Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 5, 1-12

Lectio Divina
Miércoles 1 de Noviembre de 2023
Miércoles XXX Semana Solemnidad de Todos los Santos Ciclo A
Pablo Usquiano de Perú ✍🏻🇵🇪

😇 INVOCACION AL ESPIRITU SANTO:

Oh, Ven Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles. Y enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía tu Espíritu y ayúdanos a poder comprender tu Palabra, inspíranos lo que debemos pensar, decir, hacer para gloria de Dios. Ayúdanos también a recordar tu Palabra, a conservarla en nuestra mente y a meditarla en nuestro corazón como lo hizo la Virgen María. Amén.

📖 LECTURA BÍBLICA: SAN MATEO 5, 1-12

Y cuando vio las multitudes, subió al monte; y después de sentarse, sus discípulos se acercaron a Él. Y abriendo su boca, les enseñaba, diciendo:
Bienaventurados los pobres en espíritu, pues de ellos es el reino de los cielos.
Bienaventurados los que lloran, pues ellos serán consolados.
Bienaventurados los humildes, pues ellos heredarán la tierra.
Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, pues ellos serán saciados.
Bienaventurados los misericordiosos, pues ellos recibirán misericordia.
Bienaventurados los de limpio corazón, pues ellos verán a Dios.
Bienaventurados los que procuran la paz, pues ellos serán llamados hijos de Dios.
Bienaventurados aquellos que han sido perseguidos por causa de la justicia, pues de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados seréis cuando os insulten y persigan, y digan todo género de mal contra vosotros falsamente, por causa de mí. Regocijaos y alegraos, porque vuestra recompensa en los cielos es grande, porque así persiguieron a los profetas que fueron antes que vosotros.

😇Palabra del Señor.

📙 1.- LECTURA: ¿QUÉ DICE EL TEXTO?

El texto bíblico narra el momento en que Jesús, viendo a la multitud que lo seguía, subió a una montaña y se sentó. Sus discípulos se acercaron a él y él comenzó a enseñarles. Les habló de las bienaventuranzas, que son ocho actitudes o disposiciones del corazón que Dios bendice y premia. Cada bienaventuranza comienza con la palabra “dichosos” o “bienaventurados”, que significa “felices” o “afortunados”. Jesús les revela a sus discípulos el camino para entrar en el reino de los cielos y vivir según la voluntad de Dios.

📗 2.- MEDITACIÓN: ¿QUÉ ME DICE DIOS CON EL TEXTO?

El pasaje bíblico nos muestra el corazón de Jesús, que se compadece de la gente y quiere enseñarles el camino de la felicidad verdadera. Las bienaventuranzas no son simples consejos o normas morales, sino una invitación a vivir como hijos de Dios, imitando el ejemplo de Jesús. Las bienaventuranzas nos muestran que la felicidad no depende de las cosas materiales, del éxito o del poder, sino de la relación con Dios y con los demás. Las bienaventuranzas nos desafían a ir contra la corriente del mundo, que busca la satisfacción egoísta y temporal. Las bienaventuranzas nos prometen una recompensa eterna y una alegría profunda y nos recuerdan que la felicidad plena no se encuentra en este mundo, sino en el cielo, donde Dios nos espera con su amor infinito. El día de Todos los Santos nos anima a tener esperanza en la vida eterna y a imitar a los santos, que fueron fieles a Dios hasta el final y ahora gozan de su presencia. Cada bienaventuranza tiene un significado.
Dichosos los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos: Los pobres en espíritu son los que reconocen su necesidad de Dios y confían en él. No se apegan a las riquezas ni a las seguridades humanas, sino que ponen su esperanza en Dios. Son humildes y generosos con los demás. El reino de los cielos les pertenece porque viven como ciudadanos del cielo y no del mundo.
Dichosos los que lloran, porque serán consolados: Los que lloran son los que sufren por el pecado, por el mal y por la injusticia que hay en el mundo. No se resignan ni se endurecen ante el dolor, sino que lo comparten con Dios y con los demás. Tienen un corazón compasivo y solidario. Serán consolados porque Dios les dará su paz y su alegría.
Dichosos los humildes, porque heredarán la tierra: Los humildes son los que tienen una actitud de servicio y de obediencia a Dios. No se creen superiores ni desprecian a nadie, sino que reconocen sus propios límites y virtudes. Son mansos y pacíficos. Heredarán la tierra porque Dios les dará parte en su creación y en su reino.
Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados: Los que tienen hambre y sed de justicia son los que buscan hacer la voluntad de Dios y establecer su reino en la tierra. No se conforman con la mediocridad ni con la indiferencia, sino que luchan por defender la verdad y el bien. Son valientes y perseverantes. Serán saciados porque Dios les dará su justicia y su santidad.
Dichosos los misericordiosos, porque obtendrán misericordia: Los misericordiosos son los que perdonan y aman a sus enemigos. No guardan rencor ni venganza, sino que ofrecen el perdón y la reconciliación. Son bondadosos y generosos con los necesitados. Obtendrán misericordia porque Dios les perdonará sus pecados y les dará su amor.
Dichosos los limpios de corazón, porque verán a Dios: Los limpios de corazón son los que tienen una intención recta y sincera. No tienen doblez ni malicia, sino que son honestos y transparentes. Son fieles y puros en sus pensamientos, palabras y obras. Verán a Dios porque Dios se les revelará y les dará su visión.
Dichosos los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios: Los que trabajan por la paz son los que promueven la armonía y la unidad entre las personas. No provocan ni participan en conflictos, sino que los resuelven con diálogo y respeto. Son tolerantes y respetuosos con las diferencias. Serán llamados hijos de Dios porque reflejan el rostro de Dios, que es Padre de todos.
Dichosos los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos: Los perseguidos por causa de la justicia son los que sufren por ser fieles a Dios y a su palabra. No renuncian ni se avergüenzan de su fe, sino que la testimonian con valentía y alegría. Son mártires y testigos. De ellos es el reino de los cielos porque participan en la cruz y en la gloria de Cristo. Reflexionemos: ¿Qué dificultades encontramos para vivir las bienaventuranzas en nuestra realidad?¿Qué acciones concretas podemos hacer para poner en práctica las bienaventuranzas?

🙏 3.-ORACIÓN: ¿QUÉ LE DIGO A DIOS?

Señor Jesús, te damos gracias por enseñarnos las bienaventuranzas, que son el camino de la felicidad verdadera. Te pedimos que nos ayudes a vivirlas con tu gracia y tu Espíritu Santo. Haznos pobres en espíritu, para que confiemos en ti y no en las cosas del mundo. Haznos llorar con los que lloran, para que seamos consolados por tu amor. Haznos humildes, para que seamos servidores de nuestros hermanos. Haznos misericordiosos, para que perdonemos como tú nos perdonas. Haznos limpios de corazón, para que te veamos en todo y en todos. Te lo pedimos por tu nombre bendito. Amén.

📗 4.- CONTEMPLACIÓN: ¿CÓMO INTERIORIZO LA PALABRA DE DIOS?

“Dichosos los limpios de corazón, porque verán a Dios”.

🏃‍♂️⛪ 5.- ACCIÓN: ¿A QUÉ ME COMPROMETO CON DIOS?

Algunos compromisos con los que podemos comprometernos son:
Revisar mi vida y confesar mis pecados, para purificar mi corazón y acercarme más a Dios.
Leer la Biblia con atención y oración, para conocer mejor a Dios y su voluntad.
Practicar el ayuno y la limosna, para desapegarme de lo material y compartir con los pobres.
Perdonar a las personas que me han ofendido o herido, para liberarme del rencor y vivir en paz.
Participar en alguna obra de caridad o de justicia social, para colaborar con el reino de Dios en el mundo.
Dar testimonio de mi fe con palabras y obras, sin temor al rechazo o a la persecución.
Buscar la justicia y la paz en mi entorno, defendiendo los derechos de los más pobres y oprimidos.
Ser misericordioso con los que sufren, perdonando a los que me ofenden y pidiendo perdón cuando yo ofendo.
Mantener un corazón puro y limpio, evitando el pecado y las tentaciones del mundo.
Practicar la oración, el ayuno y la limosna, como medios para acercarme más a Dios y a los hermanos.
Gracias, hermanos Cristonautas, por permitirme compartir la Lectio Divina del día de hoy. Un abrazo. Dios les bendiga

Acerca de Ramón Pané

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Marcos 9, 38-40

Hola queridos Cristonautas, Les saluda Bibiana Diaz Munar desde Colombia ✍🏻🇨🇴, con alegría les comparto …

Deja una respuesta

× WhatsApp / Cristonautas - Clic aquí