Evangelio del día – Lectio Divina Mateo 6, 1-6. 16-18

Lectio Divina Miércoles, 22 de febrero de 2023

Por Diácono Santiago Molina desde Argentina 🇦🇷

Invocación al Espíritu Santo

Ven, Espíritu Santo,
Amor sobreabundante del Padre y del Hijo,
Aumenta nuestra generosidad;
Aconseja nuestras oraciones;
Alimenta nuestro ayuno;
y diviniza nuestra humanidad.

Lectura del santo Evangelio Según san Evangelio Mateo 6, 1-6. 16-18

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Tengan cuidado de no practicar sus obras de piedad delante de los hombres para que los vean. De lo contrario, no tendrán recompensa con su Padre celestial.

Por lo tanto, cuando des limosna, no lo anuncies con trompeta, como hacen los hipócritas en las sinagogas y por las calles, para que los alaben los hombres. Yo les aseguro que ya recibieron su recompensa. Tú, en cambio, cuando des limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace la derecha, para que tu limosna quede en secreto; y tu Padre, que ve lo secreto, te recompensará.

Cuando ustedes hagan oración, no sean como los hipócritas, a quienes les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas, para que los vea la gente. Yo les aseguro que ya recibieron su recompensa. Tú, en cambio, cuando vayas a orar, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora ante tu Padre, que está allí, en lo secreto; y tu Padre, que ve lo secreto, te recompensará.

Cuando ustedes ayunen, no pongan cara triste, como esos hipócritas que descuidan la apariencia de su rostro, para que la gente note que están ayunando. Yo les aseguro que ya recibieron su recompensa. Tú, en cambio, cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara, para que no sepa la gente que estás ayunando, sino tu Padre, que está en lo secreto; y tu Padre, que ve lo secreto, te recompensará».

1.- LECTURA: ¿Qué dice el texto?

Nos dice que no seamos hipócritas. Esta palabra hipócrita significa “actor”, o sea, el que actúa un papel o rol de otro.
Especialmente que no “actuemos” de manera que intente mostrarnos como buenos o hasta superiores a otros.
Nos habla sobre la limosna, la oración y él ayuno, los tres pilares de nuestra práctica cuaresmal y como podemos usar (utilitarismo) esta ocasión para aparentar ser “santos”.
Por eso es mejor no dejarle saber a nadie que estamos dando limosna o que estamos orando o que estamos ayunando.
Y que la verdadera recompensa no la vamos a encontrar en las “apariencias”, no, la verdadera recompensa es un regalo de Dios al que se convierte a Él.

2.- MEDITACIÓN: ¿Qué me o nos dice Dios en el texto?

El texto nos desafía a buscar la verdadera conversión, a mirarme al espejo y reflexionar si soy un hipócrita.
Especialmente en este Miércoles de Ceniza me hace reflexionar sobre cuál es mi actitud e intención al recibir las cenizas sobre la frente.
Curiosamente, el Miércoles de Ceniza es uno de los días del año litúrgico de mejor asistencia a Misa en todo el año, apesar de que no es día de obligación de ir a Misa.
¿Por qué vamos?
¿Qué me atrae a ir?
¿Cuando voy a recibir las cenizas, voy con la intención de que todos me vean y admiren?
¿Busco una recompensa temporal o mundana?
Ciertamente está perfectamente bien demostrar que somos Católicos y que las cenizas sobre la frente son testimonio de nuestra fe.
Pero, tenemos que tener cuidado de ser coherentes con la manera en que vivimos nuestra fe en la vida diaria, en el trabajo, en nuestras comunidades y nuestras familias.
Y que ese testimonio sea para la gloria de Dios.
También me hace reflexionar sobre cuánto de mi doy a los necesitados.
Y cómo me dejo llevar por la corriente de este mundo.
Me doy cuenta de la gran abundancia del amor de Dios hacia cada uno de nosotros y que, a pesar del sufrimiento, todo lo que soy se lo debo al Señor.

3.- ORACIÓN: ¿Qué le digo o decimos a Dios?

Oh mi Dios, dame la fortaleza y sabiduría para poder luchar contra la tentación de “el que dirán, pensarán, o me darán.”
Humillame cuando me exalto y álzame cuando me rebajo.
Abre mis ojos para ver al necesitado y para ver cuanto te necesito yo, Señor.
Déjame entender que todo viene de Ti, Señor, y que hasta en la pobreza me regalas todo en abundancia.
Ayúdame a ser coherente con mi fe y a vivir con la alegría de saber que mi recompensa eres Tú y no lo que pueda ganarme aquí en el mundo.

4.- CONTEMPLACIÓN: ¿Como interiorizo o interiorizamos la Palabra de Dios?

Nuestro Padre que ve lo secreto, nos recompensará.

5.- ACCION: ¿A qué me o nos comprometemos con Dios?

Me comprometo a hacer de esta cuaresma un tiempo de humildad y devoción, dando limosna al necesitado, aumentando mi oración diaria, y ayunando de mis apegos y adicciones.

Acerca de Ramón Pané

Ver tambíen

Evangelio del día – Lectio Divina Juan 21, 20-25

Lectio Divina Sábado 18 de mayo 2024 Sábado VII Semana de Pascua Desde El Salvador, …

Deja una respuesta

× WhatsApp / Cristonautas - Clic aquí