Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 5, 17-19

LECTIO DIVINA
DEL MIÉRCOLES 12 JUNIO DE 2024
MIÉRCOLES X SEMANA TIEMPO ORDINARIO
Franklin Conil de Venezuela ✍🏻🇻🇪

INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO:

Espíritu Santo, amor del Padre y del Hijo, esposo de la Santísima Virgen María, inspirados por ti escribieron los escritores sagrados y hablaron los profetas, ilumina nuestra mente e inflama nuestro corazón para que podamos comprender, amar, vivir y enseñar las Sagradas Escrituras, Amén.

LECTURA:
Evangelio según san Mateo 5, 17-19

17 No piensen que llegué para acabar con la Ley de Moisés o las enseñanzas de los Profetas. No vine a terminarlos, sino a darles todo su valor. 18 Les digo ciertamente que mientras dure el cielo y la tierra, no se perderá nada de la Ley, ni la más mínima letra, ni ningún acento hasta que todo se haya cumplido. 19 Por lo tanto, cualquiera que desobedezca el menor mandamiento y enseñe a otros a hacer lo mismo, será considerado el más pequeño en el Reino de los Cielos. Pero quien obedezca la Ley y enseñe a otros a hacer lo mismo, será considerado grande en el Reino de los Cielos.

Nos encontramos leyendo el Sermón de la montaña donde Jesús enseña sobre cómo deben vivir los que desean seguirle y vivir una vida agradable a Dios.
El tema central de este extracto es la importancia de la ley y la plenitud que Jesús viene a darle.
En el Antiguo Testamento, Dios había dado su ley por medio de Moisés en el monte Sinaí, escrita en tablas de piedra. En el Nuevo Testamento, nos da por medio de Jesús, el nuevo Moisés, la plenitud de esta ley en un monte.
La pequeñez o grandeza en el Reino de los cielos dependerá de la observancia y enseñanza o no de esta ley.

MEDITACIÓN:

Nos dice el Señor en este pasaje que, de la ley, nada dejará de cumplirse, ni siquiera una letra o un acento.

Un acento o una letra pueden cambiar el sentido de una palabra. No es lo mismo decir, por ejemplo, sábana que sabana, por eso es de vital importancia poner el punto sobre la I y el acento donde corresponde.

Más que una clase de gramática u ortografía, el Señor quiere hablarnos del sentido más profundo y pleno de sus enseñanzas. En los mandamientos está el camino por el que nos irá bien, tendremos vida y encontraremos la felicidad.

Tal como lo dijo el Señor al pueblo de Israel, hemos de grabarlos en nuestros corazones, repetírselos a nuestros hijos, hablar de ellos en todo momento, lugar y situación, grabarlos en la mano como señal y ponerlos en la mente cómo distintivo, escribirlos en los postes de las puertas y en las entradas de las ciudades (Deuteronomio 6).

Lo sabemos, toda la ley y los profetas se resumen en el mandamiento del amor, de modo que es en el amor donde tenemos que poner acento y énfasis.

Cómo diría san Agustín: “Ama y haz lo que quieras. Si callas, callarás con amor; si gritas, gritarás con amor; si corriges, corregirás con amor; si perdonas, perdonarás con amor. Si tienes el amor arraigado en ti, ninguna otra cosa sino amor serán tus frutos”.

ORACIÓN:

Señor, Dios, Padre nuestro, que dijiste por boca del profeta Jeremías que sellarías una nueva alianza con tu pueblo poniendo tu ley en sus corazones, te pedimos que, por medio de tu Espíritu Santo, nos des un corazón nuevo y un espíritu nuevo para que podamos cumplir tu voluntad, Amén.

CONTEMPLACIÓN:

“Les digo ciertamente que mientras dure el cielo y la tierra, no se perderá nada de la Ley, ni la más mínima letra, ni ningún acento hasta que todo se haya cumplido.”

ACCIÓN:

Te invito leer y meditar durante esta semana el capítulo cinco del evangelio de san Mateo o repasar los diez mandamientos de ley de Dios revisando tu vida a la luz de ellos.

Acerca de Ramón Pané

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 5, 38-42

LECTIO DIVINA Lunes 17 de junio Semana 11ª tiempo ordinario Fidias Monroy de Guatemala ✍🏻🇬🇹 …

Deja una respuesta

× WhatsApp / Cristonautas - Clic aquí