujer le replicó: «Sí, Señor; pero también es cierto que los perritos, debajo de la mesa, comen las migajas que tiran los niños».

Entonces Jesús le contestó: «Anda, vete; por eso que has dicho, el demonio ha salido ya de tu hija». Al llegar a su casa, la mujer encontró a su hija recostada en la cama, y ya el demonio había salido de ella.
Palabra del Señor.

Lectura

El eva3ngelio del día de hoy, narra cuando Jesús visita la región de Tiro, él queriendo, tal vez descansar, entra en una casa, pero el rumor de que estaba de visita en ese lugar se extendió y una mujer que tenía una hija poseída por un espíritu maligno fue a buscar su ayuda, esta mujer era pagana por lo que Jesús le dijo «Deja que coman primero los hijos. No está bien quitarles el pan a los hijos para echárselo a los perritos», la mujer le replico «Sí, Señor; pero también es cierto que los perritos, debajo de la mesa, comen las migajas que tiran los niños», por la fe e insistencia que mostró esta mujer Jesús sano a su hija.

Meditación

Jesús nunca pasa inadvertido, siempre se muestra en cada uno de nosotros, en cada pequeña acción del prójimo, en cada amanecer, en cada ser vivo, él aunque quiera hacerse pequeño, y no verse, no puede pues su gran amor hacía nosotros le impide esconderse, y por ese mismo amor, hacia toda la humanidad es que nos auxilia cuando le pedimos con fe y somos insistentes.

Oración

Señor, tú que te haces presente en cada ser vivo de esta tierra, en cada amanecer, en cada hermoso paisaje que nos regalas, sana los corazones de cada uno de tus hijos, en especial de aquellos que están lejos de ti, que no te pueden ver, oír ni sentir.

Contemplación

“Pero no pudo pasar inadvertido”.
«Anda, vete; por eso que has dicho, el demonio ha salido ya de tu hija»

Acción

Poner atención en aquellos que me muestran a Jesús, y ser consciente que yo también lo muestro a los demás.

Acerca de Ramón Pané

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Juan 21, 20-25

Lectio Divina Sábado 18 de mayo 2024 Sábado VII Semana de Pascua Desde El Salvador, …

Deja una respuesta

× WhatsApp / Cristonautas - Clic aquí