Inicio / Lectio Divina del día - Whatsapp Cristonautas / Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 11, 28-30

Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 11, 28-30

Lectio Divina por Francis Castillo de Nicaragua

Buenos Días Hermanos Cristonautas.
Les comparto la Lectio Divina de hoy Jueves 20 de julio de la 15ª semana del Tiempo Ordinario
Hoy es la Fiesta del Divino Niño en Colombia

INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

Ven y derrámate

1ER. PASO: LECTURA ¿Qué dice el texto?

Lectura del santo evangelio según san Mateo (11,28-30):

En aquel tiempo, exclamó Jesús: «Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Cargad con mi yugo y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis vuestro descanso. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera.»
Palabra del Señor.

Son 3 versículos claves: el primero (28) en el que Jesús invita a la multitud a que vayan a Él los que están cansados y agobiados. El segundo versículo (29) invita a que confíen en Él y depositen sus cargas y a aprender de él que es manso y humilde y en el tercer versículo (30) consuela diciendo que su yugo es llevadero.

2DO. PASO: MEDITACIÓN ¿Qué nos dice el texto?

El Papa Francisco nos ayudará a meditar este texto: Sucede también que, cuando sentimos el peso del trabajo pastoral, nos puede venir la tentación de descansar de cualquier manera, como si el descanso no fuera una cosa de Dios. No caigamos en esta tentación. Nuestra fatiga es preciosa a los ojos de Jesús, que nos acoge y nos pone de pie: “Venid a mí cuando estéis cansados y agobiados, que yo os aliviaré”. Cuando uno sabe que, muerto de cansancio, puede postrarse en adoración, decir: “Basta por hoy, Señor», y rendirse ante el Padre; uno sabe también que no se hunde sino que se renueva porque, al que ha ungido con óleo de alegría al pueblo fiel de Dios, el Señor también lo unge, «le cambia su ceniza en diadema, sus lágrimas en aceite perfumado de alegría, su abatimiento en cánticos”.(Homilía de S.S. Francisco, 2 de abril de 2015).

Preguntémonos:
¿Busco a Jesús cuando me siento cansada y agobiada?
¿Tengo las virtudes de la mansedumbre y humildad de corazón? Si la respuesta es sí, ¿cómo se refleja en mi vida?, si la respuesta es no, ¿cómo puedo llegar a tener estas virtudes?
¿Me postro ante Jesús y encuentro descanso en Él cada vez que le entrego mis cargas? ¿Cómo ha sido tu experiencia?

3ER. PASO: ORACIÓN ¿Qué le decimos hoy al Señor?
Jesús, Mi Señor, estoy aquí ante tu presencia. Gracias por el Pan de tu Palabra que alimenta y anima mi alma. Aquí me tienes, con mis cargas, debilidades y dolores, te los pongo en tus manos, ayúdame a sobrellevarlos con alegría y amor. Quiero aprender de ti que eres manso y humilde de corazón. Ten piedad de mí Señor. Te necesito Jesús.

Divino Niño Jesús, bendícenos,
Divino Niño Jesús, escúchanos,
Divino Niño Jesús, consuélanos,
Divino Niño Jesús, ayúdanos,
Divino Niño Jesús, protégenos,
Divino Niño Jesús defiéndenos,
Divino Niño Jesús, en ti confiamos.
Amén.

4TO. PASO: CONTEMPLACIÓN
Repitamos:
Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. (V28)

5TO. PASO: ACCIÓN
Orar ante el Santísimo e invitar a un amigo o amiga a poner en las manos de Jesús lo que le agobia.

Acerca de Francis Castillo

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Juan 15, 12-17

Lectio Divina José Carlos Rivera Rivera de Honduras 🇭🇳 INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO Ven Espíritu …

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Nos gustarían tus opiniones, por favor comenta.x
()
x
× WhatsApp / Cristonaut@s - Clic aquí