Evangelio del día – Lectio Divina Marcos 7, 14-23

Lectio Divina

Por Adrian García de República Dominicana ✍🏼🇩🇴

Invocación al Espíritu Santo

Ven Espíritu Santo.
Ven Espíritu Santo.
Ven Espíritu Santo a llenarme de tu santa presencia, a colmar toda mi vida de ti, para poder preparar mi corazón a recibir dentro de mí a Jesucristo, Palabra de Dios hecha carne.
Tú, Espíritu Santo, ayúdame a comprender, meditar y aplicar la Palabra de Dios; y que así como lo haces conmigo, otros puedan llenarse y regocijarse con la Buena Nueva.
Amén.

Lectura del santo Evangelio según san Marcos 7, 14-23

Jesús volvió a llamar a la multitud y les decía: “¡Escuchen todo lo que voy a decir y entiendan!”. “Todo lo que viene de afuera y entra a una persona no la hace impura, pero lo que sale de adentro, es decir, del corazón de la persona, la hace impura. Si alguno tiene oídos para escuchar, entonces que escuche”.
Cuando Jesús se apartó de la multitud y entró en la casa, sus discípulos le preguntaron qué significaba esta comparación. Entonces Él les dijo: “Son ustedes como los demás; ¡no entienden nada! Lo que entra en la boca de una persona no puede hacerla impura, porque no entra en el corazón sino al estómago y luego sale del cuerpo”. De esta manera Jesús quiso decir que se puede comer todo tipo de alimentos. Él continuaba diciendo: “Lo que sale de la persona es lo que la hace impura. Porque del corazón salen los malos pensamientos, la inmoralidad sexual, los robos, los crímenes de muerte, el adulterio, la codicia, el mal, las mentiras, las inmoralidades, la envidia, la calumnia, el orgullo insolente y la insensatez. Todo esto viene de adentro y hace que la gente sea inmunda”.
Palabra del Señor.

Lectura: ¿Qué me dice el texto?

En este Evangelio podemos ver como, tanto al pueblo, como a los discípulos de Jesús, se les hace difícil entender las palabras que Él dice cuando habla de cosas cotidianas que hacen, y Jesús tiene que volver a explicar con más detalle a sus discípulos para que estos puedan entender verdaderamente sus palabras, ya que al estar más cerca de Jesús, tienen ese privilegio de poder volverlo a escuchar.

Meditación: ¿Qué nos dice Dios en el texto?

Dios nos dice a través de este Evangelio que Jesús ha venido a cambiar lo que se piensa en la cotidianidad del mundo. La gente pensaba que existían alimentos impuros, alimentos que hacen daño, e incluso acciones contra nuestro cuerpo que pueden afectarnos internamente; y más bien, Jesús ha venido a dejar claro, que hace mucho más daño lo que dejamos salir de nuestro cuerpo, de nuestra boca, así como las malas palabras, los insultos, los chismes, y tantas cosas que hacen daño, tanto al otro, como a nosotros mismos. No quita la posibilidad de que hayan cosas que nos hagan mal al introducirlas en nuestro cuerpo, pero si nos hace darnos cuenta que tenemos que tener más cuidado con lo que hacemos y decimos, con lo que dejamos salir de nosotros, que con todo lo demás que quizás comemos.

Esta lectura nos deja algunas interrogantes:
•¿Me preocupo más por lo que le hago a mi cuerpo, o por lo que le hago a los demás?
•¿Qué estoy dispuesto a dejar de decir/hacer para dejar de hacer daño a los demás?

Oración: ¿Qué le respondo a Dios?

Padre amado, gracias por dejarme ver que hay cosas en mi interior que pueden hacer daño a los demás, y que dejarlas salir no siempre es algo bueno, si no que termino hiriendo a mis cercanos. Te pido Señor, que me ayudes a dejar de causar daño a mi alrededor, y que me permitas cuidar de mi cuerpo y mi mente, así como la de los que me rodean.
Amén.

Contemplación: ¿Cómo interiorizo la Palabra de Dios?

Me quedo pensando repetidamente en la frase:
«Lo que sale de la persona es lo que la hace impura».

Acción: ¿A qué me comprometo con Dios?

No hacer ni decir cosas que puedan perjudicarme ni a mí, ni a los que me rodean.

Acerca de Ramón Pané

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 5, 27-32

Que tal hermanos Cristonautas mi nombre es Gerardo (Gerry) soy de Monterrey México✍🏻🇲🇽 y quiero …

Deja una respuesta

× WhatsApp / Cristonautas - Clic aquí