Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 5, 13-16

LECTIO DIVINA
MARTES 11 DE JUNIO 2024
Martes X Semana Tiempo Ordinario

Queridos hermanos,
reciban un fraternal saludo desde Guatemala ✍🏻🇬🇹, soy Eduardo Pineda y compartiré con ustedes la Lectio Divina de hoy.

Invocación al Espíritu

Te pedimos Espíritu Santo que abras nuestra mente y nuestro corazón para que tus Palabras se queden ardiendo en nuestras vidas y puedan llegar como testimonio de tu presencia en nuestros entornos, con amigos, familiares, compañeros de estudio y trabajo.
Amén.

Paso 1. LECTURA. -Evangelio según san Mateo 5, 13-16

Ustedes son la sal de la tierra, pero si la sal pierde su sabor, ¿con qué se salará?, ya no sirve para nada más, sino para ser arrojada fuera y ser pisada por personas que pasan.

Ustedes son la luz del mundo. No se puede esconder una ciudad construida en una colina. Tampoco nadie enciende una lámpara para ponerla debajo de una canasta; sino por el contrario, se coloca en su lugar adecuado para iluminar a todos los que están en la casa. De modo que la luz de ustedes brille para que otros puedan ver las buenas obras que hacen y alaben a su Padre en los cielos.
+ Palabra de Dios

¿QUÉ DICE EL TEXTO?

¿Con quiénes habla Jesús?
¿Cuáles son los elementos de los que habla el texto sagrado?
¿Por qué usa estas imágenes de la sal y la luz?

Paso 2. MEDITACIÓN, ¿QUÉ ME DICE EL TEXTO?

«Todos los bautizados somos discípulos misioneros y estamos llamados a convertirnos en un Evangelio vivo en el mundo, por ello nos pide ser la sal de la tierra: la sal reprime la corrupción/contaminación; Jesús quiere que sus seguidores reprimamos la maldad del mundo; la sal, que también sana heridas. Jesús quiere que sus seguidores participemos en la sanación del mundo, no en la destrucción.
También la sal da sabor a lo que toca, Jesús quiere que renueven el mundo y seamos parte de la Redencion; y llevemos la luz de Cristo a través del testimonio de una caridad genuina.
Jesús quiere que seamos luz que ilumina a cada persona y que permite llevar esa buena luz a tantos que viven en tinieblas y quiza sin sentido…
Los seguidores de Jesús debemos buscar la verdad y desde allí brillar para que otros vean el camino para llegar al encuentro con Jesús. Pero, si los cristianos perdemos sabor y apagamos nuestra presencia de sal y de luz, perdemos la efectividad».
(Ángelus de S.S. Francisco, 9 de febrero de 2014)

Paso 3. ORACIÓN ¿QUÉ LE RESPONDO AL SEÑOR?

Gracias Dios, por darnos la oportunidad de ser sal y luz para nuestra comunidad y hermanos.
Jesús, me llamas a ser la sal y la luz para los demás, esto implica que mi testimonio de vida, palabras y acciones deben ser un reflejo de tu amor, de tu misericordia infinita. Tu gracia es la fuente para la felicidad. Ayúdame, Señor, a guiarme en todo por el Espíritu Santo, para que Él sea quien edifique en mí, al auténtico testigo de tu amor.

Paso 4. CONTEMPLACIÓN ¿CÓMO INTERIORIZO EN MI VIDA?

Dejemos que el Señor nos impresione, en calma y en silencio, dejemos que el ardor de la Palabra anime nuestra vida….
Te pido que medites en la respuesta al Salmo 4, que la liturgia hoy nos ofrece:
Haz brillar sobre nosotros, Señor. La luz de tu rostro.

Paso 5. ACCIÓN

Qué te parece si hacemos un examen de conciencia y tomamos una acción sencilla, concreta que nos permita dar un pequeño paso para ser sal y luz en medio de nuestro mundo. Y así ser testigos de Jesús en nuestra comunidad.

¡Que el señor te bendiga!

Acerca de Ramón Pané

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 5, 38-42

LECTIO DIVINA Lunes 17 de junio Semana 11ª tiempo ordinario Fidias Monroy de Guatemala ✍🏻🇬🇹 …

Deja una respuesta

× WhatsApp / Cristonautas - Clic aquí